INICIO de editorial.dca.ulpgc.es

Departamento de Construcción | Escuela de Arquitectura
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria  |  Redacción

www.ulpgc.es www.cda.ulpgc.es

Colecciones

Mapa S

  Boletín dCA

Descargas


Inicio Servicios Técnicos

 S120  Materiales y sujeción a obra
S1 Saneamiento
S12 Materiales y sujeción a obra
S121 Introducción. Plomo
S122 Gres y plásticos
S123 Fundición
S124 Fibro-cemento
S125 Resumen de sistemas de uniones y sujeción a obra
EXPOSICIÓN.

En materiales y sujeción a obra, se desarrollan los siguientes apartados:

  1. Introducción. Plomo

  2. Gres y plásticos

  3. Fundición.

  4. Fibro cemento    

  5. Resumen de sistemas de uniones y sujeción a obra  

 

SANEAMIENTO

II.- MATERIALES DE LAS REDES DE DESAGÜES EN LOS EDIFICIOS.

--------------------------------------------------------

INTRODUCCION.

La industria de la construcción está introduciendo continuamente nuevos materiales tendentes al abaratamiento y seguridad de las instalaciones de saneamiento.

Por ejemplo, la técnica artesanal del plomo, que daba nombre a un oficio y a un gremio - "plomería" y "plomeros" ha cedido ante el empuje de la utilización del P.V.C. en los desagües de los edificios.

No obstante cada uno de ellos tiene sus ventajas e inconvenientes frente a los otros, correspondiendo al proyectista la decisión del material a utilizar, decisión que, en la práctica, depende fundamentalmente de los productos disponibles en plaza y la tecnología que las empresas instaladoras puedan, con garantías, poner al servicio del buen resultado final.

Dicho esto pasemos a enumerarlos partiendo de los más tradicionales, indicando sus características, ventajas e inconvenientes y describiendo las técnicas de sus uniones y puesta en obra.  

1.-     PLOMO.

Es un material que prácticamente no se utiliza en este momento, aunque a continuación   se   verán   cuales   son   sus   características,   uniones   y   las precauciones de su puesta en obra.

1.1.-     Características.

Material obtenido de primera fusión, con una pureza del 99,95% y espesor uniforme, según Norma UNE 37201, comercializado en forma de planchas, tubos en rollos de hasta 10 ms, sifones, cuerpo de botes sifónicos, etc.  Su adecuada puesta en obra requiere un trabajo artesano de alta cualificación y, por tanto, cada vez menos competiti­vo.  Da lugar a excelentes instalacio­nes por su versatili­dad, seguri­dad en sus uniones, e insonoridad ante la caída y paso del agua.

Como   inconveniente   hay   que   indicar   que   es  atacable  por  cales  y  cementos, (circunstancia a tener en cuenta en su puesta en obra) así como por ácidos orgánicos.

Resulta  casi insustituible para soluciones  "difíciles"  y encuentros  "críticos"  tanto en azoteas  planas  como  en  cubiertas   (canalones internos,   encuentros de  pared  y faldones, juntas de dilatación etc.)

Las N.T.E. en su capítulo "Instalaciones de Solubridad. Saneamiento" (ISS) establece las características exigibles a los tubos de plomo, según su función.

 TUBOS PARA DESAGUES Y DERIVACIONES.

d: diámetro interior en mm

25

30

35

40

50

60

e: espesor mínimo  en mm

2,5

2,5

2,5

3

3

3,5

 TUBOS PARA MANGUETONES.

d: diámetro interior en mm

60

70

80

100

125

-

e: espesor mínimo  en mm

2

2

2

2

2,5

-

1.2.-     Uniones. figs. 1 y 2

Para los empalmes se bisela el macho y se abocarda la hembra.  La unión se remata con la "suelda", compuesta por un 66-67% de plomo y un 33-34% de estaño.

En las figs. 1 y 2 se representan los casos más usuales.

Para las uniones a otros materiales de la red (salidas de inodoros, acometidas a bajantes etc.) se refuerza el extremo del tubo soldándole un manguito de latón o cobre, denominado "virola".

1.3.-  Precauciones de puesta en obra.En el caso de instalaciones empotradas, y dado que es atacable por cales y cementos, se protegerá con una capa de betún o de lino y yeso antes de proceder al llenado de las rozas.

2.-  GRES y PLASTICOS.

2.1-  GRES.

2.1.1- Características.

