INICIO de editorial.dca.ulpgc.es

Departamento de Construcción | Escuela de Arquitectura
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria  |  Redacción

www.ulpgc.es www.cda.ulpgc.es

Colecciones

Mapa S

  Boletín dCA

Descargas


Inicio Servicios Técnicos

 S250  Bombas Centrífugas. Hidrocompresores

S2

Fontanería
S25 Rama Bombas. Hidrocompresores.
S251 Rama Bombas centrífugas. Sus componentes.Clases de bombas.
S252 Rama Curva característica, q-h, de una instalación y de una bomba.Altura de elevación de una bomba.
S253 Rama Potencias y rendimiento. Elección de la bomba.
S254 Rama Cavitación. Cálculo de la altura geométrica máxima de aspiración.
S255 Rama Funcionamiento en paralelo y en serie  de las bombas.
S256 Rama Hidrocompresores. Descripción. Variedades básicas.Determinación de sus componentes.
S257 Rama Problemática al caso de varias bombas.
S258 Rama Tipologías usuales de hidrocompresores.
S259 Rama Normativa Autonómica.
S2510 Rama Ejemplo de cálculo.

EXPOSICIÓN:

En bombas e hidrocompresores, se desarrollan los siguientes apartados:


FONTANERIA

V.  BOMBAS CENTRÍFUGAS.  HIDROCOMPRESORES.

1       BOMBAS CENTRÍFUGAS. SUS COMPONENTES.

Las bombas centrífugas transforman la energía mecánica -  generalmente de origen eléctrico - en energía hidráulica.  Sus componentes básicos se representan esquemáticamente en la fig. 1.

fig. 1

La energía de un motor hace girar el EJE de la bomba; solidario con él es el RODETE, cuyos álabes aportan la energía cinética al agua que ha llegado al rodete por el TUBO DE ASPIRACION.  La CAJA ESPIRAL transforma parte de la energía cinética en altura piezométrica debido al aumento progresivo de sus secciones y, por tanto, de la pérdida de velocidad inicial del líquido.  El agua sale por el TUBO DE IMPULSION con una determinada energía, en parte cinética y en parte piezométrica.

Muchos modelos tienen un cuerpo, o CORONA DE ALABES FIJOS, entre el rodete y la caja espiral que aumenta el rendimiento de la bomba.

El motor de la bomba se coloca sobre bancada flotante, tal como indica la fig. 2, a fin de evitar la transmisión de vibraciones y mitigar ruidos.

fig. 2

2       CLASES DE BOMBAS.

Existen en el mercado numerosas clases de equipos "motor-bomba" adaptados a las necesidades del trasvase de líquido a realizar.

Los motores se instalan alimentados con corriente monofásica (220 V) ó trifásica (220/380/415/500/660 V) sus revoluciones por minuto oscilan entre 1.400 y 3.000, siendo más revolucionados aquellas que sirven a las bombas con necesidad de mayor altura de impulsión.

Si bien los motores son, en general, eléctricos los motores Diesel tienen gran aplicación - solos o combinarlos con equipos de motores eléctricos - en los grupos de extinción de incendios en previsión de cortes en la electricidad.

Por su parte las bombas adoptan diseños diferentes según su función; así, por ejemplo, las bombas para grandes impulsiones poseen caja con espiral muy acusada y/o corona de alabes fijos, mientras que carecen de tales elementos las que tienen una función puramente circulatoria.

Pasemos a describir escuetamente algunas bombas usadas en Fontanería y Saneamiento.

2.1    Bombas de eje horizontal, flujo radial, de alta presión.

Constituye el tipo de bomba tradicionalmente utilizada en los sistemas de alimentación de agua domiciliaria y para la industria así como en los equipos de riego y de extinción de incendios.

Algunos modelos, como el que se representa en las figs. 3 y 4 tienen doble rodete, duplicando así su caudal; en este caso los álabes impulsores van contrapues­tos a fin de autocompensar el empuje axial.

fig. 3fig. 4

 

 

 

 

FIG. 3

2.2    Bombas multicelulares de eje vertical (fig. 5).

Sustituyen últimamente con ventaja a las bombas horizontales tradicionales; Sobre un eje vertical van montadas varias turbinas (o "stages") con sus correspondientes coronas de álabes fabricadas con Althane, Noryl u otro tipo similar de polímero, lo que las hace notablemente silenciosas pese a ser muy revolucionadas (   3.000 R.P.M.).

fig. 5FIG. 5

2.3    Bombas de sólidos.

Se llaman así aquellas diseñadas para bombear líquidos que contienen partículas sólidas en suspensión, tal que las aguas residuales.

Se caracterizan por tener una caja espiral muy acusada en la que se aloja un robusto rodete. Sus alturas de impulsión son moderadas (5 á 20 m.) así como sus R.P.M. (1.400).

Expliquemos dos tipos muy usados, ambos de eje vertical.

BOMBA CON MOTOR HERMETICO SUMERGIDO (fig. 6)

fig. 6

Dotadas de cable para su recuperación/reparación.  Conectada normalmente a manguera flexible.  Las conexiones eléctricas se realizan en cuadro independizador del motor.

fig. 7

BOMBA CON MOTOR SECO (fig. 7)

Presenta ventajas en cuanto a control y mantenimiento respecto al tipo anterior.  Como contrapartida se exige una cuidada colocación, de modo que la verticalidad del eje garantice su buen funcionamiento.

Ambos tipos van provistos de contactor de boya, que hace arrancar el motor al nivel máximo prefijado para el líquido y que lo detiene al alcanzarse el nivel mínimo.

2.4    Circuladores.

Pequeño equipo de eje horizontal con rotor sumergido característico de las instalaciones de agua caliente sanitaria y que se conecta directamente a las tuberías mediante racor o soldadura (figs. 8 y 9)

fig. 8

fig. 9

 

 

 

 

 

 

 FIG.8  

 

Carece de corona de álabes y sus limitadas prestaciones de caudal y altura están acorde con su estricta función de acelerar el paso del agua en la red.

3       CURVA CARACTERÍSTICA, q-h, DE UNA INSTALACIÓN.

La pérdida de presión o altura que se experimenta en cualquier punto de una instalación viene dada en función del cuadrado de la velocidad del líquido circulante.  Dado que Q = S.v, lo anterior equivale a decir que depende del caudal circulante con una fórmula genérica del tipo  Hp =  j Q2, dónde j es el parámetro que representa las características físicas (diámetros, longitud, materiales, obstáculos, etc.) del trazado.(fig 10).

fig. 10

Se suele llamar CURVA CARACTERÍSTICA de una instalación aquella que, sobre unos ejes coordenados Q-H de caudal y altura, representa las demandas hidrosanitarias de presión y caudal del trazado desde la situación de todos los grifos cerrados hasta la de todos los grifos abiertos.  En dicha curva, evidentemente, estará incluido el punto P correspondiente a la situación de que estén abiertos el máximo número probable de grifos.

fig. 11

Si nos fijamos en la curva la situación P correspondiente al caudal punta Qp (fig. 11), será:

 Hm = Hg + Hr + Hp

siendo, Hm =  altura manométrica o presión total requerida

Hg  =  altura geométrica del punto de agua más desfavorable (dato)

Hr  =  altura o presión residual de uso (dato)      

Hp = altura o presión requerida para vencer las perdidas de carga por rozamiento hasta dicho punto de agua

En fontanería, normalmente, consideraremos sólo la posición P de la instalación, lo que nos dará las correspondientes alturas para un cierto caudal de agua crítico, (caudal punta), olvidándonos del resto de las posiciones o puntos de la curva.  Para otras posiciones u otros puntos de agua la instalación se considerará - en general - sobrada y convenientemente servida.

