editorial.dca.ulpgc.es

Departamento de Construcción Arq.  |  Escuela de Arquitectura
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria   |   Redacción

www.ulpgc.es www.cda.ulpgc.es

Colecciones

Mapa IU

  Boletín dCA

Descarga / FTP


LAU52

 LAU85 Alumbrado vial
AO Rama Asignaturas Optativas
LAU Rama Luminotecnia Arquitectónica y Urbana.
LAU8  Trabajos.
LAU81  Ambiente e iluminación.
LAU82 Gestión del brillo.
LAU83 Iluminación de la vegetación.
LAU84 Confort visual.
LAU85 Alumbrado vial.
LAU86 Alumbrado deportivo
LAU87 Alumbrado de emergencia

 

El ALUMBRADO VIAL

El alumbrado vial se orienta hacia la iluminación de las vías urbanas que rodean el exterior de las edificaciones.

Los cometidos del alumbrado vial son los siguientes:

  • Garantizar el control del tráfico rodado y de la  circulación peatonal para que se den unas condiciones mínimas de seguridad.


  • Proteger a las personas que deambulan por las aceras y los paseos peatonales frente a actos delictivos.

  • Proteger a las propiedades de la delincuencia.

  • Favorecer la orientación visual (posibilitando la visualización y localización de los objetos dentro de los escenarios iluminados).

  • Contribuir a mejorar la estética nocturna urbana.

Fuente propia: la contaminación por refracción depende de la altura de los puntos de luz. Aeropuerto de Mazo. La Palma.Fuente propia: Punto de luz. Alumbrado ambiental de paseo peatonal. Los Cancajos. La Palma.El alumbrado de exteriores mal planificado propicia:

  • La potenciación del vandalismo.

  • La generación de ambientes nocturnos antiestéticos e incómodos.

Fiabilidad visual.

El primer requisito del alumbrado público, el de la seguridad, viene determinado por la "fiabilidad visual" de los usuarios de las vías.

La capacidad que se tiene para percibir cuando se está ante una situación conflictiva procesando la información visual remitida por un escenario urbano bien iluminado, se puede definir como "fiabilidad visual".

La fiabilidad visual depende de:

  • El rendimiento visual.

  • La comodidad visual.

  • La orientación visual.

El rendimiento visual y la comodidad visual están muy influenciados por el espectro de emisión de las lámparas.

El rendimiento visual de un conductor se puede establecer en función deConsultar Manual de Alumbrado Philips. Ed. Paraninfo. Madrid. 1976:

  • La distancia de visión que depende de la LMed., y del color de la luz de la lámpara. La distancia de visión es mayor en las lámparas de vapor de sodio que en las de mercurio. Las lámparas de vapor de sodio de baja presión propician:

  1. Mayor agudeza visual (otras lámparas tienen que incrementar 1,5 veces los valores de luminancia para proporcionar niveles equivalentes).

  2. Mayor rapidez de percepción

  3. Menor deslumbramiento molesto.

  4. Menor tiempo de recuperación frente al deslumbramiento.

  • El poder revelador o probabilidad de visón, es el porcentaje de objetos que podemos distinguir en un instante sobre cualquier punto de la calzada. El poder revelador viene condicionado por la LMed, la UO y el incremento de umbral (TI) .

  • El comportamiento de reacción que depende de la LMed., del contraste (C), de la uniformidad longitudinal (U1) y de la separación entre luminarias.

  • La detección del movimiento que depende de la LMed.. A mayor LMed., menor tiempo de detección.Iluminación de curva en tunel.

La comodidad visual facilita la concentración del conductor y por lo tanto contribuye a disminuir la tasa de accidentes (en torno al 30%).

La comodidad visual está influenciada porConsultar Manual de Alumbrado Philips. Ed. Paraninfo. Madrid. 1976:

  • Los niveles de luminancia media (LMed).

  • La uniformidad longitudinal (U1).

  • El deslumbramiento molesto evaluado por el índice de control de deslumbramiento (G).

Consultar: Dieter Prinz. Planificación y configuración urbana. Ediciones Gustavo Gili. S.A. México. D.F. 1984Consultar: Dieter Prinz. Planificación y configuración urbana. Ediciones Gustavo Gili. S.A. México. D.F. 1984La orientación visual nocturna se consigue ubicando los puntos de luz en disposiciones que permitan a los conductores formarse imágenes inmediatas del escenario donde se encuentran. La identificación del curso de las vías, la dirección a seguir, las distancias a recorrer, la velocidad que a de mantener, etc., son datos a tener en cuenta para evitar maniobras incorrectas.

En la orientación visual conviene tener en cuenta lo siguiente:

  • En las autovías de varios carriles con setos centrales, los puntos de luz deben ubicarse en estos setos.

  • En las curvas, los puntos de luz deben colocarse en el lado exterior.

  • Para facilitar la identificación de vías de diferente jerarquía se puede recurrir a lámparas que ofrezcan diferentes colores de luz.:

  1. Vapor de sodio de alta presión para la vías principales.

  2. Vapor de sodio de baja presión para las autovías y autopistas.

  3. Lámparas incandescentes para vías peatonales.

Fuente propia: Luminarias de haz recortado. Barlovento. La PalmaEl alumbrado público también debe garantizar la seguridad ciudadana propiciando niveles de LMed., suficientes como para poder percibir con claridad el rostro de viandantes a 4 m de distancia.

Cuando los niveles de LMed., son los adecuados pueden registrarse descensos de criminalidad del orden del 50 al 80 %.

El reconocimiento facial se establece en función de la Iluminancia semicilíndrica a la altura del rostro (1.5 m) y del incremento de umbral (TI).

Sustentación de los puntos de luz.

