INICIO de editorial.dca.ulpgc.es

Departamento de Construcción | Escuela de Arquitectura
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria  |  Redacción

www.ulpgc.es www.cda.ulpgc.es

Colecciones

Mapa S

  Boletín dCA

Descargas


Inicio Servicios Técnicos

 S164  Recogida de pluviales
S1 Saneamiento
S16 Esquemas y recomendaciones
S161 Introducción y análisis preliminar
S162 Figuras, aplicaciones y características (edificios de 1 a 5 plantas)
S163 Figuras, aplicaciones y características (edificios de 10 a 20 plantas)
S164 Recogida de pluviales
S165 Arquetas y albañales de cimentación. Sótanos
S166 Cuartos húmedos
S167 Prefabricados
S168 Algunas propuestas
EXPOSICIÓN.

La Norma Básica de la Edificación, "Cubiertas con Materiales Bituminosos" (NBE, QB-90), no deja claro las limitaciones sobre las medidas de los "paños de recogida" en función del material o la solución constructiva a adoptar para la impermeabilización.  Por su parte las N.T.E establecen, para las cubiertas planas, limitaciones que consideramos excesivamente restrictivas.  De cualquier manera recomendamos su detenida lectura, en que quedan claramente diferenciados los criterios constructivos y de diseño de las "Azoteas Transitables (N.T.E., QAT, 1973) y las "Azoteas no transitables" (N.T.E., QAN, 1973).

Por nuestra parte haremos una serie de recomendaciones que plasmamos en la fig. 1, dónde se croquiza un edificio simétrico: en la mitad izquierda se representa la cubierta y en la mitad derecha el techo de la última planta con su estructura y desvíos de desagües.

- No sobrecargar la estructura con gruesos excesivos de encascado.  Una longitud "a" mayor de 7 ms significa, con pendiente del 2%, sobrecargas de más de 200 kg/m2.

 


Teniendo en cuenta que los paños de recogida tienen la impermeabilización soldada en sus bordes a la base, así como su alto coeficiente de dilatación propone­mos:

-  Que los paños de recogida no superen los 100 m2.

- Que en dichos paños no sea b > 3 c, a fin de no propiciar dilataciones-contracciones en un solo sentido.

Otras cuestiones a considerar son:

- Evitar puntos conflictivos en las recogidas de aguas, alejando las limas hoyas de los pretiles.

- Procurar que cazoletas, desvíos y bajantes no interfieran elementos estructurales tales como capiteles (en forjados reticulares), vigas y nervios de borde.

En las figs 2 y 3 siguientes se detallan algunas de las cuestio­nes enunciadas anteriormente.

Un tema que merece atención es el del desagüe de terrazas y balcones hacia el interior, del que damos una solución con una sola pendiente y un canal de recogida (fig. 4).

En grandes terrazas transitables es frecuente que la recogida de aguas se efectúe bajo el pavimento; éste se coloca horizontalmente - bien ranurado o bien con juntas abiertas - mediante reguladores de altura.  Actualmente se comercializan tales soluciones registrables, evitándose así su problemática confección artesanal.

En las figs. 5 y 6 se representan soluciones a cubiertas no planas que pasan por el establecimiento de canalones de recogida, para las que el plomo se muestra como un excelente material.

Como recomendación genérica se ha de partir de la base, para cualquier tipo de edificio, que sus juntas de dilatación han de coincidir con limas tesas en la cubierta.


Actualizado 20/02/08

 ©  Contenido: Juan Carratalá Fuentes y Manuel Roca Suárez