4       CURVA CARACTERÍSTICA, q-h, DE UNA BOMBA.

Análogamente a lo que ocurre con las instalaciones las características hidraúlicas de una bomba se expresan mediante una curva construida sobre los ejes Q-H de caudal y altura.  Los puntos de dicha curva son obtenidos en fábrica mediante el estrangulamiento de una válvula colocada a la salida de la bomba que simula un cerramiento paulatino de grifos hasta llegar al cierre total. Los caudales y alturas correspondientes a distintas posiciones de la válvula son obtenidos mediante caudalímetros y manómetros, respectivamente.  Por ejemplo en la curva Q-H de la figura 12 la bomba impulsando un caudal de 5 l/seg. lo eleva a 20 ms de altura pero si, por estrangulamiento de la válvula de prueba, reducimos el caudal a 2 l/seg. lo elevará a 50 ms; y si la cerramos completamente el manómetro nos señalará 57 m. de altura.

fig. 12

Representemos ahora simultáneamente la curva demanda de una instalación y la curva característica de una cierta bomba comercial (fig. 13)

fig. 13

La bomba será la adecuada para cubrir las demandas de la instalación cuando la curva de la

bomba "cubra" el punto P de la curva de la instalación.  Al punto B de intersección se le denomina punto de funcionamiento de la bomba; su deter­minación se requiere en las instalaciones contra incendios, como se verá posterior­mente.

5       ALTURA DE ELEVACIÓN DE UNA BOMBA.

La altura total de elevación de una bomba, en cualquiera de los puntos de su curva Q-H, está formada por la altura de aspiración H(a) y la altura de impulsión H(i), (fig. 14).

Ahora bien ambas tienen una componente estática E y una componente dinámica D.  La componente estática del tramo de aspiración es la altura geométrica desde la superficie del líquido hasta el eje de la bomba, mientras que la del tramo de impulsión ha de ser la altura geométrica desde el eje de la bomba hasta el punto de agua más desfavorable.  Por su parte la componente dinámica en el tramo de aspiración ha de ser la presión necesaria para vencer el rozamiento del tramo de aspiración Hg(a), mientras que la componente dinámica del tramo de impulsión ha de ser la presión necesaria para vencer el rozamiento del tramo de impulsión Hg(i) más la presión residual Hr exigible al punto de agua más desfavorable.

Llamando Hg a la altura total de elevación y Hp a la presión total necesaria para vencer las perdidas de carga podemos escribir:

  H = Hg + Hp + Hr

Hg componente dinámica o cinética

Hp + Hr componente estática ó piezométrica

6       POTENCIAS Y RENDIMIENTO.

Llamaremos P1, potencia IN PUT, o "potencia consumida" por una bomba a su gasto energético en la unidad de tiempo.

Llamaremos P2, potencia OUT PUT o "potencia necesaria" aquella que, para cada posición de la curva Q-H, ha de verificarse en el eje de rotación de la bomba.

Llamaremos P3 "potencia desarrollada" o útil aquella que puede medirse traducida en el movimiento del líquido (caudal y altura).

La relación P2/P1= r se llama rendimiento del motor, vale entre 0,6 y 0,85, depende de características puramente eléctricas y es constante para cada modelo de bomba.

La relación entre la potencia desarrollada P3 y la necesaria P2 en cada posición de la curva Q-H se denomina "rendimiento de la bomba" y se representa por la letra h, (h < 1).  En este parámetro, que es función, básicamente, del caudal que mueve la bomba, se incluye, además, la pérdida de potencia que se produce por rozamiento de los cojinetes, la viscosidad del líquido, formación de torbellinos,  pérdidas por ranuras, etc.

fig. 15

Las características Q-H, P1, P2 y   de una bomba se representan en un solo diagrama, tal como se indica en la fig. 15, sobre el que haremos los siguientes comentarios:

 NOTA.-  P3 no se representa sino indirectamente a través de la curva Q-H.

Tampoco es frecuente que se represente P2.

              P2/ P3 (constante)

             h = P3/ P2 (variable)     

Las diferentes curvas "se leen" siempre sobre la vertical Qp a impulsar, la curva Q-H nos dará la altura, P1 y P2 las potencias en kw y h nos dará el rendimiento en %.

Las curvas de las potencias consumida y necesaria crece con el caudal y decrece a partir de un cierto valor del mismo.

El rendimiento h de la bomba es nulo para Q = 0, aumenta con el caudal y decrece a partir de un cierto valor del mismo.

La "potencia desarrollada" para cada valor de Q será 

Para entender la diferencia entre potencia desarrollada y la necesaria baste advertir que sí para caudal cero la primera es nula, la potencia necesaria suele ser importante (40-60% de la máxima).  Se entiende ello considerando que, en caso contrario la columna de agua revertiría a la altura inicial.

7       ELECCIÓN DE LA BOMBA.

7.1    Mediante gráficas y tablas comerciales.

Una vez establecido el punto P de nuestra instalación convendrá escoger una bomba que no solo tenga su curva Q-H lo más cercana posible al punto P, sino que, para el caudal Qp tenga un rendimiento h elevado.

Aparte de las curvas Q-H, P1 y h, las casas comerciales aportan tablas en las que vienen consignados los valores de P1 y P2 correspondientes al caudal máximo.

Ejemplo.-  Necesitamos una bomba de las siguientes prestaciones:

  Q = 6 m3/h, H = 50 ms.

Veamos en el catálogo de la casa ESPA (hoja ANEXA) la bomba MULTI 30-6 compuesta por 6 turbinas en vertical o “stages”.

Su curva Q-H nos da para Q = 6 m3/h una H = 61 ms, lo que cubre nuestras necesidades.

La posición de h  para el caudal demandado es de un 66%, cercano al óptimo.  Veamos también la posición de la curva P1 con una potencia por turbina de 0,38 Kw, que nos daría un gasto teórico total de P1 = 6 x 0,38 = 2,28 Kw.  Comparan­do este valor con P1 de la tabla ó consumo máximo IN PUT, = 2,7 kw, con­sideramos que la "ratio" es aceptable.

La tabla bajo las gráficas nos da los valores máximos OUT PUT, ó P2, de la serie MULTI 30, a la vez que reproduce numéricamente los valores Q-H del gráfico superior.

Para la MULTI 30-6 tenemos P2 = 2,2 kw

La tabla final nos dará, las características eléctricas de los motores, entre las que se incluye un IN PUT, o P3,  máximo de 2,7 kw para  nuestra bomba.