La sustentación de los puntos de luz, en alumbrado público, se puede resolver de los siguientes modosConsultar NTE - IEE: Alumbrado exterior

  • Sustentación por cables: Es un sistema poco utilizado, ya que tiene dificultades de fijación de las luminarias (el viento las mueve con facilidad), propicia la circulación por el medio de la calzada y el deslumbramientoConsultar Vittorio RE. Iluminación Externa. Marcombo Boixareu Editores.Barcelona.1979.

  • Fijación sobre báculos o postes con brazo: Es el sistema más utilizado, sobre todo en calzadas y aceras muy anchas, edificación baja (donde no es posible el uso de brazos murales)Consultar Vittorio RE. Iluminación Externa. Marcombo Boixareu Editores.Barcelona.1979

  • Fijación de brazos murales: Es un sistema muy económico, que es utilizado en calles de tipo medio, muy buena para el tráfico, solo se puede emplear cuando los edificios tienen alturas superiores a los 7m, no entorpece la circulación de peatonesConsultar Vittorio RE. Iluminación Externa. Marcombo Boixareu Editores.Barcelona.1979

Fuente propia: Punto de luz con brazo y poste. Los Cancajos. La Palma.Fuente propia: Disposición unilateral de puntos de luz. Los Llanos de Aridane. La Palma.

Ubicación de los puntos de luz.

En el diseño de alumbrado vial interesa definir con precisión donde deben ser emplazados los puntos de luz, para que el alumbrado mantenga unas adecuadas condiciones de calidad.

Cuando nos enfrentamos al problema de ubicar los puntos de luz en un alumbrado público tenemos que resolver cuestiones como las que a continuación se reseñan:

  • La sustentación de los puntos de luz.

  • La altura de los puntos de luz: La altura de los puntos de luz tiene una gran importancia sobre la calidad de la iluminación y sobre el coste de esta.

Cuando situamos los puntos de luz a gran altura se nos presentan las siguientes ventajas:

  • Mejor distribución de luminancias sobre la calzada.

  • Menor deslumbramiento, esto nos permite instalar lámparas de mayor potencia luminosa por puntos de luz.

  • Mayor separación entre puntos de luz, con lo cual conseguiremos reducir el número de unidades luminosas y por lo tanto también reduciremos los costes totales de la instalación.

Asimismo este hecho (el de elevar los puntos de luz), causa los siguientes problemas:

  • Notoria dificultad en el mantenimiento y por lo tanto apreciable incremento en los costes de mantenimiento.

  • Disminución del factor de utilización (gran parte de flujo luminoso emitido incide fuera de las calzadas (produciendo luz intrusa).

Consultar: Pedro María Rubio Requena. Instalaciones Urbanas. La calidad del alumbrado público se establece en función de su:

  • Capacidad para lograr un reparto adecuado de luminancias sobre la calzada.

  • Capacidad para evitar el deslumbramiento en ciertos puntos.

Estas circunstancias aconsejan instalar los puntos de luz a la mayor altura posible, pero todo ello supone un incremento en los costes de mantenimiento.

Para determinar este emplazamiento se necesita la siguiente información:

  • Desarrollo en planta de las vías y secciones longitudinales de las mismas.

  • Niveles de iluminancia y luminancia media exigidas en las calzadas.

  • Uniformidad global (U0) y longitudinal (UL) de luminancias demandada.

  • Tipo de pavimentos, para poder establecer cuales son las características que tiene la reflexión de la luz.

  • Determinaciones sobre la orientación visual que se pretende establecer.

En los Manuales de Luminotecnia, existen tablas, inspiradas en las recomendaciones de la C.I.E. donde se indican los valores mínimos y recomendados de las relaciones entre la altura del punto de luz y la anchura de la calzada en cada tipo de disposiciónConsultar J.A. Taboada. Manual de Luminotécnia. OSRAM. Ed. Dossat.S.A.Madrid.1983Consultar Vittorio RE. Marcombo Boixareu Editores.Iluminación Externa. Barcelona. 1979.

En primer lugar, se debe establecer el posicionamiento básico de las luminarias. A continuación en función del ancho de la calzada hay que determinar la altura de los puntos de luz, para después señalar la separación o interdistancia entre luminarias y el flujo luminoso de las lámparas que se alojan en ellas (relación flujo luminoso - altura).

Para finalizar y en función, entre otros condicionantes, de las opciones de montaje disponibles para el alumbrado, de la situación del alumbrado de las vías y del entorno inmediato, se determinará los tipos de luminarias a utilizar (cut - off, semi cut - off, non - cut - off)., Teniendo siempre en cuenta las normas y ordenanzas vigentes.

Fuente propia: Disposición de puntos de luz en mediana con doble brazo. S/C de La Palma. La Palma.

Disposiciones básicas.

En el alumbrado vial se pueden plantear las siguientes disposiciones básicaConsultar P.M. Rubio Requena. Instalaciones Urbanas. Tecnología e Infraestructura Territorial.Control Ambiental.Madrid.1979Consultar NTE - IEE: 1978Consultar Vittorio RE. Marcombo Boixareu Editores.Iluminación Externa. Barcelona. 1979:

  • La axial suspendida: Esta disposición es poco recomendable ya que necesita una suspensión por cables. Se utiliza cuando se puede contar con calles estrechas y edificios altos a ambos lados.
  • La unilateral: Se emplea cuando el ancho de las calzadas es igual o inferior a la altura de los puntos de luz. La disposición unilateral es ideal para calzadas de anchos menores a 10 metros. Esta disposición es una solución bastante empleada en las calzadas estrechas, ya que su instalación resulta muy económica en lo referente al montaje de las líneas de alimentación. Cuando los anchos de calzada superan los 10 metros, este tipo de disposición no se puede emplear, ya que de hacerlo parte de la calzada opuesta a la línea de las luminarias quedaría deficientemente iluminada.

