INICIO de editorial.dca.ulpgc.es

Departamento de Construcción | Escuela de Arquitectura
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria  |  Redacción

www.ulpgc.es www.cda.ulpgc.es

Colecciones

Mapa S

  Boletín dCA

Descargas


Inicio Servicios Técnicos

 S165  Arquetas y albañales de cimentación. Sótanos
S1 Saneamiento
S16 Esquemas y recomendaciones
S161 Introducción y análisis preliminar
S162 Figuras, aplicaciones y características (edificios de 1 a 5 plantas)
S163 Figuras, aplicaciones y características (edificios de 10 a 20 plantas)
S164 Recogida de pluviales
S165 Arquetas y albañales de cimentación. Sótanos
S166 Cuartos húmedos
S167 Prefabricados
S168 Algunas propuestas
EXPOSICIÓN.

  ARQUETAS Y ALBAÑALES EN CIMENTACIONES.

Se procurará la interdependencia entre el sistema de cimentación y el saneamiento.  Para ello:

         Evitar colocar arquetas sobre las zapatas o su zona de influencia (fig. 7).

         Una muy buena solución para mitigar en la red los efectos de los asientos del edificio es practicar una entrega elástica del bajante a la arqueta, mediante contratubo y relleno de masilla asfáltica.

         Cuando sea inevitable atravesar una viga riostra prever con la mayor precisión posible la situación del correspondiente contratubo, el cual no deberá interferir nunca las armaduras principales (fig. 8).


         En caso de cimentación en losa continua, las arquetas y albañales habrán de quedar siempre sobre la misma; protéjase entonces el conducto contra impactos en todo su recorrido, aconsejándose a tal efecto utilizar tubo de PVC y forrarlo, a modo de viga, con hormigón ligeramente armado.  Cuando no se disponga de altura suficiente para superponer al conducto así forrado 20 cms. de árido bien apisonado habrá que armar la solera en evitación de grietas en el pavimento (fig. 9).

             

         En general, la ejecución de desagües en connivencia con las cimentaciones ha de ser muy cuidadosa.  En tales casos resulta siempre recomendable utilizar conductos de la máxima garantía y practicar juntas elásticas en los encuentros de la red con arquetas y pozos para que no se produzcan fugas con motivos de asientos de uno u otro sistema.

 

 SOTANOS.

En sótanos, aparte de cuidar la impermeabilidad de muros y soleras, se aconseja la disposición de un adecuado drenaje exterior y la colocación de un conducto de recogida en su base.  Utilícese tubo de arcilla porosa ("Porosit") o de polietileno mallado; en su defecto ranúrese adecuadamente un tubo normal de PVC (fig. 10).  Se le dará una pendiente > 1% y se conducirán las aguas al alcantarillado de la parcela o del edificio.

El sistema de muros pantalla no hace posible la colocación de drenajes exteriores, ni el deseable control de obras.  Así pues, una vez repasado el intradós del muro de sus inevitables protuberancias y selladas las juntas de construcción, procede realizar el drenaje interiormente mediante cámara ventilada y un conducto, de las características expresadas, al pie de la misma (fig. 11).

 


Actualizado 20/02/08

 ©  Contenido: Juan Carratalá Fuentes y Manuel Roca Suárez