El rendimiento del motor de la MULTI 30.6 será, en consecuencia:

           

7.2    Numéricamente.

Más problemática e inexacta es la elección de la bomba a partir de las fórmulas de la física, que es el sistema que se expone normalmente en los libros de texto.  Veámoslo:

Si elevamos un cierto caudal Q a una altura H, P3 ó "potencia desarrollada" será:

                         En caballos.-            siendo:   Q en l/seg.   y   H en ms.

                          En caballos.-  siendo:   Q en m3/h.  y   H en ms

mientras P2, "potencia necesaria" (OUT PUT) será:

En caballos.         (P3 en caballos)

  En kw .-                 (h, adimensional, <1)

A su vez P1, "potencia consumida" (IN PUT) será :    

                                                        r  < 0.85

                             > 0,6  

Ejemplo.-  Sea el caso anteriormente planteado.  Será:  

                   

y tomando prudentemente h  = 0,5 (50%) tenemos:

                 

  y tomando r   = 0,7

                

A fin de cubrir las incidencias eléctricas (par de arranque, caídas de tensión, etc.) procede elegir una bomba con una potencia máxima un 20% mayor.

              

resultado similar al obtenido mediante gráficas y tablas comerciales

8       CAVITACIÓN.

Durante el funcionamiento de la bomba se establece una depresión en su línea de aspiración.  Si el nivel del agua a aspirar se encuentra por debajo de la bomba, la presión atmosférica actuante sobre la superficie hace, por si sola, subir el agua (fig. 16).  Teóricamente, y salvo rozamientos, podría vencer una altura de 10,33 ms.

fig. 16FIG.16

Sin embargo no se aconseja en ningún caso superar los 8 metros si no queremos que sobrevenga el problema de cavitación del que hablamos a con­tinuación:

El agua, como cualquier líquido, y dependiendo de cada temperatura, posee una tensión de vapor; es decir una tendencia a cambiar al estado gaseoso.

Las partículas de agua pierden su presión atmosférica inicial a medida que se acercan a la bomba; al entrar en los álabes del rodete se produce en el mismo una nueva caída de presión.  Si la presión resultante en algún punto es inferior a la presión de vapor del líquido se forman bolsas de vapor.  Estas burbujas son arrastradas por el flujo y llegan a zonas dónde la presión aumenta; allí se juntan bruscamente y el vapor se vuelve a condensar.  Teniendo en cuenta que al vaporizarse el agua aumenta de volumen 1.700 veces, al condensarse disminuye de volumen en la misma proporción; en los espacios vacíos se precipita el agua que fluye a continuación golpeando contra la superficie de los álabes.  De este modo se ocasionan presiones locales que pueden alcanzar los 1.000 kp/cm2.  El fenómeno, conocido como "aspiración en vacío" o "cavitación" produce el deterioro de la bomba.

9       CÁLCULO DE LA ALTURA GEOMÉTRICA MÁXIMA DE ASPIRACIÓN.

9.1    Altura positiva neta de aspiración (APNA), ó net positive suctión head (NPSH), de una bomba.

Durante la aspiración la propia bomba - tanto por conversión de la presión en energía cinética, como por rozamiento del agua en sus elementos - gasta parte de la presión atmosférica inicial del agua.  Tal pérdida de presión es característica de cada bomba: es mayor en aquellas muy revolucionadas y en las de amplios diámetros de entrada.  Teniendo en cuenta que durante el funcionamiento las pérdidas aumentan con el caudal circulante el fabricante, mediante fórmulas "ad hoc" y ensayos, establece tales pérdidas para los posibles caudales y las incluye en la hoja de características por medio de una curva denominada "Curva de NPSH de la bomba" (fig. 17)

fig. 17

La NPSH, como hemos dicho, depende de la construcción de la bomba y varía con cada posición de la bomba (curva Q-H); tiene el valor mínimo para Q=o y crece fuertemente al aumentar el agua elevada.

Centrándonos ahora en la instalación se trata de averiguar qué presión atmosférica ha de quedar en el proceso íntegro de la aspiración para que no se produzca cavitación.

Refiriéndonos a la fig. 14 de este tema debemos poder escribir:

             Patm - [Hg(a) + Hp(a)] - NSPH > p0. v.

 ó sea     Patm - Hp(a) - NSPH - p0 v > Hg(a)

lo que nos da la altura a que podemos colocar la bomba, siendo:

Patm    =  presión atmosférica del lugar en m.c.a.

Hp(a)     =  pérdidas de carga desde la toma hasta el eje de la bomba en m.c.a.

NSPH   =  valor del parámetro en la posición de la bomba considerada (punto de la curva Q-H) expresada en m.

p0.v.      =  presión de vapor del líquido a la temperatura ambiente

Hg(a)     =  altura máxima de aspiración en m.

Valores para la utilización de ésta fórmula:

Altura

s/el mar (m)

   Patm (m)

 

Temp. del agua

 (0C)

  p0 .v. (m.c.a.)

 

         0 

     10,33

 

        10

       0,125

     1.000

      9,16

 

        20

       0,238

     2.000

      7,95

 

        30

       0,433

     3.000

      7,20

 

        40

       0,752

     4.000

      6,16

 

        50

       1,258

     6.000

      4,72

 

 

 

9.2    Ejemplo.

fig. 18Sea el grupo hidroneumático representado (fig. 18) que sirve a la instalación del ejemplo descrito en el punto 7.1.

DATOS

l1= 5 + 1 = 6 ms

f= 2" 1/2 ACERO                        

1       =  1 x 5         =   5,00 ms

  2      =  2 x 0,43  =    0,86 "

 1       =  1 x 2,14  =    2,14 "

1      =  1 x 1,31  =    1,31 "

                            l2 =    9,31 “

  L = l1 + l2  =  6 + 9,31 = 15,31

Para un caudal de 6 m3/h (= 1,66 l/seg) y f = 2 1/2 " tenemos (v. monograma de Flammant)  J = 0,015 m./m., luego

  *  Hp (a)  =  J x L = 0,015 x 15,31 =  0,23 m

Por otra parte la altura de aspiración será máxima para el algibe vacío

*  Hg(a) =  5 ms.

La edificación se sitúa en Tejeda, G.C (  2.000 m. s/nivel del mar).

*  Patm = 7,95 m

Si suponemos el agua a 20°:

*  p0. v. =  0,238 m.

Bomba ESPA Multi 30.6. Para la situación de la bomba:Q = 6 m3/h, H = 61 m, tenemos:

*  NPSH (v. ábaco del catálogo)  =  1,8

Fórmula:  Patm -  Hp (a) – NSPH – p0.v. > Hg (a)

7,95 - 0,23 - 1,8 - 0,24  =  5,68 > 5

Así pues Hg(a) cumple sobradamente, sin peligro de cavitación

NOTA.-   Las llaves de compuerta se mantendrán completamente abiertas; en caso contrario aumentaría peligrosamente Hp(a).