  • La bilateral: El empleo de este tipo de disposición es el más recomendable, dentro de las disposiciones bilaterales podemos encontrar a su vez los siguientes tipos:

  1. De tresbolillos: Muy recomendadas para anchuras de calzadas de 1,0 a 1,5 veces la altura de las luminarias.

  2. Sistema Pareado: Para anchuras superiores a 1, 5 veces la altura de los puntos de luz.

Las disposiciones básicas reseñadas se pueden combinar entre sí, dando lugar a nuevas disposiciones como:

  • La mediana con doble brazo: se trata de una disposición unilateral para ambos lados de las calzadas.

  • La mediana con doble brazo y oposición de los puntos de luz: se trata de una disposición a tres bolillos para ambos lados de las calzadas.

  • La central en catenaria.

RECOMENDACIONES SOBRE EL POSICIONAMIENTO DE LOS PUNTOS DE LUZ.Fuente propia: Disposición de punto de luz en glorieta. Aeropuerto de Los Rodeos. Tenerife.Iluminación de curva, con puntos de luz por el exterior por tener un radio de giro inferior a los 300 m.

Teniendo en cuenta los expuesto, hay que tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Los cruces, glorietas, plazoletas, etc., y bifurcaciones en general, deben de ser visibles para orientar de un modo oportuno a los conductores que entran y salen.  En las bifurcaciones hay queConsultar Manual de Alumbrado Philips.Ed. Paraninfo. Madrid. 1976:

    1. Incrementar los valores de la luminancia hasta cierto límite (1,5 veces la luminancia media de la calzada), por encima de estos valores se produce un derroche energético y no se contribuye a disminuir el número de accidentes.

    2. Utilizar lámparas que tengan diferente color de luz para señalizar mejor las vías.

    3. Emplear tipos de luminarias diferentes a distintas alturas para establecer una distinción entre diferentes categorías de vías.

    4. Recurrir al alumbrado con postes de más de 20 m., cuando el alumbrado convencional produzca desorientación en los conductores (para plazas con diámetros inferiores a los 18m., de diámetro).

  • Las curvas, cuyos radios de giro sean superiores a los 300 m., pueden tratarse a los efectos de interdistancias entre puntos de luz como si fueran vías rectasConsultar NTE - IEE. Alumbrado Exterior. Cuando el radio sea inferior (a 300 m.), la interdistancia debe reducirse de 0,5 a 0,75 veces la separación en tramos rectos. Para anchos de calzadas inferiores 1, 5 veces, a la altura de los puntos de luz, se debe de recurrir a disposiciones unilaterales por la parte exterior de la curva. Para anchos iguales o superiores a 1,5 veces la altura de los puntos de luz, se deben emplear disposiciones bilaterales pareadas enfrentadas. Nunca utilizar disposiciones a tres bolillos en este tipo de curvas.

  • En los aparcamiento se deben utilizar las mismas luminarias, lámparas e interdistancias que en los tramos rectos de la red viaria, cuyo ancho de calzada sea la suma del ancho de la banda de circulación más la profundidad de la banda o bandas de aparcamientoConsultar NTE - IEE. Alumbrado Exterior.

  • Cuando exista arbolado, para evitar que la luz sea retenida por las ramas y el follaje, las alturas de los puntos de luz se deben establecer teniendo en cuenta los siguientes planteamientosConsultar NTE - IEE. Alumbrado Exterior:

  1. Si los árboles son de gran porte, los puntos de luz deben de colocarse entre 8 y 10 m., por debajo de los mismos.

  2. Si se trata de arbustos los puntos de luz se pueden colocar entre 12 y 15 m.

  • En vías con rasantes importantes, para evitar que el flujo luminoso sea emitido por encima del plano horizontal, las luminarias deben de inclinarse de modo que su eje de simetría siempre sea perpendicular al plano de la calzada.

  • Se deben situar los puntos de luz de forma estratégica, a modo de faros, en las curvas, en las plazoletas, etc. también es preciso observar con carácter general disposiciones como: la axial, la unilateral, la bilateral, etc.

Consultar: IER - NTE. Normas Tecnológicas de la Edificación. Instalaciones 1ª Parte. Diseño, cálculo, construcción, valoración, control y mantenimiento.Ministerio de Fomento. Madrid. 2000.RECOMENDACIONES SOBRE EL DISEÑO DE REDES DE ALIMENTACIÓN DEL ALUMBRADO VIAL.

Las instalaciones de alumbrado suelen sufrir con cierta frecuencia, robos, roturas, etc., por lo que se hace preciso tomar medidas como las que a continuación se reseñan:

  • La altura mínima de los puntos de luz debe de ser de 5 m. En las zonas muy problemáticas hay que considerar alturas superiores.

  • En puntos apartados, o problemáticos del tendido eléctrico las arquetas deben ser rematadas del siguiente modo:

  1. Sellado de los tubos plásticos con yeso.

  2. Llenado de la arqueta con material granular.

  3. Remate de la arqueta con material granular y capa de mortero de cemento y arena.

  4. Las tapas de las arquetas deben de ser de fundición.

Acometidas.

Las acometidas de las redes de alumbrado pueden ser subterráneas o aéreas con cables aislados y deben realizarse de acuerdo con las prescripciones particulares de las compañías suministradoras.

Las acometidas deben finalizar en cajas generales de protección y a continuación de dichas cajas se debe disponer de equipos de medida.

Consultar: IER - NTE. Normas Tecnológicas de la Edificación. Instalaciones 1ª Parte. Diseño, cálculo, construcción, valoración, control y mantenimiento.Ministerio de Fomento. Madrid. 2000.Consultar: Normas Tecnológicas. IER 1984

Circuitos.

Los circuitos o líneas de alimentación a puntos de luz  con lámparas o tubos de descarga, deben de estar previstos para transportar las cargas demandadas por los propios receptores, sus elementos asociados, sus corrientes armónicas de arranque y desequilibrio de fases, como consecuencia de ello, la potencia aparente mínima en VA, se considerará 1.8 veces la potencia en vatios de las lámparas o tubos de descargaConsultar: Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión e Instrucciones Técnicas Complementarias ITC / BT 01 a BT 51. Legran. Edición y Distribución LEYNFOR Siglo XXI. Madrid.2002.

