INICIO de editorial.dca.ulpgc.es

Departamento de Construcción | Escuela de Arquitectura
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria  |  Redacción

www.ulpgc.es www.cda.ulpgc.es

Colecciones

Mapa S

  Boletín dCA

Descargas


Inicio Servicios Técnicos

 S121  Introducción. Plomo
S1 Saneamiento
S12 Materiales y sujeción a obra
S121 Introducción. Plomo
S122 Gres y plásticos
S123 Fundición
S124 Fibro-cemento
S125 Resumen de sistemas de uniones y sujeción a obra
EXPOSICIÓN.

La industria de la construcción está introduciendo continuamente nuevos materiales tendentes al abaratamiento y seguridad de las instalaciones de saneamiento.

Por ejemplo, la técnica artesanal del plomo, que daba nombre a un oficio y a un gremio - "plomería" y "plomeros" ha cedido ante el empuje de la utilización del P.V.C. en los desagües de los edificios.

No obstante cada uno de ellos tiene sus ventajas e inconvenientes frente a los otros, correspondiendo al proyectista la decisión del material a utilizar, decisión que, en la práctica, depende fundamentalmente de los productos disponibles en plaza y la tecnología que las empresas instaladoras puedan, con garantías, poner al servicio del buen resultado final.


Dicho esto pasemos a enumerarlos partiendo de los más tradicionales, indicando sus características, ventajas e inconvenientes y describiendo las técnicas de sus uniones y puesta en obra.

1.-     PLOMO.

Es un material que prácticamente no se utiliza en este momento, aunque a continuación   se   verán   cuales   son   sus   características,   uniones   y   las precauciones de su puesta en obra.

1.1.-     Características.

Material obtenido de primera fusión, con una pureza del 99,95% y espesor uniforme, según Norma UNE 37201, comercializado en forma de planchas, tubos en rollos de hasta 10 ms, sifones, cuerpo de botes sifónicos, etc.  Su adecuada puesta en obra requiere un trabajo artesano de alta cualificación y, por tanto, cada vez menos competitivo.  Da lugar a excelentes instalaciones por su versatilidad, seguridad en sus uniones, e insonoridad ante la caída y paso del agua.

Como   inconveniente   hay   que   indicar   que   es  atacable  por  cales  y  cementos, (circunstancia a tener en cuenta en su puesta en obra) así como por ácidos orgánicos.

Resulta  casi insustituible para soluciones  "difíciles"  y encuentros  "críticos"  tanto en azoteas  planas  como  en  cubiertas   (canalones internos,   encuentros de  pared  y faldones, juntas de dilatación etc.)

Las N.T.E. en su capítulo "Instalaciones de Solubridad. Saneamiento" (ISS) establece las características exigibles a los tubos de plomo, según su función.

TUBOS PARA DESAGUES Y DERIVACIONES.

d: diámetro interior en mm

25

30

35

40

50

60

e: espesor mínimo  en mm

2,5

2,5

2,5

3

3

3,5

 TUBOS PARA MANGUETONES.

d: diámetro interior en mm

60

70

80

100

125

-

e: espesor mínimo  en mm

2

2

2

2

2,5

-

 

1.2.-     Uniones. figs. 1 y 2

Para los empalmes se bisela el macho y se abocarda la hembra.  La unión se remata con la "suelda", compuesta por un 66-67% de plomo y un 33-34% de estaño.

En las figs. 1 y 2 se representan los casos más usuales.

Para las uniones a otros materiales de la red (salidas de inodoros, acometidas a bajantes etc.) se refuerza el extremo del tubo soldándole un manguito de latón o cobre, denominado "virola".

1.3.-  Precauciones de puesta en obra. En el caso de instalaciones empotradas, y dado que es atacable por cales y cementos, se protegerá con una capa de betún o de lino y yeso antes de proceder al llenado de las rozas.

 

 


Actualizado 20/02/08

 ©  Contenido: Juan Carratalá Fuentes y Manuel Roca Suárez