10     FUNCIONAMIENTO EN PARALELO DE LAS BOMBAS.

Si el caudal de una sola bomba no fuese suficiente, puede aumentarse el caudal conectando varias bombas en paralelo.  (Ver figura 19).  Sin embargo, no basta multiplicar el caudal de una bomba por el número de ellas, sino que hay que proceder del modo siguiente:  si trabaja solamente la bomba 1, se tiene el punto de funcionamiento B1, si trabaja la bomba 2 solamente, el punto de funcionamiento es el B2.

fig. 19

Para calcular el punto de funcionamiento del conjunto B es necesario construir primero una curva Q-H común.  La curva característica común se obtiene por adición de los caudales de cada una de las bombas.  Para ello se toman primero sobre el eje de ordenadas varios valores, elegidos arbitrariamente, de alturas de elevación y se llevan estas alturas, por ejemplo H1/H2/H3,  a las curvas de   las bombas 1 y 2. En los puntos de intersección de las alturas H1, H2, H3, con la curva de la bomba 1 se obtienen los caudales correspondientes Q1, Q2, Q3.  Estos caudales se suman ahora simplemente a los caudales obtenidos con la curva de la bomba 2 en los puntos de intersección con las alturas H1, H2, H3.  Los puntos C, D, E así obtenidos se unen entre sí para formar la curva característica común de las bombas 1 y 2.

El punto de intersección de la curva característica de la instalación con la nueva curva característica es el punto de funcionamiento B de las bombas funcionando en paralelo.  La curva característica común comienza en A porque por encima de A la bomba 1 aún no produce elevación.  La figura 20 aclara el cálculo de la curva característica común de dos bombas conectadas en paralelo cuando tienen iguales curvas Q-H.

fig. 20

Se aprecia claramente que el caudal conjunto que se consigue en el punto de funcionamiento B es menor que la suma de los caudales que se obtendrían con cada una de las bombas por sí solas en el punto B1.

11     FUNCIONAMIENTO EN SERIE DE LAS BOMBAS.

Se efectúa la conexión de varias bombas, una a continuación de la otra (conexión en serie) cuando no basta una sola bomba centrífuga para vencer la altura de elevación deseada.  En el funcionamiento en serie se suman las alturas de elevación de cada una de las bombas para el mismo caudal elevado. (Ver figura 21).

 

fig. 21

Para determinar el punto de funcionamiento B para la elevación común, hay que determinar primero la línea Q-H del conjunto.  Esta nueva curva se obtiene sumando las alturas de elevación de cada una de las bombas para un mismo caudal.  La altura de elevación H1 de la bomba 1 para el caudal Q1 se transporta sobre la curva de la bomba 2, y lo mismo se hace con H2, H3, etc.

Los puntos A, C, D, así obtenidos se unen para formar la curva característica común de las bombas 1 y 2.  El punto de intersección de la curva característica de la instalación con la nueva línea Q-H es el punto de funcionamiento B de las bombas centrífugas conectadas en serie.

12     HIDROCOMPRESORES.  DESCRIPCIÓN.

Un grupo de presión, o hidrocompresor, está compuesto básicamente por un tanque hermético que contiene aire y agua, suministrada ésta última por una o más bombas.  Al ser comprimido el aire transmite la presión al agua que, de este modo, puede llegar a todos los puntos del edificio.

En realidad la bomba, comandada por un presostato, podría suministrar directamente el agua a la presión requerida sin necesidad del tanque pero para ello tendría que arrancar tal número de veces que los contactores eléctricos tendrían muy corta vida.

13     VARIEDADES BÁSICAS.

Existen dos variedades fundamentales de hidrocompresores (fig.22).  En los primeros inicialmente se prepara el tanque insuflando aire a presión mediante un compresor, de modo que el tanque queda a la presión mínima de trabajo (p1).  En los segundos la presión mínima inicial del tanque se alcanza inyectando agua mediante la propia bomba.

En ambos la presión máxima del tanque (p2) se logra bombeando agua.  Una vez alcanzada la presión máxima de trabajo el presostato detiene la bomba; asimismo cuando por el consumo de agua se llega a la presión mínima de trabajo el presostato hace arrancar de nuevo la bomba hasta recuperar la presión máxima; el agua se suministra, pues, al edificio a presiones comprendidas entre una presión máxima y otra mínima, previamente establecidas.

fig. 22

p1 =  presión mínima absoluta de trabajo del hidrocompresor*

p2 =  presión máxima absoluta de trabajo del hidrocompresor*

H  =  altura que debe subir el agua suministrada por la bomba para que pase la presión de p2 a p1

A  =  volumen de agua a consumir por el edificio antes de que vuelva a producirse  un arranque de la bomba

*       Presión manométrica + 1 (Patmosférica = 1)

Como se ve los hidrocompresores con compresores de aire, para una prestación equivalente, ocupan menos volumen que los otros. 

Se suelen instalar hidrocompresores con compresor sólo en los grandes edificios ya que es más costosa su implantación y mantenimiento.

14     DETERMINACIÓN DE SUS COMPONENTES.

14.1  Bombas.

La bomba que forma parte de un hidrocompresor debe ser capaz de hacer frente al caudal máximo que el sistema demanda en un determinado período de tiempo a una presión media, intermedia entre la máxima y la mínima.

14.2  Depósito regulador a presión.

Como ya se ha indicado, la función del depósito a presión es evitar el continuo arranque y parada de la bomba con cualquier gasto que se produzca en la instalación, es decir se trata de limitar la frecuencia o el número de ciclos de arrancada o parada de la bomba, porque es sabido que esta circunstancia influye en el deterioro de los contactores eléctricos del equipo. Por tanto vamos a estudiar las posibles situaciones con que se puede enfrentar el sistema y determinar cuales pueden ser las más desfavorables. Para ello supondremos que la duración de las situaciones hidraúlicas que estudiemos sea igual al tiempo en que midamos la frecuencia del número de arrancadas de la bomba.

Así, si decimos que la frecuencia de arrancadas de la bomba es 10 por hora, querrá decir que el tiempo que suponemos que dura el fenómeno hidráulico estudiado es una hora.  Teniendo en cuenta que la bomba ha de dar respuesta a los mayores consumos de la instalación que duran, además, varios minutos, es claro que nos referimos a una de las horas puntas del edificio.

Tiempo t1 de reposición del Volumen de Reserva A.

Si llamamos A al volumen de agua que representa la diferencia entre el arranque y la parada de la bomba, el tiempo que tarda la bomba en reponer dicho volumen será:

Cuando en la instalación no se produce ningún gasto

                                        

Cuando en la instalación se está produciendo un consumo de agua, una parte del caudal de la bomba va destinado a cubrir dicho gasto y por tanto la expresión anterior quedará

          

Siendo:

                        A = Volumen a reponer en l.

                        Qb= Caudal de la bomba en l./min.

                        Qc= Caudal medio de la instalación en el período T entre  arrancadas.

                        t1= Tiempo en minutos que tarda la bomba en reponer el volumen A.

Tiempo t2 que tarda en consumirse el Volumen A de Reserva

Una vez lleno el depósito, si la instalación tiene un gasto cuyo caudal es Qc, el tiempo t2 que tarda en consumirse el volumen de reserva A será:

                                            

Tiempo T entre arrancadas.

El tiempo total T entre arrancada y arrancada de la bomba será igual a la suma de ambos tiempos t1 y t2 :

T = t1+t2  

Cuanto mayor sea el tiempo total T, menor será la frecuencia de arrancadas de la bomba.