Tubos de pasta cerámica figulítica seleccionada y mejorada con adición de cuarzos y feldespatos para su cocción hasta la vitrificación.  Se recubren interior y exteriormente de un vidriado, obtenido de barro ferruginoso y manganésico, de color oscuro y brillante.

A pesar de ser impermeable, inatacable e inalte­rable ha entrado en desuso por su fragilidad y el gran número de juntas necesarias, dada la corta longitud de los tubos.  No obstante se impone su empleo en la evacuación de aguas residuales corrosivas (tintorerías, laboratorios, etc.) así como en colectores-sustituyendo a los hormigones y amianto cementos - en terrenos ácidos o selenitosos.  

 

2.1.2-     Uniones.

Las uniones entre piezas se realizan conforme se indica en la fig. 3, favorecidas por la existencia de estrías en el interior de la copa. fig. 3

2.1.3-     Precauciones de puesta en obra.

Dada su fragilidad los ramales de aparatos deberán efectuarse bajo una solera resistente, armada o de adecuado espesor.

En caso de colectores enterrados remitimos a las protecciones que se indicarán para las tuberías de amianto cemento.

 a)TUBOS DE GRES. Medidas corrientes

d: diámetro   interior en mm.

 60

 80

 100

 125

 150

e: espesor aproximado de paredes­    en mm

 15

 15

  16

  16

  17

2.2-        PLASTICOS.

2.2.1-     Naturaleza de los plásticos.

Los plásticos pertenecen a la familia de los compuestos poliméricos, cuyas moléculas están constituidas por grupos monómeros, que se repiten pluralmente, y grupos terminales.  El número de veces que se repite el grupo monómero se denomina grado de polimerización del compues­to.

Existen tres clases fundamentales de polímeros:

a)    Plastómeros, dónde las cadenas están dispuestas sin orden.

b)    Elastómeros, dónde las cadenas se extienden linealmente aún cuando formen retículas.

c)   Fibras, dónde las cadenas están ordenadas para­lelamente.

Los compuestos utilizados para la fabricación de las tuberías y piezas de las conducciones de agua pertenecen a la clase de las plastómeros en su variedad termoplástica, o sea la de aquellos que, tras reblandecerse por la acción del calor, recuperan, al enfriarse, sus caracterís­ticas organolépticas.

2.2.2-     Clases y descripción de los plásticos utilizados en las redes de desagües.

2.2.2.1.-  Policloruro de vinilo   (PVC).

2.2.2.1.1.- Características.

                            - Monómero:    

                      - Fórmula   :    CH2  =  CHCl

Las piezas para saneamiento se fabrican mediante extrusión o inyección y en su calidad rígida.  

-  Tubos.-  Sus características y comportamientos exigibles están regulados por las Normas UNE 1329 y UNE 1401.  Entre las condiciones a cumplir citamos el grado de reblandecimiento VICAT que ha de ser > 790 C.

Existen 2 clases de tubos :

-           Serie "F", utilizables para ventilaciones de redes, ciertas aguas usadas (manguetones de inodoro) y pluviales.

-           Serie "C", utilizables para todo tipo de aguas usadas, tanto en ramales como en bajantes y colectores.

Un tubo de PVC rígido se designará por las siglas PVC seguidas de dos números : el primero, ó diámetro nominal (D.N) indica su diámetro exterior, y el segundo su espesor.  Una letra indica el tipo y la referencia a la Norma UNE a la que esta sujeto.

Ejemplo :  Tubo PVC 50 x 3,2 C.

Remitimos a los ensayos que han de superar, de acuerdo a las Normas  UNE 1401, SERIE F (agua fría) y UNE 1329, SERIE C (agua caliente), entre los que desta­camos el de "choque térmico", consistente en pasar agua fría (200C) y agua caliente (75 / 20) 0C en la serie "F" y (93 / 20) 0C en la serie "C") 1.500 veces a través de un "árbol" patrón, midiendo posteriormente las flechas y comprobando su estanqueidad.

Accesorios.-  Fabricados, mediante inyección en molde, de PVC exento de plastificante, denominado también "POLI".

Las Normas  (UNE EN  1 329-1:1999;  UNE ENV 1 329-2:2002;  UNE EN  1 401-1:1998;  UNE ENV 1 401-2:2001;  UNE ENV 1 401-3:2002;  UNE EN  1 453-1:2000;  UNE ENV 1 453-2:2001.), establecen las características y ensayos a superar, destacando entre ellos el realizado con aire a presión para garantizar la estanqueidad de sus juntas.