Una vez conocida la carga de cada uno de los elementos asociados a las lámparas o tubos de descarga, las corrientes armónicas, de arranque y desequilibrio de fases, que tanto éstas como aquellos puedan producir, se debe aplicar el coeficiente corrector calculado con estos valores.

El factor de potencia de cada punto de luz, deberá corregirse hasta un valor mayor o igual a 0.9.Consultar: Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión e Instrucciones Técnicas Complementarias ITC / BT 01 a BT 51. Legran. Edición y Distribución LEYNFOR Siglo XXI. Madrid.2002

Conviene recordar a los efectos, los conceptos de potencia activa - Pa (W), reactiva Pr (VAR), aparente Pap (VA) y factor de potencia (Pa/Pap).

La máxima caída de tensión entre el origen de la instalación y cualquier otro punto de la instalación, debe ser menor o igual que 3 por 100.Consultar: Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión e Instrucciones Técnicas Complementarias ITC / BT 01 a BT 51. Legran. Edición y Distribución LEYNFOR Siglo XXI. Madrid.2002

Los circuitos de alimentación de las redes de alumbrado deben de ser de uso exclusivo para el cometido de alumbrado, con tendidos subterráneos (preferentemente), con tensiones de alimentación (en media o en baja, en trifásica o en monofásica, para instalaciones pequeñas)Consultar L.J. Arizmendi Barnes. Instalaciones Urbanas.Ed. Bellisco. Madrid. 1993.

Las líneas de alimentación a los puntos de luz y de control (cuando existan), deben partir de un cuadro de protección y control; las líneas deben estar protegidas individualmente.

Cuando el sistema de accionamiento del alumbrado se realiza con interruptores horarios o fotoeléctricos, se debe disponer también de un interruptor manual que permita el accionamiento del sistema, con independencia de los dispositivos ya mencionados.

Se debe de disponer de contadores cada 10 ó 12 luminarias.

Cada línea de alimentación no debe de suministrar a más de 40 puntos de luz.

No es conveniente que existan más de 6 líneas de alimentación por circuito.

Cada línea solo debe alimentar un tipo específico de lámparas.

Fuente propia: Tubos de PCV para la ubicación del cableado para alumbrado. Las Palmas de Gran Canaria.Consultar: IER - NTE. Normas Tecnológicas de la Edificación. Instalaciones 1ª Parte. Diseño, cálculo, construcción, valoración, control y mantenimiento.Ministerio de Fomento. Madrid. 2000.

Elementos.

El sistema general de distribución es el ramificado a partir de un centro de transformación, al circuito se le añade un centro de mando y medición (para bajas tensiones en un armario).

Los centros de mando cuentan con los siguientes elementosConsultar L.J. Arizmendi Barnes. Instalaciones Urbanas.Ed. Bellisco. Madrid. 1993Consultar Vittorio RE. Marcombo Boixareu Editores. Barcelona.1979:

  • Caja  General de Protección.

  • Equipo de medida.

  • Cuadro de protección, control  y maniobra.

  • URA (Unidad Remota de Alumbrado, controlado por radio).

  • Equipo "Estabilizador - Regulador de Tensión" para la reducción del alumbrado.

El equipo de medida debe ser alojado en módulo de aislamiento de poliéster reforzado con fibra de vidrio y tapa transparentes precintableConsultar Ordenanzas municipales de S/C de Tenerife para la redacción de Proyectos de Alumbrado.

El cuadro de protección y maniobra se alojará también en un módulo de poliéster reforzado con fibra de vidrio de doble aislamiento con las siguientes dimensiones mínimas: ancho 750 mm, alto 1.000 mm y profundidad 300 mmConsultar Ordenanzas municipales de S/C de Tenerife para la redacción de Proyectos de Alumbrado..

Cuando las potencias instaladas sean superiores a los 3.000 w se debe instalar un estabilizador – reductor de tensión tipo electrostático y no electrodinámico.

Fuente propia: Tubos de PVC para el cableado para alumbrado. Urb. La Grama. La Palma.Fuente propia: Tubos de PVC para el cableado para alumbrado. Urb. La Grama. La Palma.En las instalaciones con potencias inferiores a los 3.000 w, se puede instalar un estabilizador reductor electrostático o un sistema de reducción de tensión punto a punto en cada luminariaConsultar Ordenanzas municipales de S/C de Tenerife para la redacción de Proyectos de Alumbrado..

El reloj programador debe ser un reloj interruptor- digital astronómicoConsultar Ordenanzas municipales de S/C de Tenerife para la redacción de Proyectos de Alumbrado..

Es obligado también contar con un interruptor manual.

El cuadro de maniobra se alojará en un módulo de poliéster

Las arquetas del alumbrado deben instalarse enConsultar Ordenanzas municipales de S/C de Tenerife para la redacción de Proyectos de Alumbrado.:

  • Los cambios de dirección de los circuitos.

  • La derivaciones.Fuente propia: Anclaje y alimentación de punto de luz. Los Cancajos. La Palma.

  • Los cruces, bajo la calzada.

  • Las acometidas.

  • Los cambios de dirección.

Las arquetas deben de construirse con hormigón a de resistencia característica H-250.

Fuente propia: Alimentaciónd de punto de luz. Los Cancajos. La Palma.Fuente propia: Puesta a tierra de punto de luz. Los Cancajos. La Palma.

Los cables pueden ser multipolares o unipolares con conductores de cobre y tensión asignada de 0.6 / 1 KV.

El conductor neutro de cada circuito que parte del cuadro de protección, control y maniobra no puede ser utilizado por otro circuito.

Los tubos irán enterrados a una profundidad mínima de 0.4 m. del nivel del suelo medidos desde la cota inferior del tubo y su diámetro interior no será nunca inferior a 60 mm.