14.3  Valor de T más desfavorable.

Veamos en qué posibles situaciones puede encontrarse la instalación:

a).-       El caudal que se consume en la instalación es mínimo.

Tenemos que

                                                

tiempo t1 que resulta ser mínimo cuando Qc se hace cero, puesto que todo el caudal de la bomba se destina a reponer el volumen A de reserva, quedando la expresión anterior como:

                                             

  Sin embargo con t2 pasa lo contrario, es decir que cuando Qc se acerca a valores cercanos a cero, t2 tiende a infinito:

                                             

Como resulta que el valor T, que nos interesa, es el resultado de la suma de los valores t1 y t2, estamos en un caso favorable respecto a nuestros deseos de que la frecuencia de arrancadas de la bomba sea pequeña.

b).-       El caudal que se consume es máximo, es decir Qc = Qb

Si Qc es máximo, por definición, será igual a Qb, lo cual implica, para valores de Qc cercanos a Qb, que t1 tiende a infinito, según se desprende de la expresión:

                                            

Lo que hace irrelevante el valor de t2, para concluir en que estamos también en un caso favorable, respecto a la frecuencia de arrancadas de la bomba.

c).-       El caudal, que se consume Qc, corresponde a valores e­quivalentes a valores intermedios de Qb.

  c).1.-                                        

                                                   

 Sustituyendo Qc por su valor:

                                             

 Por otra parte tenemos

                                                

Sustituyendo, asimismo, Qc por su valor:

                                                 

Hallando T como suma de t1 y t2 y sustituyéndolos por sus valores en función de A y Qb:  

                                                  

c).2.-                                         

 Volviendo a realizar las mismas sustituciones y operaciones:

                                                                 

Sustituyendo Qc por su valor:

                                                

Por otra parte tenemos

                                                  

 Sustituyendo, asimismo, Qc por su valor:

                                                                 

  Hallando T como suma de t1 y t2 y sustituyéndolos por sus valores en función de A y Qb:

                                                    

                                              

Lo que quiere decir que se obtiene el mismo valor de T para Qc = Qc/4 y para Qc = 3Qb/4

 c).3.                                       

Volviendo a realizar las mismas sustituciones y operaciones:

                                                                                              

Sustituyendo Qc por su valor:

                                                  

De igual manera tenemos

                                                                 

Sustituyendo, asimismo, Qc por su valor:

                                                              

Hallando T como suma de t1 y t2 y sustituyéndolos por sus valores en   función de A y Qb:

                                                           

Lo que representa el valor mínimo de T y por tanto la mayor frecuencia de arrancadas de la bomba, caso más desfavorable para el que debemos calcular la instalación.

Realizando una gráfica donde quede reflejado T, para diferentes valores de Qc y siendo Qc = f(Qb), obtendremos T = f(A,Qb), tal como hemos hecho hasta ahora (fig. 23).

fig. 23

CUADRO DE VALORES PARA Qc = f(Qb)

Qc = f(Qb)

t1

t2

T

0

A/Qb

Infinito

Infinito

Qb/8

8A/7Qb

8A/Qb

64A/7Qb

Qb/4

4A/3Qb

4A/Qb

16A/3Qb

Qb/2

2A/Qb

2A/Qb

4A/Qb

3Qb/4

4A/Qb

4A/Qb

16A/3Qb

7Qb/8

8AQ/Qb

8A/7Qb

64A/7Qb

Qb

Infinito

---

Infinito

14.4  Valor del volumen de reserva A.

Una vez establecido el valor de Qc que resulta más desfavorable, vamos a ver qué volumen total Vt del depósito a presión haría falta para, con dicho caudal, poder mantener el número de arrancadas de la bomba con la frecuencia deseada.

Para ello, vamos a poner el volumen de reserva A en función de valores conocidos como el caudal de la bomba Qb y el valor del número de arrancadas por hora que como máximo ha de admitirse Nc (número de ciclos), para el caso del consumo más desfavorable donde Qc = Qb/2.

Con los siguientes significados:

A =       Volumen en litros de reserva o útil que representa la diferen­cia entre la presión de máxima y la mínima en el depósito a presión y por tanto entre el arranque y la parada de la bomba.

Qb=      Caudal de la bomba en litros/minuto. 

Nc=       Número de ciclos, número arrancadas de la bomba por hora o frecuencia de maniobras que se producen tomando como unidad de tiempo una hora.

Según hemos visto:

                             (1)        T = 4A/Qb

Al propio tiempo por definición:

                                Nc = 60/T

Despejando T tenemos:

                                      (2)        T = 60/Nc

Sustituyendo (2) en (1):

                                      60/Nc = 4A/Qb

Y despejando A de la anterior expresión:

                             (3)        A = 15Qb/Nc

Valor de A que nos será muy útil posteriormente, puesto que nos dá el valor de A en función de valores conocidos o impuestos por nosotros.

14.5  Volumen útil vt del Depósito a presión o Calderín.-

Como ya se ha explicado, en este tipo de instalaciones la bomba introduce agua a presión en el depósito, cuyo nivel sube y va comprimiendo el aire que parcialmente ocupa la parte superior del mismo. Al alcanzarse la presión máxima, previamente seleccionada, un presostato interrumpe el funcionamiento de la bomba. Cuando por el consumo de la instalación, el nivel del agua en el depósito disminuye, la presión también va bajando hasta que llega al mínimo establecido, donde el presostato vuelve a poner en funcionamiento la bomba y se inicia de nuevo el ciclo descrito.

Si consideramos tres momentos de este ciclo (fig. 24).

fig. 24

a).        El depósito esta completamente lleno.

p1 =      Presión máxima absoluta en el depósito cor­respon­diente al volumen v1 de aire.

v1 =       Volumen mínimo de aire en la parte superior del depósito.

b).        El depósito se encuentra lleno hasta el nivel donde tiene su arranque la bomba.

p2=       Presión mínima absoluta en el depósito. Corresponde al volumen v2 de aire.

v2 =       Volumen máximo de aire en la parte superior del depósito.

Hay que resaltar que el volumen útil o de reserva A es igual a la diferencia entre v2 y v1:

  A = v2 - v1

c).        El depósito se encuentra vacío, encontrándose el nivel de agua por encima de los tubos de entrada y salida del agua.

vt =       Volumen del depósito contado desde el nivel mínimo que cubre los tubos de entrada y salida del agua

pt =       Presión absoluta del aire en el depósito correspondiente a vt.

Esta presión puede ser igual a la atmosférica o a una mayor, en el caso que el depósito cuente con una presión inicial aportada mediante compresor.