Los accesorios se designan análogamente a los tubos, haciendo notar que los diámetros nominales que se citan corresponde al de los tubos a los que sirven.

Propiedades.-  Ligero, barato y, actualmente, con multitud de accesorios y piezas especiales que facilita un rápido montaje, dafigs. 4 y 5 lugar a excelentes y seguras instalaciones de Saneamiento.

Hay que tener en cuenta su alto coeficiente de dilatación térmica lineal (8.10-5 X 0C-1), así como que se hace preciso consultar las tablas de resistencia a los agentes químicos en caso de evacuaciones no estrictamente residenciales.  Un aspecto generalmente olvidado es su sonoridad al impacto y rozamiento, fenómeno que se acusa particularmente en las instalaciones colgadas por lo que, consecuentemente, hay que recurrir a aislamientos acústicos en forma de mantas o coquillas.

2.2.2.1.2.- Uniones.

Existen dos clases de uniones:  la encolada o rígida y la elástica.  Esta última se ejecuta mediante junta de goma alojada en anillo preformado en la copa o en manguito supletorio (fig.4 y 5).  Las uniones con otros materiales se realizan de acuerdo con el cuadro resumen de la última página.

2.2.2.1.3.-  Precauciones de puesta en obra.

Se centran prácticamente en considerar su alta dilatabilidad en relación con el resto de los materiales de la edificación:

En los ramales por paredes se procurará su instalación entre 2 hojas, o, en caso contrario, su adecuado aislamiento de los recubrimientos superficiales.  En caso de ir suspendidos no se tomarán precauciones especiales.

En cualquier caso se colocarán dilatadores entre cada dos puntos fijos a las distancias máximas que se citan, según el tipo de conducto y, por tanto, del salto térmico previsible.

Ramales    :  2 m.

Bajantes   :  3 m.

            Colectores :  6 m.

Como precaución complementaria hay que preservar la instalación de la exposición al sol, ya que los rayos ultravioletas afectan negativamente al PVC.

2.2.2.2.-   POLIETILENO (P.E).

2.2.2.2.1.- Características.                

- Monómero:               

                          

                               - Fórmula   :    CH2  =  CH2

Es un plastómero incoloro y flexible atacable por el oxígeno en presencia de la luz, por lo que suele comercializarse con adición de negro de carbo­no.  En fontanería y saneamiento se utiliza la variedad denominada de "alta densidad" obtenido por el procedimiento Ziegler (Premio Nobel).

Resiste perfectamente el agua caliente, incluso hirviendo.  Aunque su campo propio es el de la fontanería se fabrican tubos para conectar los rebosaderos de los aparatos a las válvulas de los desagües, dada su flexibilidad.

Muy alto coeficiente de dilatación térmica lineal (1,5.10-4 x 0C-1). Sus determinaciones mínimas están regula­das por las Normas  UNE ENV 1 519 -1:2000  y  UNE ENV 1 519-2:2002.

2.2.2.2.2- Uniones. 

Si bien admite el encolado las uniones con otros plastómeros suele ejecutarse mediante juntas elásticas y racores de presión.

2.2.2.3.-   POLIPROPILENO COPOLIMERO (P.P).

2.2.2.3.1.- Características.

                         - Monómero:    

                        - Fórmula   :    CH2  =  CH - CH3

Su grado de reblandecimiento VICAT llega a superar los 1500 C a la presión de 100 kgs/cm2.

Plastómero gris o blanco idóneo para los tramos iniciales de las instalaciones (válvulas, sifones, etc.), dada su mayor resistencia al impacto y al calor.

Sus determinaciones mínimas se regulan por las Normas UNE EN  1 451-1:1999  Y  UNE ENV 1 451-2:2002.

2.2.2.3.2.- Uniones.

No admite encolado, por lo que sus empalmes, así como las uniones con otros materiales, se realizan mediante junta elástica y racor de presión.

2.2.3.-     Formas, dimensiones y características de los tubos, accesorios y piezas de plástico.

Dada la creciente variedad de propuestas de los distintos fabricantes intentar aquí una recopilación resultaría fútil, por lo que remitimos a los extensos catálogos comerciales al uso.

3.         FUNDICION.

3.1.-     Características.