Los cables se colocan dentro de tubos pareados, se recomienda el uso de tubos de PVC corrugado de 110 mm. que permiten un buen deslizamiento de los cables.

La sección mínima a emplear en los conductores de los cables, incluso el neutro, será de 6 mm2. En distribuciones trifásicas tetrapolares, para conductores de fase de sección superior a 6 mm2 , la sección del neutro será conforme a lo indicado en la tabla 1 de la ITC - BT - 07.

Los empalmes y derivaciones deben realizarse en cajas de bornes adecuadas situadas dentro de los soportes de las luminarias, y a una altura mínima de 0.3 m sobre el nivel del suelo o en una arqueta registrable, que garanticen, en ambos casos la continuidad, el aislamiento y la estanqueidad del conductor.

Fuente propia: Detalle de conexión de cableado de la red a punto de luz. Aeropuerto de Los Rodeos. Tenerife.Fuente propia: Rotura de luminaria de globo. Los Cancajos. La Palma.Se colocará una cinta de señalización que advierta la existencia de cables de alumbrado exterior, situada a una distancia mínima del nivel del suelo de 0.10 m y a 0.25 m por encima del tubo (ITC - BT - 09)Consultar: Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión e Instrucciones Técnicas Complementarias ITC / BT 01 a BT 51. Legran. Edición y Distribución LEYNFOR Siglo XXI. Madrid.2002

Las mencionadas bandas de señalización deben tener  20 cm., de ancho.

Cuando sea necesario pasar la red por debajo de una calzada hay que hormigonar la zanja con 10 cm de recubrimiento por encima de los tubos contados a partir de la generatriz superior (se instalará como mínimo un tubo de reserva)Consultar: Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión e Instrucciones Técnicas Complementarias ITC / BT 01 a BT 51. Legran. Edición y Distribución LEYNFOR Siglo XXI. Madrid.2002(ITC - BT - 09).

LÁMPARAS.

Las lámparas incandescentes producen una luz blanca muy cálida y por lo tanto muy agradable. Por su bajo rendimiento (25 lm/w) solo se emplea en alumbrado urbano en proyectos de plazas, paseos peatonales, jardines, etc.Fuente propia: Destrucción de luminaria empotrada. Paseo de acceso a la playa de Los Cancajos. La Palma.

Son un tipo de lámparas incandescentes que utiliza un filamento de volframio dentro de una ampolla de vidrio de cuarzo rellena de gas noble y de gases halógenos.

El filamento de volframio y el cristal de cuarzo resisten elevadas temperaturas (unos 1.400 º C).

La mezcla de gases dentro de la lámpara está a presión para frenar la evaporación de filamento.

Las lámparas halógenas producen una agradable luz blanca con una temperatura de color de 3.000 º K.

Las lámparas halógenas lineales tienen un rendimiento luminoso superior a la halógenas estándar, con potencias de 2.000 w y flujos luminosos de 48.000 lúmenes para tensiones de 230 V.

Lámpara fluorescente compacta.Fuente propia: Alumbrado de paseo peatonal. Urb. Los Cancajos. La Palma.

Las lámparas fluorescentes plantean problemas cuando tienen que operar a bajas temperaturas o en puntos donde se dan corrientes de aire, por ello no siempre es aconsejable su uso en el alumbrado vial.

Las lámparas ahorradoras de energía o fluorescentes compactas, son una variante de las lámparas fluorescentes. Tienen una vida útil de unas 10.000 horas, flujos luminosos de 1.500 lúmenes y consumen un 80 % de energía menos que las incandescentes. Tiene encendidos instantáneos y rendimientos de 100lm/w.

Las lámparas de vapor de sodio, funcionan produciendo descargas eléctricas dentro de una atmósfera de vapor de sodio a baja presión.

En las lámparas de vapor de sodio de baja presión, la ampolla interna en forma de "U" se protege con una capa de vidrio al bórax de las acciones del sodio.

Esta ampolla interna está ubicada dentro de una ampolla de vidrio de forma tubular cuya pared interna es preciso recubrir de una capa reflectante de óxido de indio o de estaño.

Esta ampolla externa ejerce funciones de protección mecánica y térmica.

Al conjunto se le adjunta un casquillo de conexión que suele ser a bayoneta.

Las lámparas de sodio de baja presión producen una luz amarillenta que altera el cromatismo de todos los objetos que se puedan contemplar bajo ella.

Representación gráfica de una lámpara de vapor de sodio de baja presión.Fuente propia: Lámpara de vapor de sodio de baja presión.Por esta causa se recomienda su utilización en todas aquellas iluminaciones donde no sea preciso proporcionar buenas reproducciones cromáticas.

Este tipo de lámparas tiene un espléndido rendimiento ( 175 lm/w, el mayor de los conocidos) y una vida útil muy larga.

Las lámparas de vapor de sodio a baja presión se fabrican con potencias que van desde los 35 hasta los 180 W. Para su arranque se precisan voltajes de 400 V.

En las lámparas de vapor de sodio de alta presión, la ampolla de descarga se fabrica con un material cerámico resiste altas temperaturas (2.000 º C) al ataque de la atmósfera de sodio que contiene. Todo ello permite que estas lámparas tengan una larga vida útil.

Estas lámparas se fabrican con potencias que van desde los 250 hasta los 1.000 w.

Para arrancar estas lámparas necesitan voltajes entre 3 y 4 KV., el tiempo de arranque se sitúa en torno a los 4 minutos.

Las lámparas de vapor de sodio de alta presión pueden ser de forma tubular u ovoidal. 

La presente ficha se desglosa en los apartados de NUEVAS LÁMPARAS, DIRECCIONES DE INTERÉS y BIBLIOGRAFÍA.

En la actualidad se están fabricando nuevas lámparas de  vapor de mercurio con halogenuros metálicos y tubo de descarga cerámico.

Dentro del ámbito de las nuevas lámparas cabe destacar la Mastercolour.