Si aplicamos la ley de Mariotte, tenemos:

                            p1v1 = p2v2 = ptvt

Por tanto:

                                  (1)        p2v2 = ptvt

                                            y

                                       p1v1 = ptvt , luego       

Por otra parte:

                                         v2 = A + v1

Sustituyendo en (1) los valores antes hallados:

                                   p2(A + v1) = ptvt

 y posteriormente:

                                         

  Operando y despejando vt, obtenemos:

                              (2)       

Esta expresión se transforma en:

                              (I)        

en el caso que el depósito no sea dotado de ninguna presión inicial y por tanto pt sea igual a la atmosférica (1 kg/cm2)

Si al depósito se le dota de una presión inicial equivalente a la presión mínima p2 la expresión (2) queda

                         (II)        vt = Ap1/(p1-p2)

que lógicamente representa un depósito de dimensiones menores (fig. 25).

fig. 25

Por otra parte si sustituimos A por su valor en función de Qb (caudal de la bomba elegida) y de Nc (número de arrancadas de la bomba en una hora), hallados previamente, tenemos que para el caso más desfavorable (cuando Qc = Qb/2):

                                    A = 15Qb/Nc

sustituyendo en (I) y (II), nos quedará:

                                     (I)         vt = 15Qbp1p2/Nc(p1-p2)

                                     (II)        vt = 15Qbp1/Nc(p1-p2)

Si además tenemos en cuenta que en muchos modelos de depósitos los orificios de entrada y salida del agua se encuentran a una determinada altura del fondo de los mismos y que resulta imprescindible que dichos orificios se encuentren siempre por debajo del nivel mínimo del agua, tendremos que el volumen útil vt representa una fracción del volumen total V del calderín. Fracción que puede oscilar entre el 70 y 90 %, que llamaremos K y que permite establecer las siguientes expresiones :

Sin compresión inicial.- pt = 1 atm.

(I)       

Con compresión inicial.- pt = p2    

 (II)     

  V= Volumen total del depósito en 1 m.

= Caudal de la bomba, en l/min.

* = Número de arrancadas de la bomba en la hora punta.  

= Presiones absolutas máximas y mínimas en el tanque, en atmósferas

 

Con valores de K comprendidos entre 0,7 y 0,9.

Llegados a este punto conviene aclarar lo siguiente:

Para poder aplicar la Ley de Mariotte hemos tenido que trabajar con las presiones absolutas del aire encerrado en el calderín, mientras que las presiones en fontanería se expresan en presiones relativas; es decir en aquella magnitud que excede a la presión atmosférica del lugar.  Así pues si se nos da como datos tales presiones relativas (que designaremos como p) en las formulas (I) y (II) serán:

                                    P1 = p1 + 1

                                    P2 = p2 + 1                         

p1, p2, p1 y p2 en atmósferas o kg/cm2    

En  tales  fórmulas  p2 será la presión mínima exigible para la instalación, es  decir:  la  suma  de la  altura  geométrica  desde  el  hidro hasta el punto de agua más desfavorable, más las pérdidas de carga hasta dicho punto, más su presión de servicio.

                                      p2 = Z + å   (R +L  R) + ps                                 

En cuanto al valor de p1, éste se establece ponderadamente, ya que una presión excesiva podría perjudicar la instalación, siendo normales los valores p1 = p2 + 1,5 atmósferas.

15     PROBLEMÁTICA AL CASO DE VARIAS BOMBAS.

Hasta ahora todo el desarrollo teórico que hemos hecho se ha basado en la consideración que el equipo contaba con una sola bomba, aunque conviene recordar la conveniencia de la existencia de una bomba de reserva, para casos de avería, sobre todo cuando la importancia del suministro sea relevante.

15.1  Bombas con funcionamiento "en alternancia".

De la necesidad de la existencia de una bomba de reserva se desprende, como alternativa, que dichas bombas puedan funcionar en régimen de alternancia, lo que significa que cada una de ellas pueda hacer frente al gasto total de la instalación y que representa una serie de ven­tajas entre las que destacan:

1º.- Hace innecesaria la existencia de una bomba de reserva, puesto que caso de avería de una de ellas, mientras dura la reparación, la otra puede hacer frente al gasto de la instalación.

2º.- Tiene la ventaja que todas las bombas funcionan habitualmente, lo que facilita el control del estado de todas ellas, frente al problema de tener una bomba de reserva permanentemente parada, salvo caso de avería.

3º.- Permite una reducción importante del volumen del depósito a presión del hidrocompresor, puesto que, suponiendo dos el número de bombas, a igualdad del tiempo T entre arrancada y arrancada de la misma bomba, permite duplicar el número de ciclos con que pueden entrar en funcionamiento el conjunto y, por tanto, generalizando para n bombas, las expresiones (I) y (II) toman la siguiente forma:

                                   Sin compresión inicial.- pt = 1 atm.

                                              (I)     

                                     Con compresión inicial.- pt = p2

                                              (II)      

siendo:

                              Qb = Q1 = Q2 = Q3 =...caudal de cada bomba instalada.

                               n = número de bombas funcionando en  régimen de alternancia La reducción de v no es proporcional a n pues, como veremos, con más de una bomba en alternancia convendrá mayorar Qb. .

                              NC = número de ciclos de cada bomba.

15.2  Bombas con conexión en paralelo y funcionamiento "en cascada".

Otra modalidad de funcionamiento, cuando se conectan dos o más bombas, es la que permite la entrada en funcionamiento de las bombas según la demanda lo va requiriendo.

Su funcionamiento es el siguiente:

Supongamos que el nivel de agua en el depósito ha alcanzado el mínimo, nivel al que correspondería la presión mínima establecida p2. Si se produce o se está produciendo un consumo en el sistema, entraría a funcionar la primera de las bombas. En caso que a pesar de ello, la presión de mínima siguiera bajando, querría decir que el caudal que se consume es mayor que el que aporta la propia bomba y automáticamente entraría a funcionar la segunda. Si con esta segunda bomba tampoco se recuperase la presión en el depósito, entraría a funcionar la tercera, y así sucesivamente hasta que entrase la última, en cuyo caso, como, al menos, la suma de los caudales de todas las bombas conectadas en paralelo debe ser igual al máximo de los consumos, la presión no debe seguir bajando.

Este sistema tiene una serie de ventajas, entre las que podemos destacar:

1º.- Permite ajustar mejor el rendimiento de las bombas a la curva de consumos que se puedan producir, sobre todo si ésta resulta de difícil pronóstico o muy variable.

2º.- Si bien es cierto que este sistema sigue requiriendo la existencia de una bomba de reserva, la potencia y tamaño de la misma será más pequeño.

3º.- A partir de tres bombas permite una reducción del tamaño del calderín como veremos tras la obtención de las correspondientes fórmulas:

Si como es preceptivo

                                        Qc = Q1+Q2+Q3+...+Qn

siendo n el número de bombas, y cuya suma de caudales sería equivalente al caudal Qb.

                                        Qb = Q1+Q2+Q3+...+Qn

Con lo cual, podremos comparar los valores de T con los correspondientes a si tuviera una sola bomba.

*.-  Dos bombas en cascada.

Realizando las mismas operaciones que se hicieron para determinar el valor más des­favorable de T, cuando estudiamos el caso de una sola bomba, se deduce que éste se produce cuando el consumo es ligeramente superior a Q1 = Qb/2, y arranca la segunda bomba:

                                    

Que resulta ser el mismo valor de T que se tenía con una sola bomba.

*.- Tres bombas en cascada.

Procediendo de igual manera, se deduce que el valor de T más desfavorable se produce cuando el consumo es ligeramente superior a Q1 + Q2 = 2Qb/3, y arranca la tercera bomba:

                                                

*.- Cuatro bombas en cascada.

