INICIO de editorial.dca.ulpgc.es

Departamento de Construcción | Escuela de Arquitectura
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria  |  Redacción

www.ulpgc.es www.cda.ulpgc.es

Colecciones

Mapa S

  Boletín dCA

Descargas


Inicio Servicios Técnicos

 S152   Método empírico: exposición, tablas y ábacos.
S1 Saneamiento
S15 Cálculo de redes
S151 Introducción. Método racional
S152 Método empírico: exposición, tablas y ábacos
S153 Normas tecnológicas españolas

EXPOSICIÓN

1   Aguas usadas.  Unidad de descarga.

Hemos ya expuesto la justificación y filosofía del método empírico, tan acorde con el carácter sajón.  Los resultados de los cuidados y numerosos ensayos realizados por el "Bureau of Standards" han sido publicados por el U.S. Department of Commerce, dando lugar a irreprochables instalaciones.

Su base operativa se basa en prescindir de los teóricos caudales circulantes expresados en ls/seg e introducir el concepto patrón de Unidad de Descarga (U.D.)

Unidad de Descarga.-  Es el efluente que aporta a la red la utilización normal de un lavabo doméstico provisto de válvula y sifón de 30 mm de diámetro equivalente, aproximadamente a 28 litros por minuto, una vez cada 20 minutos.

Las aportaciones de los diferentes aparatos, así como su frecuencia de utilización, se compara con la de este aparato patrón y se establecen así las unidades de descarga de cada tramo de la instalación.

A partir del nº de unidades de descarga se tabulan los diámetros recomendables teniendo en cuenta el oportuno decreciente coeficiente de simultaneidad.

2       Aguas Pluviales. Para las aguas de lluvia se aportan tablas que dan directamente los diámetros de los canalones y bajantes en función de la superficie de recogida y del índice máximo de pluviosidad, Im, de la comarca.

3       Sistema separativo y unitario.

Como hemos dicho el sistema sajón impone bajantes indepen­dientes de aguas fecales y de aguas pluviales.

En el caso de que el alcantarillado público sea unitario y, por tanto, lo hayan de ser colectores y/o albañales, existen ábacos y tablas de doble entrada que consideran para tales conductos las U.D. y los m2 de superficie de recogida de patios y azoteas.

TABLAS Y ABACOS. INSTRUCCIONES DE USO.

4       Aguas usadas.

En las páginas siguientes se establecen las tablas para el cálculo de las secciones de los conductos en función de las U.D. que transportan y de la pendiente de los mismos (cuadros 1,2,3 y 4).

A notar que en el cuadro 3, correspondiente a BAJANTES, se acotan, además - tal como hablábamos en el Tema I - las máximas unidades de descarga admisibles por planta o "intervalos de entronque".  Igualmente se acotan las longitudes máximas de los bajantes para los diámetros que se señalan.

A comprobar en todos los casos que la pendiente en los tramos horizontales es la adecuada (cuadro 5).

5       Aguas pluviales.

Las tablas que se aportan (6 y 7) suponen una precipitación patrón en 5 minutos con Im = 100.  Para otros Im = 100 :

6    Aguas mixtas.

6.1  En bajantes.

Insistimos en que las tablas americanas no contemplan la existencia de bajantes mixtos.  En caso de que - de acuerdo con lo que permiten los países de nuestro entorno -utilicemos bajantes mixtos, deberemos transformar mediante el ábaco 8.1 el caudal que supondría los M2 de cálculo saneados en U.D. para sumarlas a las que aportan al bajante los distintos aparatos sanitarios.

No es aceptable extender esta técnica a los colecto­res mixtos que, en el método empírico, tiene su ábaco específico.

6.2  En colectores.

El ábaco 8.2 es de doble entrada : en función de las U.D. y de los M2 de recogida para un Im = 100.  Para otros  Im, como dijimos, se tomará como superficie de cálculo la resultante de multiplicar la real por Im/100. Este ábaco puede también utilizarse para colectores separativos (solo aguas usadas, o solo aguas pluviales) tomando M2 = 0, ó U.D. = 0, respectivamente.

6.3   Aporte de aguas de bombeo.

Cuando a un bajante o colector acometen aguas provinentes de bombeo (por ejemplo de un sótano), se transformarán los l/seg. aportados por la bomba en U.D. mediante el ábaco 8.3.

7    Ventilación.

Por último (cuadros 9, 10, y 11) se tabulan las secciones recomendadas de ventilación para aparatos y grupos de aparatos (ventilación terciaria) así como para bajantes (ventilación secundaria).  Como se aprecia esta última viene dada no solo en función del 0 del bajante sino también de su longitud.

Aguas usadas
Aguas usadas

Colectores
Bajantes mixtos 
 

Colectores mixtos

Ventilación


Actualizado 20/02/08

 ©  Contenido: Juan Carratalá Fuentes y Manuel Roca Suárez