Acero fundido obtenido en horno Martín-Siemens.  Algo quebradizo y con gran resis­tencia mecánica al impacto y a la abrasión (tenacidad).  Presenta igualmente muy notable resistencia a la corrosión.

Se consigue con los tubos de fundición excelentes instalaciones por lo que constituye desde hace un siglo el material más usado en los países anglosajones.  En España su utilización es reducida por su alto precio en relación con otras técnicas y escasa tradición artesanal.

Cabe distinguir dos clases de instalaciones las de tubos tradicionales y los de tubos ligeros.

a)  Tubos tradicionales o pesados.

Acero fundido de contenido medio de carbono, (0,5% aproximadamente) y espesores de 5,5 mm aproximadamente, obtenidos por colada en moldes verticales.

b)  Tubos modernos o ligeros.

Acero fundido de alto contenido de carbono (3,5 aproxima­damente) y espesores de 3,5 mm. aproximadamente.  Para su fabricación se combina simultáneamente el sistema de colada con el de centrifugación, lo que garantiza su compacidad.  Posteriormente el producto se "recuece", con lo que, si bien disminuye su dureza, aumenta su límite elástico y se suprimen las tensiones internas iniciales de fabricación.

Normalmente se presentan revestidos interior y exteriormente con productos para mejorar su resistencia a la corrosión.

3.2.-  Uniones.

a)         En tubos tradicionales sus             empalmes, a cordón y enchufe, se             realizan conforme indica la fig.6.  Las uniones con otros materiales se realiza - mediante sus piezas especiales - con técnicas similares.

 

fig. 6

b)        Tubos ligeros.-  Pueden venir provistos de copa, en cuyo caso las uniones se realizan como la de los tubos tradicionales.  Actualmente se van introduciendo nuevas técnicas de ensamblaje - más rápidas y seguras - para tubos rectos y sin copas, tanto para tramos de escasa pendiente como para bajantes.

Se indica en la fig. 8 el tipo de junto utilizadas por la casa "METALLIT" para los casos normales, y en la fig. 9 la utilizada para edificios de altura superior a 50 m.  En la fig. 10 se expone el proceso de montaje de esta última.

Las determinaciones mínimas de los tubos de fundición y de los comportamientos de los siste­mas de uniones vienen reguladas fundamentalmente por las Normas  UNE EN 598:1996  y  UNE EN 877:2000,  complementadas por la Norma  UNE 545:2002.

 

figs. 7, 8, 9 y 10

3.3.-     Precauciones de puesta en obra.

Su coeficiente de dilatación moderado (1,12 . 10-5 x 0C-1) hace innecesarias precauciones especiales con respecto a otros materiales de la obra.

En los tramos a empotrar - y en caso de que las piezas no vengan ya protegidas de fábrica - procede aplicarles previamente un revestimiento protector a base de asfalto o minio.

3.4.-     Formas, dimensiones y características de los tubos, accesorios y piezas de fundición.

Fundición Tradicional.-  V. Rubio Requena "Instalaciones Sanitarias", Ed. 1973 pag. 88. y Brigaux-Garrigon "Fontanería e Instalaciones Sanitarias, Ed. 1976. pag. 544 y siguientes.

Fundición ligera.-  V. Brigaux Garrigon, obra citada, pag. 543 y catálogos comerciales.

4.-        FIBRO CEMENTO.

4.1.-     Características.

Los tubos de fibrocemento, según la Norma  UNE EN 588-1:1997, deben estar constituidos esencialmente por cemento o un silicato de calcio formado por una reacción química de un material silíceo con otro calcáreo reforzado con fibras. El cemento debe corresponder a las exigencias de las normas nacionales de los Miembros de CEN o a la Norma ENV 197-1.

En esta norma se incluyen dos tipos de tubos de cemento reforzados por fibras:

-      Tipo AT (Tecnología con Amianto) para los productos cuya formulación contiene amianto de crisotilo.

-      Tipo NT (Tecnología sin Amianto) para los productos reforzados con otras fibras y que no contengan amianto.

En el caso de los tubos del tipo AT, se deberán satisfacer todos los requisitos de esta norma. En el caso de los tubos del tipo NT, se deberán satisfacer todos los requisitos de esta norma y, además, se demostrará técnicamente, que el producto conserva sus propiedades de funcionamiento a largo plazo.

Existen dos clases de amianto :  Crisólito, de color blanco y crocidólito, de color azul, de menor resistencia al fuego y a la tracción que el anterior.