En un principio la Mastercolour, ha sido concebida para ser empleada en la iluminación interior, iluminación de áreas comerciales, decoración, etc.

Fuente propia: Luminária de haz recortado. Urb. Los Cancajos. La Palma.Fuente propia: Lámpara de vapor de sodio de alta presión.También las Mastercolour, están siendo utilizadas para iluminar calles peatonales, o espacios urbanos donde se requiera contar con una iluminación que ofrezca una excelente reproducción del color y de las texturas de los objetos iluminados. 

El uso de las Mastercolour, por lo expuesto, en alumbrado urbano, debe orientarse a la iluminación de las calles peatonales, parques, jardines. etc.

RECOMENDACIONES SOBRE EL USO DE LÁMPARAS.

En el alumbrado público y privado siempre se dará preferencia a las lámparas de vapor de sodio de alta presión y las de vapor de sodio de baja presión, aunque no tengan una buena reproducción del color, sobre todo las últimas.

Las de vapor de mercurio de alta presión (VMAP), que si tienen una buena reproducción del color, consumen un 70% más de energía eléctrica que las de vapor de sodio de alta presión (VSAP) , y un 140% de energía que las de sodio de baja presión (VSBP) .

El rendimiento de las VMAP baja a la mitad al cabo de 5 años y a 1/3 a los 10 años, para el mismo consumo de energía.

En las áreas peatonales se instalarán los siguientes tipos de lámparas:

  • Vapor de mercurio de 125 W (a partir de las 23 o 24 horas se apagarán), no se permitirán lámparas cuyas emisiones de ultravioleta (UV) por debajo de los 440 nm, sea superior al 15% de la radiación total. Se recomienda el uso de lámparas fluorescentes compactas (25 w) y de sodio blanco en vez de las de mercurio. Las incandescentes (hasta 60 w) también se pueden utilizar.

  • Vapor de sodio de alta presión de 100 w.

  • Vapor de sodio de baja presión de 35 w.

En las instalaciones deportivas y de recreo se pueden instalar cualquier tipo de lámpara, con la obligación de apagarlas a partir de las 23 ó 24 horas.

En los escaparates y anuncios luminosos se pueden instalar todo tipo de lámparas excepto las de mercurio de alta presión, hasta las 23 ó 24 horas. El uso de tubos fluorescentes (preferentemente los de luz cálida temperatura de color menor de 3.800 º K está permitido solo cuando la luz emitida por estos se dirija totalmente al suelo. Se pueden utilizar también lámparas de vapor de sodio de baja presión e incandescentes.

En estas instalaciones la concentración de flujo luminoso por metro lineal no superará los siguientes niveles:

  • Fluorescentes y vapor de sodio de baja presión: 3.000 lúmenes / m.l.

  • Incandescentes: 2.000 lúmenes / m.l.

CONTAMINACIÓN LUMÍNICA.

Se entiende por contaminación lumínica la luminiscencia de fondo (a modo de velo luminoso) producido en el cielo nocturno, como consecuencia de la emisión de flujo de energía lumínica artificial, con magnitudes lo suficientemente importantes como para que la reflexión de la luz en las partículas (moléculas y aerosoles) y masas gaseosas presentes en la atmósfera acaben reduciendo notablemente el contraste (a niveles inferiores al valor de referencia) entre el fondo y los objetos astronómicos presentes en el firmamento.

Fuente propia: la contaminación por refracción depende de la atura del punto de luz. Los Cancajos. La Palma.Fuente propia: luminairas con aceptable FHS. Los Sauces. La Palma.Según la International Dark Sky Association , la contaminación lumínica proviene del alumbrado público y privado y esta asociado a la dispersión de la energía eléctrica no utilizada realmente, hasta un 30%.

Esto significa que estamos emitiendo miles de toneladas de gases contaminantes como el CO2, en un esfuerzo vano, dispersando hacia el espacio una energía que precisamos para otros cometidos.

Para reducir la potencia eléctrica empleada en el alumbrado podemos:

  • Utilizar lámparas de mayor eficacia (sodio de alta presión o de baja presión).

  • Concentrar la producción de flujo hacia el hemisferio inferior con grupos ópticos que permitan dirigirlo hacia la superficie a iluminar.

  • Reducir los niveles de iluminancia en el alumbrado ambiental de piezas arquitectónicas y monumentos.

  • Reducir los valores luminotécnicos a los mínimos requeridos para preservar la seguridad del tráficos rodado.

  • Reducir al mínimo el alumbrado a partir de ciertas horas de la noche.

La contaminación lumínica provoca la aparición en el cielo nocturno de las ciudades inmensos globos luminosos que pueden alcanzar alturas de unos 18 Km.

La contaminación lumínica origina los siguientes problemas:

  • Derroche energético y por lo tanto económico.

  • Menoscabo de la seguridad y el confort visual (Incremento de la siniestralidad en el tráfico rodado por deslumbramientos).

  • Intrusión lumínica en áreas residenciales.

  • Contaminación ambiental por vertido de residuos sólidos (mercurio procedente de las lámparas).

  • Contaminación atmosférica por la repercusión del uso de combustibles fósiles para la electrificación del alumbrado (gases contaminantes generadores del efecto invernadero y la lluvia ácida).

  • Repercusión de desechos radiactivos producidos para electrificar el alumbrado.

La luz producida de manera artificial puede ser emitida hacia el cielo de tres modos diferentes:

  • Por emisión directa desde las luminarias.

  • Por reflexión de las áreas iluminadas.

  • Por refracción en las partículas y masas que se encuentran en la atmósfera.

La refracción de la luz en la atmósfera es un fenómeno que depende de:

  • El tamaño y características de las partículas que se concentran entre los puntos de luz y las áreas a iluminar.

  • La distancia entre los puntos de luz y las áreas iluminadas.

La reflexión tiene sobre la contaminación lumínica una influencia notablemente inferior a la emisión directa, por el bajo nivel de luminancia que presenta. La reflexión se considera el alumbrado se encuentra a una distancia inferior a los 10 Km., de los centros de observación astronómica.

