INICIO de editorial.dca.ulpgc.es

Departamento de Construcción | Escuela de Arquitectura
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria  |  Redacción

www.ulpgc.es www.cda.ulpgc.es

Colecciones

Mapa S

  Boletín dCA

Descargas


Inicio Servicios Técnicos

 S255  Bombas. Hidrocompresores

S2

Fontanería
S25 Rama Bombas. Hidrocompresores.
S251 Rama Bombas centrífugas. Sus componentes.Clases de bombas.
S252 Rama Curva característica, q-h, de una instalación y de una bomba.Altura de elevación de una bomba.
S253 Rama Potencias y rendimiento. Elección de la bomba.
S254 Rama Cavitación. Cálculo de la altura geométrica máxima de aspiración.
S255 Rama Funcionamiento en paralelo y en serie  de las bombas.
S256 Rama Hidrocompresores. Descripción. Variedades básicas.Determinación de sus componentes.
S257 Rama Problemática al caso de varias bombas.
S258 Rama Tipologías usuales de hidrocompresores.
S259 Rama Normativa Autonómica.
S2510 Rama Ejemplo de cálculo.

EXPOSICIÓN:

En la presente ficha se desarrollan los siguientes apartados:

  1. Funcionamiento en paralelo.
  2. Funcionamiento en serie de las bombas. 

1     FUNCIONAMIENTO EN PARALELO DE LAS BOMBAS.

Si el caudal de una sola bomba no fuese suficiente, puede aumentarse el caudal conectando varias bombas en paralelo.  (Ver figura 19).  Sin embargo, no basta multiplicar el caudal de una bomba por el número de ellas, sino que hay que proceder del modo siguiente:  si trabaja solamente la bomba 1, se tiene el punto de funcionamiento B1, si trabaja la bomba 2 solamente, el punto de funcionamiento es el B2.

fig. 19  


Para calcular el punto de funcionamiento del conjunto B es necesario construir primero una curva Q-H común.  La curva característica común se obtiene por adición de los caudales de cada una de las bombas.  Para ello se toman primero sobre el eje de ordenadas varios valores, elegidos arbitrariamente, de alturas de elevación y se llevan estas alturas, por ejemplo H1/H2/H3,  a las curvas de   las bombas 1 y 2. En los puntos de intersección de las alturas H1, H2, H3, con la curva de la bomba 1 se obtienen los caudales correspondientes Q1, Q2, Q3.  Estos caudales se suman ahora simplemente a los caudales obtenidos con la curva de la bomba 2 en los puntos de intersección con las alturas H1, H2, H3.  Los puntos C, D, E así obtenidos se unen entre sí para formar la curva característica común de las bombas 1 y 2.

El punto de intersección de la curva característica de la instalación con la nueva curva característica es el punto de funcionamiento B de las bombas funcionando en paralelo.  La curva característica común comienza en A porque por encima de A la bomba 1 aún no produce elevación.  La figura 20 aclara el cálculo de la curva característica común de dos bombas conectadas en paralelo cuando tienen iguales curvas Q-H.

fig. 20

Se aprecia claramente que el caudal conjunto que se consigue en el punto de funcionamiento B es menor que la suma de los caudales que se obtendrían con cada una de las bombas por sí solas en el punto B1.

2     FUNCIONAMIENTO EN SERIE DE LAS BOMBAS.

Se efectúa la conexión de varias bombas, una a continuación de la otra (conexión en serie) cuando no basta una sola bomba centrífuga para vencer la altura de elevación deseada.  En el funcionamiento en serie se suman las alturas de elevación de cada una de las bombas para el mismo caudal elevado. (Ver figura 21).

 

fig. 21

Para determinar el punto de funcionamiento B para la elevación común, hay que determinar primero la línea Q-H del conjunto.  Esta nueva curva se obtiene sumando las alturas de elevación de cada una de las bombas para un mismo caudal.  La altura de elevación H1 de la bomba 1 para el caudal Q1 se transporta sobre la curva de la bomba 2, y lo mismo se hace con H2, H3, etc.

Los puntos A, C, D, así obtenidos se unen para formar la curva característica común de las bombas 1 y 2.  El punto de intersección de la curva característica de la instalación con la nueva línea Q-H es el punto de funcionamiento B de las bombas centrífugas conectadas en serie.


Actualizado 20/02/08

 ©  Contenido: Juan Carratalá Fuentes y Manuel Roca Suárez