Asimismo se fabrican 3 clases de tuberías :

a)    Tuberías de presión, fabricadas mediante arrollamientos y prensados sucesivos sobre mandril de acero de supercemento y capas enterizas de amianto crisólito de 0,2 mm. de espesor que abarca la totalidad de la longitud del tubo.  Si bien existe gran variedad de timbraje resisten hasta 20 atmósferas.  En saneamiento de edificios se emplea para la red de colectores colgadas, aparte de su utilización para conducciones de agua.

b)    Tuberías DRENA, fabricadas mediante arrollamiento y prensado sobre mandril de acero de capas sucesivas de supercemento y fibras seleccionadas de amianto; llevan incorporada copa para empalmes de piezas en uno de sus extremos y se utilizan exclusivamente en bajantes.

Por el procedimiento de moldeo a presión se fabrican las piezas especiales para injertos.

c)    Tuberías "ligeras",  fabricadas con procedimiento similar al anterior, pero con menores exigencias en la selección de los materiales y proceso de prensado.

En saneamiento se utiliza exclusivamente como ventilación secundaria, pues no es impermeable.

Las Normas españolas que regulan las determina­ciones mínimas de los tubos de fibro-cemento son las siguientes :

-          UNE EN 588-1:1997,  para fibrocemento sanitario.

-          UNE EN 512:1995  y UNE EN 512/A1:2002,  para fibrocemento de presión.

Hasta la irrupción masiva del PVC el amianto cemento ha constituido la solución generalizada para la evacuación en bajantes y colectores.

 

4.2.-     Uniones. fig. 11

a)   Uniones en bajantes.-  Dada la fragilidad del material y de las copas en particular, las uniones habrán de ser siempre elásticas, para lo que se seguirá el siguiente procedimiento:

Colocada la "gafa" bajo la copa, apóyese sobre ella el enchufe marcando sobre el mismo el ras de la copa; a continuación súbase aquel 5 mm, estableciendo así la holgura necesaria (fig.11).

Para la ejecución de la junta puede utilizarse un anillo tórico de caucho, como en los bajantes de fundición, ó bien proceder de la siguiente manera (fig. 12).

-   Píntese la copa con minio.

-   Con ayuda de una regla de madera sitúese la estopada.

-   Colóquese el cordón de mastic encima y calientese la copa con un soplete de gasolina, a fin de que vaya bajando e impregnando la copa.

-   Déjese enfriar y rematese con un mortero débil (mejor de cal) que proteja al mastic de los rayos U.V.

fig. 12

Las uniones con otros materiales se ejecutarán de modo similar.  Usualmente acometen a los injertos de amianto cemento

 manguetones y ramales de plomo, que deberán ser reforzados siempre con manguitos de latón ("virolas").

figs. 13, 14 y 15

b)  Uniones en colectores.-  Los empalmes y uniones de los tubos de presión entre sí o con los de otros materiales se ejecutará en colectores suspendidos mediantla llamada junta GIBAULT, cuyos componentes se describen en las fig. 13, 14 y 15.

4.3.-  Formas, dimensiones y características de los tubos accesorios y piezas de amianto-cemento.

Remitimos a las N.T.E., ISS-4 y ISS-5 o a los catálogos de las casas comerciales.

5.-      RESUMEN DE SISTEMAS DE UNIONES Y SUJECIÓN A OBRA.

En los cuadros de doble entrada que siguen resumimos los sistemas de empalme y unión  usuales entre los materiales de desagüe.

 

 

I

II

III

IV

V

VI

VII

VIII

IX

 

PLO­MO

GRES

 PVC

  PE

  PP

FUNDICION CON COPA 

FUNDICION SIN COPA

FIBRO CEMENTO SANITARIO

FIBRO CEMENTO DE PRESION

  a

PLOMO

   2

1 + 3

 

 

 

1 + 4

1 + 8

1 + 4

1 + 8

  b

GRES

 

3 | 5

 

 

 

3 | 5

  8

3 | 5

  8

  c

PVC

 

 

5 | 7

  6

  6

1 + 5

1 + 8

1 + 5

1 + 8

  d

P E

 

 

  6

6|7|8

  7

 

 

 

 

  e

P P

 

 

  6

  6

  6

 

 

 

 

  f

FUNDICION CON COPA

 

 

 

 

 

3|4|5

  8

3 | 5

   8

  g

FUNDICION SIN COPA

 

 

 

 

 

 

  8

 

   8

  h

FIBRO CEM. SANITARIO

 

 

 

 

 

3 | 5

  8

 3 | 5

   8

  i

FIBRO CEM. DE PRESION

 

 

 

 

 

 

 

 

   8

 

 

 

Utilización del Cuadro.-  Siguiendo el sentido de circulación del líquido, se entra con el material de las líneas a) a i) y se busca/n la/s clave/s bajo las columnas I) a IX), según sea el material con el que hay que continuar o injertar.  En la hoja siguiente se describen las claves 1 a 8 recomendadas.          