El impacto de la reflexión se reduce:

  • Disminuyendo los niveles de iluminancia y luminancia en las superficies iluminadas, sobre todo a partir de ciertas horas de la noche, cuando la actividad ciudadana decrece y por lo tanto no es preciso mantener elevados niveles de iluminación.

  • Modificando los índices de reflexión de las superficies iluminadas (tipo de pavimento de las calzadas y aceras, características de la jardinería, etc.), recurriendo al empleo de colores oscuros y superficies antirreflectantes.

La emisión directa más lesiva, es la producida por los proyectores simétricos empleados en el alumbrado de seguridad de grandes superficies, puertos, aeropuertos, iluminación ambiental de edificios altos, monumentos, alumbrado deportivo exterior, etc., con inclinaciones superiores a los 20 º sobre la línea del horizonte y con lámparas de emitir flujos luminosos del orden de los 155.000 lúmenes (como las lámparas de vapor de mercurio con halogenuros metálicos de 1.800 w).

La emisión directa debe orientarse al alumbrado limitado de superficies y a un estricto control horario.

Dentro de la emisión directa también hay que considerar los letreros luminosos publicitarios, los cañones láser, etc.

La emisión directa contribuye a una cuarta parte del alumbrado global, por lo cual es posible reducir los niveles de emisión sin que ello suponga una drástica disminución de los niveles de iluminación en el conjunto de la iluminación.

Espectro luminoso.

Catálogo Philips: Espectro luminoso de lámpara de vapor de mercurio.Espectro luminoso producido por lámparas de vapor de sodio de alta presión.El espectro luminoso de las lámparas (el color de la luz que emiten), está directamente relacionado con el impacto medioambiental de la contaminación lumínica y con la calidad de las observaciones astronómicas.

Existen plantas cuya floración viene condicionada por los periodos de luz que reciben, sobre todo cuando esta luz es emitida por lámparas de espectro amplio, como las que se están fabricando en la actualidad.

La floración de las plantas está determinada por los periodos de luz, de este modo podemos distinguir entreConsultar Manual de Alumbrado Philips. Ed. Paraninfo. Madrid.1976 :

  • Plantas de día corto (no florecen cuando el alumbrado se prolonga en exceso) .

  • Plantas de día largo (solo florecen cuando el alumbrado se prolonga)

Las lámparas que tienen emisiones espectrales de luz roja contribuyen al crecimiento de los tallos y las que emiten en azul potencian el crecimiento formativo, todo ello contribuye a que se generen crecimientos anormales (fototropismos).

Se puede asegurar entonces que el alumbrado artificial:

  • Acelera el crecimiento vegetativo.

  • Influye en el estado general de las plantas.

  • Inhibe, adelanta o retrasa la floración.

  • Influye en la cantidad y calidad de las flores.

Las lámparas más adecuadas para iluminar a las plantas son las incandescentes por su baja irradiación.

Las fluorescentes afectan a la fotosíntesis de la masa vegetal.

Algunas lámparas de vapor de mercurio de alta presión irradian niveles dañinos de ultravioleta.

Las lámparas de vapor de mercurio con halogenuros metálicos, producen mucha radiación ultravioleta para consumos de 400 w.

Las de vapor de sodio de alta presión también producen mucha radiación para consumos elevados.

El espectro de emisión de las lámparas también esta relacionado con el comportamiento de los insectos (base proteínica de la cadena alimenticia de la fauna silvestre). Las emisiones que se producen por debajo de los 400 nm, producen severos trastornos en los hábitos de conducta y por lo tanto en el desarrollo de los insectos nocturnos (mucho más abundantes que los diurnos).

Las radiaciones ultravioletas producen en el ser humano: dolorosas inflamaciones de la cornea y del tejido conjuntivo así como afecciones en la piel (C.I.E - Journal 5/1, 24-28, 1986) (C.I.E. - Journal 6/1, 17 -22, 1978).

En CIE-Journal 7/1, 29-33, 1988, se da información sobre afecciones en la piel y ciertas lámparas.

La composición del espectro luminoso de emisión también afecta a las investigaciones astrofísicas.

Al respecto, el comité 50 de la Unión Astronómica Internacional señala que para garantizar la operatividad de los observatorios de alta calidad, la contaminación lumínica no puede superar un incremento del 10 % en su brillo con respecto al fondo del firmamento, medido a 45 º, sobre el horizonte para un espectro comprendido entre los 300 nm a 1.000 nm de longitud de onda.

Al igual que le sucede a las plantas, la calidad de las observaciones astronómicas sufre serias interferencias con las lámparas de espectro amplio. Las emisiones de onda corta (las ultravioletas) son las más nocivas. En este sentido hay que señalar, que:

  • Las lámparas menos contaminantes son las de vapor de sodio de baja presión y las de vapor de sodio de alta presión.

  • Las lámparas incandescentes, las halógenas (con cristal de protección contra radiaciones ultravioletas) y las fluorescentes, son medianamente contaminantes.

  • Las lámparas de vapor de mercurio de alta presión y las de halogenuros metálicos, con fortísimas emisiones de radiaciones ultravioleta (sobre todo las últimas), son muy contaminantes.

Sectores territoriales de iluminación.

La C.I.E. recomienda que el territorio se divida en cuatro sectores:

  • E1: Parajes intrínsecamente oscuros tales como observatorios astronómicos y parques naturales.

  • E2: Zonas rurales.

  • E3: Áreas residenciales urbanas (calles residenciales).

  • E4: Áreas urbanas de uso comercial y gran actividad nocturna (calles céntricas y comerciales).

La C.I.E. recomienda para estos cuatro sectores diferentes valores de FHS (Flujo emitido en el Hemisferio Superior del total eficaz en %).