El valor de T más desfavorable se produce cuando el consumo supera ligeramente  Q1 + Q2 + Q3 = 3/4Qb, y arranca la cuarta bomba:

                                       

*.- N bombas en cascada.

Si generalizamos para n bombas, el valor de T más desfavorable se producirá cuando el consumo sea tal que se requiera el arranque de la enésima bomba y T tomará los siguientes valores:

                                    

Expresión que resulta válida para valores de n iguales o mayores de 2.-

Teniendo en cuenta que:

                                    

Podemos establecer la siguiente igualdad:

                                             

Por tanto:

                                            

De dónde las expresiones (I) y (II) toman la siguiente forma para bombas con funcionamiento en cascada:

Sin compresión inicial.- pt = 1 atm.

                      (I)          

Con compresión inicial.- pt = p2

                     (II)          

 siendo:   Qb = Q1 + Q2 + Q3 + ... suma de los caudales de   las bombas instaladas

               n =    número de bombas funcionando en cascada, para valores de n iguales o mayores de 2.

                Nc =  número de ciclos del conjunto o, lo que es lo mismo, de cada bomba.

16     TIPOLOGIAS USUALES DE HIDROCOMPRESORES.

16.1  De tanques con compresor de aire.

Como se ha visto los tanques servidos por compresor de aire, ó con presión inicial, tienen, para una prestación equivalente, menos volumen que los que carecen de aquel.

Hay que tener en cuenta, además, que en unos y otros el aire presionado se va incorporando en forma de pequeñas burbujas al agua del calderín para ser luego impulsadas a la red; en el caso de tanques con compresor la consiguiente pérdida de presión es repuesta automáticamente.

De todos modos este tipo de grupos solo suele colocarse para grandes instalaciones al ser más costosa su implantación y mantenimiento.

16.2  De tanques con membrana.

A fin de paliar este inconveniente sobre los años 70 se extendió la utilización de depósitos con membranas elásticas separadoras de agua y aire.  Sus frecuentes roturas han llevado a una utilización más moderada actualmente.

16.3  De tanques con inyectores.

Hoy el problema parece resuelto con la incorporación de inyectores que aprovechan la propia fuerza motriz de las bombas para introducir, con cada arrancada, una mezcla de agua-aire que restaura el equilibrio inicial.  La regulación de esta impulsión complementaria de agua se realiza mediante válvula manual en el período de puesta a punto.

Es interesante hacer observar que podemos, en cualquier momento, comprobar el buen funcionamiento del sistema.  Efectivamente si A es el volúmen de agua que se introduce en el tanque con cada arrancada, según 15.5, I (pág. 36), A = Vt  p1 - p2/ p1 x p2  dónde Vt, p1 y  p2  son valores físicos conocidos; así pues tomando el diámetro del tanque deduciremos la altura h que ha de recorrer el nivel del agua en cada arrancada.  Si, a través del visor, observamos que el recorrido es menor de lo calculado será ello señal de que parte del colchón inicial de aire ha ido diluyéndose; los disparos se producirán entonces con gran frecuencia, por lo que habrá que reponer el aire perdido; si fuera necesario incluso vaciando el calderín y procediendo a su recarga mediante la bomba.

En la fig. 26 se ha representado un grupo con inyectores para un chalet.  Nótese que las conexiones se han dispuesto de modo que tanto vivienda como jardín puedan nutrirse bien del aljibe o bien directamente de la red de abasto.  Igualmente se hace ver que en este modelo se han unificados los conductos de entrada y salida de agua del calderín.

 

fig. 26

V.16.4 Grupos de presión según el Código Técnico de la Edificación.

         Todo sistema de sobreelevación estará diseñado de manera que se puedan suministrar zonas del edificio alimentables con presión de red, sin necesidad de la puesta en marcha del grupo.

         Los grupos de presión podrán ser de cualquiera de los siguientes tipos:

a)         convencional, que contará con los siguientes elementos:

I) depósito auxiliar de alimentación, que evite la toma de agua directa por el equipo de bombeo;

II) equipo de bombeo, compuesto como mínimo por dos bombas de iguales prestaciones y funcionamiento alterno, montadas en paralelo;

III) depósitos de presión con membrana, conectados a dispositivos suficientes de valoración de los parámetros de presión de la instalación, para su puesta en marcha y parada automáticas. No se admitirán depósitos sin membrana para evitar la introducción de oxígeno en la red que favorezcan o aceleren fenómenos de corrosión en componentes metálicos  de la instalación;

b)         de accionamiento regulable, que podrá prescindir del depósito auxiliar de alimentación y contará con un variador de frecuencia que accionará las bombas manteniendo constante la presión de salida, independientemente del caudal solicitado o disponible. Una de las bombas mantendrá la parte de caudal necesario para el mantenimiento de la presión necesaria.

 

         El grupo de presión se instalará en un local de uso exclusivo donde también se podrá instalar el sistema de tratamiento de agua, si es el caso. Las dimensiones de dicho local serán capaces de albergar el equipo completo con los suficientes espacios a su alrededor para realizar un mantenimiento adecuado.

16.5  Grupos compactos.

La necesidad de simplificar gastos de montaje ha impulsado a la fabricación de grupos normalizados en los que, sobre una estructura básica, montada sobre depósitos de diferentes capacidades, se acoplan el resto de los componentes tabulados de forma que, en su conjunto, respondan a las diferentes demandas de los edificios más usuales.

Se consigue, por otra parte una importante reducción del volumen ocupado por el grupo facilitando, además al arquitecto prever los espacios necesarios.  Ello elimina la improvisación y/o problemas de montaje frecuentes en las obras.

fig. 27

En la figura 27 se representa uno de estos grupos, cuyos componentes y esquema de funcionamiento coinciden con lo representado en la figura 26 anterior.

17      NORMATIVA AUTONÓMICA.-  ITA 09-Grupos de sobreelevación.

A continuación  se establecen inicialmente las siguientes categorías o tipos de suministros según la normativa autonómica:

Suministro tipo A.-  Su caudal instalado es inferior a 0,6 litros/segundo; corresponde a locales dotados de servicio de agua en la cocina, lavadero y un sanitario.

Suministro tipo B.-  Su caudal instalado es igual o superior a 0,6 l/s., e inferior a 0,9 l/s., corresponde a locales dotados de servicio de agua en la cocina, lavadero y un cuarto de aseo.

Suministro tipo C.-  Su caudal instalado es igual o superior a 1 l/s., e inferior a 1,2 l/s.; corresponde a locales dotados de servicio de agua en la cocina, lavadero y un cuarto de baño completo.

Suministro tipo D.-  Su caudal instalado es igual o superior a 1,5 l/s., e inferior a 1,95 l/s., corresponde a locales dotados de servicio de agua en la cocina, "office", lavadero, un cuarto de baño y otro de aseo.

Suministro tipo E.-  Su caudal instalado es igual o superior a dos l/s., e inferior a 2,65 l/s.; corresponde a locales dotados de servicio de agua en la cocina, "office", lavadero y dos cuartos de baño y otro de aseo.

17.1.  Dimensionamiento.

17.1.1. Caudal de la bomba.

El caudal de la bomba, funcionando en el límite más alto de presión, no será inferior a los valores expresados en la siguiente tabla en litro spor minuto en función del número de suministros que alimenta.