 

 

 

     C L A V E

                        D  E  S  C  R  I  P  C  I  O  N

         1

  Virola

  (o refuerzo)

 Material base

 Refuerzo

  Soldadura

 

 

 Plomo

 Cobre

  Latón

  Estaño

Plomo

 

 

 PVC

 PVC

  Cola

          2

  Sueldas de plomo y estaño

  *  *  *

          3

  Estopa y mastic bituminoso o asfáltico a calentar

  *

          4

  Cuerda embreada y plomo derretido

  *  *

          5

  Anillo de caucho

  *

          6

  Preformado de caucho y racor de presión

  *

          7

  Encolado

  *  *  *

          8

  Juntas especiales (Gibault, Emallit, etc.)

  *

    *    ............      Junta elástica

    **   ............      Junta semirígida    

    ***  ............      Junta rígida  

Un tema a veces marginado de los tratados al uso es el de los sistemas de sujeción de las redes de  desagües, es decir la introducción de las mismas como un elemento constructivo más de lo que es el edificio, considerado éste como un conjunto.

En este aspecto las técnicas van siempre por delante de  lo  que  puede  ser la experiencia, y más cuando las redes, en general, llegan  a  constituir,  en las nuevas tendencias arquitectónicas, un elemento semántico  más en el lenguaje formal y espacial.

De  cualquier   manera  los principios  tecnológicos que determinan  las  soluciones  correctas  no pueden ser en ningún caso  traicionados,   y   ésta  va  a  ser  la filosofía que confor­me este tema, lo que  no será   óbice para   la exposición  de algunas  técnicas  específicas  de    casas   comerciales,   por   representar  adecuadas soluciones  a los problemas concretos que se presentan en la edificación.

5.1.-     CONSIDERACIONES CONSTRUCTIVAS.

Los aspectos básicos a tener en cuenta para la adopción del sistema de sujeción adecuado son, los siguientes :

a)         Resistencia mecánica en sí y a la flexión, bajo el peso del agua circulante, del conducto considerado.

b)        Resistencia a la tracción y/ o esfuerzo cortante del material soporte.

c)         Diferencias de dilatación entre el conducto y el material soporte y, en su caso, con el material de recubrimiento; diferencias, que se acrecientan por el paso, en el primero, de agua a altas temperaturas.

d)        Incompatibilidad del conducto con los materiales de recubrimiento al uso.

Dicho esto pasemos a describir sobre las correspondientes figuras las diferentes soluciones a adoptar.  Por razones de método las expondremos según conciernan a ramales, bajantes y colectores suspendidos.

5.2.-     ABRAZADERAS.  TIPOS Y SEPARACIONES

5.2.1.- En desagües, Manguetones y Derivaciones.

Los ramales pueden ir empotrados, en cámaras o bien colgados.

Cualquiera que sea el material se interpondrá un manguito de caucho entre la pieza de sujeción y el tubo para facilitar su dilatación con respecto a la obra (figs. 16 y 17).

La separación entre abrazaderas responderá tanto al material instalado como a su diámetro.

Caso especial constituyen los manguetones de plomo dado su limitado espesor de pared.

Remitimos a los cuadros, así como a las figuras que los acompañan.

figs. 16 y 17

 

 

5.2.2.-  En colectores.

Un sistema de sujeción clásico a adoptar es el que se indica en la fig. 18.

Nótese el doble anclaje al soporte así como la barra horizontal de estabilización sobre la generatriz superior del conducto.  Se señalan en un cuadro las separaciones recomendadas entre abrazaderas.  En la fi­gura que lo acompaña se hace ver la buena practica constructiva que consiste en situarlas, en cualquier caso, a los lados de los empalmes y - sobre todo - de los injertos de los bajantes.

fig. 18

5.2.3.- En bajantes.fig. 19

Remitimos a la fig. 19.

Las tuercas de las abrazaderas bajo las capas deben apretarse hasta percibir una cierta presión.  Por el contrario la(s) abrazadera(s) intermedias deben tener un mínimo de holgura.

 

 

5.2.4.-  Nuevas soluciones.

A título de ejemplo se representan en las figs. 20, 21 y 22 las soluciones que, para tuberías de fundición ligera, aporta la casa PONT-A-MOUSSON, conducentes a conseguir mayor rapidez - y, por tanto, economía - en los montajes.

figs. 20, 21 y 22

5.3.-PROBLEMAS CON EL MATERIAL DE RECUBRIMIENTO EN LOS  RAMALES EMPOTRADOS.

Los ramales de materiales plásticos, dado su alto coeficiente de dilatación, puestos en contacto directo con enfoscados o enlucidos, pueden producir fisuras y desprendimientos de alicatados.  Por su parte los ramales de plomo son atacables por los enfoscados que constituyen la base  de un correcto alicatado.

Así pues, en los sectores en que los ramales hayan de ir sujetos a paredes se recomienda una de estas dos soluciones:

a)  Llevar los conductos entre dos tabiques con un mínimo de holgura.

b)  Realizar una roza profunda y aislar el conducto en todo su recorrido mediante una coquilla sobre la que se aplicarán directamente las abrazaderas.  Constructivamente ello exige la utilización de paredes al menos de 1/2 asta.

 

5.4.-     SISTEMAS DE FIJACION DE LAS ABRAZADERAS.

El sistema de fijación de las abrazaderas a la obra constituye frecuentemente un aspecto descuidado que puede, sin embargo, tener consecuencias importantes, incluso para la seguridad del edificio.  Así por ejemplo, no es improbable encontrarse con abrazaderas que han sido fijadas mediante el disparo de un perno a una vigueta y la consiguiente fisuración de la misma.  O, también pesados colectores suspendidos mediante simples tacos de nylon a las ligeras paredes de una bovedilla de hormigón aireado.

Sin pretender ser exhaustivo en el tema, procede sin embargo establecer las siguientes reglas básicas.

a)         Proscribir los anclajes practicados mediante el empotramiento de garras, siempre que el material base tenga una función estructural.

b)        Solicitar de las casas comerciales el tipo de anclaje adecuado para cada material así como la especificación de las resistencias admisibles a tracción y cizallamiento puestas en relación con la resistencia del material base.

c)         Practicar los anclajes mediante disparo o taladro en las superficies de hormigón teniendo en cuenta lo siguiente :

-  En el caso de losas emplear la técnica del disparo, eligiendo siempre pernos de moderado diámetro y penetración.  Utilizar pernos con arandela previa de plástico que, al quedar presionada entre la arandela metálica y el hormigón contribuirá al sellado perimetral del orificio.  No es recomendable, sin embargo, utilizar esta técnica en los nervios de los forjados reticulares.

- En el caso de vigas planas practicar taladramiento previo y aplicación de espárrago y tornillo.  De este modo, a la vez que se  evitan posibles fisuras incontroladas producibles por las técnicas de disparo, se podrá detectar la presencia de un redondo de la armadura; en tal caso se trasladará el lugar del taladro y se sellará el practicado anteriormente con resinas de epoxi.  Una práctica correcta incluye la limpieza mediante aire del agujero del taladro y la aplicación de resina antes  de introducir el espárrago.  En todos los casos se evitarán las zonas de máximos momentos flectores y, sobre todo, practicar los tala­dros a menos de 10 cms. del borde de las vigas.

-  La técnica anterior puede usarse en el caso de soportes, si bien éstos deberán ser de escasa cuantía de hierro y utilizando siempre las caras de menor armado.  No se recomienda este procedimiento en caso de soportes esbeltos y/o muy armados debiéndose, en tal caso, recurrir a la fijación de las abrazaderas a collarines metálicos.

-  Siempre deberá desecharse la práctica de taladros en vigas de canto por razones fácilmente comprensibles según lo expuesto.

En las figuras que siguen se reproducen algunas soluciones que aporta la casa HILTI para los casos más frecuentes en la práctica, dónde pueden apreciarse (figs. 21 y 24) soluciones "tipo paraguas" que, con buen criterio, se van imponiendo frente a otras menos seguras y más  destructivas.

figs. 23, 24, 25, 26 y 27


Actualizado 20/02/08

 ©  Contenido: Juan Carratalá Fuentes y Manuel Roca Suárez