Caudal de la bomba en litros/minuto

Número suministros

Tipo A

Tipo B

Tipo C

Tipo D

Tipo E

 

                   0-10

                 11-20

                 21-30

                 31-50

                 51-75

                 76-100

               101-150

 

25

40

60

90

150

200

250

 

35

60

75

150

220

270

300

 

50

85

110

180

250

290

320

 

60

100

140

220

290

320

----

 

75

125

180

280

320

----

----

Existirá siempre una bomba de reserva de las mismas características que el resto de las existencias.

17.1.2. La presión mínima del agua en el recipiente de presión.

La presión mínima del agua en el recipiente de presión, en metros de columna de agua (m.c.d.a.), se obtendrá añadiendo 15 metros a la altura, en metros sobre la base del recipiente, del techo de la planta más elevada que tenga que alimentar.

17.1.3. Presión máxima del agua en el recipiente de presión.

Presión máxima del agua en el recipiente de presión, será 15 m.c.d.a. superior a la presión mínima definida en el punto V.17.1.2.

17.1.4. Volumen del depósito de presión.

El volumen interior total del depósito en litros será igual o superior al que se determina por aplicación de la siguiente fórmula, en función del caudal de la bomba y presión máxima de agua en el recipiente de presión, multiplicando por el coeficiente K correspondiente al tipo de calderín según el sistema de renovación del gas comprimido empleado.

                                  

V=Volumen interior del calderín en litros.

  =Caudal, en litros / minuto, del conjunto de todas las bombas a la presión de paro según el punto V.17.1.1.

= Presión absoluta de paro en m.c.a.

N = Número de bombas iguales que se instalan (excluida la de reserva).

K = Coeficiente según el tipo de calderín.

            K = 1 cuando existe membrana de separación gas-agua.

            K = 2 cuando la renovación del aire se realiza por medio de compresor.

            K = 3 cuando la renovación del aire se realiza por medio de inyectores.

En aplicación de la anterior fórmula, se puede determinar el volumen del interior del calderín en la siguiente tabla:

 

VOLUMEN INTERIOR DEL CALDERÍN DE PRESIÓN PARA K = 1(litro)

l/min

PRESIÓN MANOMÉTRICA DE PARO (m.c.a)

 

35

40

45

50

55

60

65

70

75

80

85

10

25

35

40

50

60

75

85

90

100

110

125

140

150

180

200

220

250

270

280

290

300

320

28

70

98

113

141

169

211

239

253

281

309

352

394

422

506

563

619

703

759

788

816

844

900

31

78

109

125

156

188

234

266

281

313

344

391

438

469

563

625

688

781

844

875

906

938

1000

34

86

120

138

172

206

258

292

309

344

378

430

481

516

619

688

756

859

928

963

997

1031

1100

38

94

131

150

188

225

281

319

338

375

413

469

525

563

675

750

825

938

1013

1050

1088

1125

1200

41

102

142

163

203

244

305

345

366

406

447

508

569

609

731

813

894

1016

1097

1138

1178

1219

1300

44

109

153

175

219

263

328

372

394

438

481

547

613

659

788

875

963

1094

1181

1225

1269

1313

1400

47

117

164

188

234

281

352

398

422

469

516

586

656

703

844

938

1031

1172

1266

1313

1359

1406

1500

50

125

175

200

250

300

375

425

450

500

550

625

700

750

900

1000

1100

1250

1350

1400

1450

1500

1600

53

133

186

213

266

319

398

452

478

531

584

664

744

797

956

1063

1169

1328

1434

1488

1541

1594

1700

56

141

197

225

281

338

422

478

506

563

619

703

788

844

1013

1125

1238

1406

1519

1575

1631

1688

1800

59

148

208

238

297

356

445

505

534

594

653

742

831

891

1069

1188

1306

1484

1603

1663

1722

1781

1900

Para entrar en la tabla = Caudal de cada una de las bombas iguales, en caso de existir varias de ellas.  

Nota: La mencionada fórmula que figura en ITA, corresponde a la fórmula general expresada en  14.5.II 14.5 Volumen útil vt del depósito a presión o calderín (con compresión inicial), para valores de k = 0´8,    y  .

18.1.5.  Equipo de sobreelevación con velocidad variable.

En el caso de que el equipo de sobreelevación esté dotado de variación de velocidad, éste mantendrá una presión constante a la salida de la bomba; dicha presión de consigna se ajustará al valor medio de las presiones definidas en los apartados V.18.1.1 y V.18.1.2. de esta misma ITA.

Para el adecuado funcionamiento del equipo, en los momentos de bajo consumo, estará equipado de un depósito de  presión cuyo volumen no se determinará según el punto V.18.1.4 sino que como mínimo su volumen en litros será, según el sistema de renovación del gas comprimido, el que se determina en la tabla siguiente:

Coeficiente

Volumen del depósito de presión

K = 1

K = 2

K = 3

200 litros

400 litros

600 litros

18     EJEMPLO DE CÁLCULO.        

Resumamos el tema con un ejemplo en el que, por los distintos procedimientos, establecemos el valor de los componentes en un caso concreto.

DATOS.

Edificio de 24 viviendas con cocina, lavadero, baño y aseo.  Sin fluxores.

Instalar 2 bombas en alternancia + 1 de reserva.

Número de ciclos de c/u = 20

Presión mínima de servicio,  p2 = 35 m.c.a.

* A)  CALCULO DE Qb.

  Primer procedimiento (en base a Qp).

            Cocina    1 ap. ............    0,2 l/seg.

 

            Lavadero 1 ap. ............    0,2   "

 

            Baño        4 ap.  ............  0,6   "

 

            Aseo        3 ap.  ............  0,4   "

                                                 

                            9 ap.             1,4 l/seg.

  En 24 viviendas, Q = 24 x 1,4 = 33,6 l/seg. = 2.016 l/min.

Coeficiente de simultaneidad :        

Si adoptamos kp = 0,068 :

                                                    Qp = 0,068 x 2,016 = 137 l/min

2º Procedimiento (en base a ITA) NBA.

Cada vivienda tiene un caudal instalado ( ) de 1,4 l/seg., lo que corresponde a suministros tipo D.

  Según tabla, para 24 viviendas:            

3 Procedimiento (en base a NBE).

  -  24 suministros tipo C

Según tabla del artº 1.6.1.1                 

* B)   CALCULO DE V.

  p2 = Z + (R + R) + ps = 35 m.c.a.        p2 =  3,5 + 1 = 4,5 atm.

tomando P1 - P2 = 1,5 atm,          P1 =  6 atm.

Adoptemos Qb = 137 l/min  y   K = 0,9

·   I (Sin compresión inicial):       

·   II (Con compresión inicial):     

·   N.B.A: Según tablas del artº 1.6.1.4.

M = 60

n = 24

V = 60 x 24 = 1.440 litros  

  ·   N.B.A.-I.T.A. 

Para k = 3 (con inyectores):

                                     

Para k = 2  (con compresor):

                                     

  Para k = 1  (con membrana):

 *                                 


Actualizado 20/02/08

 ©  Contenido: Juan Carratalá Fuentes y Manuel Roca Suárez