Para evitar la pérdida de flujo luminoso hacia el cielo, las luminarias no podrán dirigir más del 5% del flujo luminoso por encima de la línea paralela al horizonte. En ningún supuesto la inclinación de la luminaria superará los +/- 15º, ya que en esta situación se comenzaría a irradiar luz por encima de la línea del horizonte.

Hay que tener en cuenta cuando utilizamos proyectores en el alumbrado ambiental, que los proyectores con potencias superiores a los 400 w, con lámparas de vapor de mercurio o halógenos metálicos, pueden ser detectados a distancias importantes (cerca de los 200 Km.), y que por lo tanto pueden generar contaminación lumínica en parajes protegidos a esas distancias. Por ello sería recomendable a partir de las 23 horas en invierno y las 24 horas en verano apagar los proyectores de alumbrado ambiental que iluminen de abajo hacia arriba.                  

Los proyectores deben se ser asimétricos con pantallas adecuadas, en especial cuando se van a emplear después de las horas señaladas.

Los proyectores (cañones de luz) o láseres, deben evitarse.

RECOMENDACIONES PARA REDUCIR LA CONTAMINACIÓN LUMÍNICA.

Lámpara de haz recortado. Urb. Los Cancajos. Breña Baja. La Palma.Teniendo en cuenta todo lo expuesto, se pueden dar las siguientes recomendaciones en el diseño de alumbrados viales:

  • Las lámparas de vapor de mercurio no deben ser utilizadas mientras sea posible el uso de otras.

  • Para evitar la emisión de flujo luminoso hacia el cielo, se debe considerar el empleo de luminarias tipo cut-off.

  • A partir de la media noche, los niveles de iluminancia y luminancia deben de ser reducidos a los niveles mínimos exigibles.

  • Las luminarias tienen que ser instaladas sin excesivas inclinaciones, sobre todo las cierre de vidrio curvo.

Por lo expuesto, una iluminación nocturna bien planificada debe estar orientada a fomentar:

  • La calidad de vida urbana.

  • La protección hacia la biodiversidad.

  • El ahorro energético.

  • La calidad del cielo nocturno

Para alcanzar estos objetivos, el alumbrado exterior debe modificar sus planteamientos filosóficos, de un alumbrado global donde prima el criterio de la economía de escala, debemos orientarnos hacia un alumbrado sectorial encaminado a iluminar con precisión quirúrgica aquellos volúmenes espaciales donde precisemos tener un alumbrado adecuado a determinados valores de luminancias medias, coeficientes de uniformidad, etc.

En definitiva de la visión del alumbrado global donde se persigue envolver el ambiente en una gigantesca e indiscriminada y única burbuja de luz.

Hay que pasar, por las consideraciones expuestas, a otro modo de enfocar el alumbrado, donde se de prioridad tan solo a determinados ámbitos del espacio, para los que solo es preciso desarrollar el alumbrado por debajo de una altura prudencial (2 o 3 m. , a lo sumo), ¿y lo demás?. Lo demás lo tenemos que dejar simple y llanamente a oscuras, como nos lo demanda nuestra madre naturaleza.

Todo ello es posible si somos capaces de aguzar nuestra imaginación para encontrar soluciones imaginativas con las que podamos alcanzar un aceptable equilibrio entre nuestras necesidades y los requerimientos medioambientales.

Para conseguir que el flujo luminoso se reparta sobre las calzadas, los sistemas ópticos deben de tener formas parabólicas asimétricas.

Las luminarias tipo globo, son las que proporcionan una mayor contaminación lumínica y tienen un menor rendimiento energético ya que prácticamente el 50% del flujo luminoso producido se dirige hacia el cielo y no hacia las calzadas.

En el supuesto que se decida utilizarlas, deberían de estar provistas de rejillas anti deslumbrantes y redistribuidoras del flujo luminoso, o la semiesfera superior opaca con un tratamiento aluminizado en su interior.

El cierre de las luminarias debe ser plano, preferentemente de cristal (material de gran transparencia), por que el de poli carbonato (plástico) tiende a amarillear con el tiempo reteniendo el flujo luminoso.

Los cierres semiesféricos con superficies rugosas (efecto multi prisma) dispersan excesivamente la luz perdiéndose entre el 30% y el 40% del flujo luminoso hacia el cielo. Hay que evitar por lo tanto este tipo de cierre.

Los cierres tienen que ser herméticos para evitar que la suciedad propicie la opacidad de la lámpara y la pérdida de reflexión del sistema óptico.

En el alumbrado ambiental de monumentos, se recomienda que, el flujo luminoso de los proyectores se dirija de arriba abajo, procurando siempre que los rayos luminosos estén exclusivamente dirigidos hacia la superficie a iluminar.

Los interruptores horarios (para el apagado o reducción del flujo) deben tener una autonomía como mínimo de 24 horas, y se ubicarán en lugares donde solo pueda acceder el personal autorizado

El alumbrado público debe reducir su intensidad luminosa a partir de determinadas horas de la noche en que la actividad ciudadana decrece.

Las reducciones de intensidad se efectúan de dos modos: 

  • Apagando la mitad o más puntos de luz.
  • Rebajando la emisión de luz con sistemas de regulación.

La reducción de intensidad no puede estar por debajo de los niveles exigidos para asegurar la seguridad del trafico rodado y del desplazamiento de los peatones.

NORMATIVA.

El Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto, del Ministerio de Ciencia y Tecnología, por el que se aprueba el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión, en su artículo 9, señala que se consideran instalaciones de  alumbrado exterior las que tienen por finalidad la iluminación de las vías de circulación o comunicación y las de los espacios comprendidos entre edificaciones que, por sus características o seguridad general, deben permanecer iluminados, en forma permanente o circunstancial, sean o no de dominio público.

Con carácter general, en el alumbrado público de Canarias, hay que tener en cuenta la siguiente normativa:

  • Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión (Decreto 2413/73 de 20 de Septiembre. B.O.E. nº 242, 9 de Octubre de 1973) e Instrucciones Complementarias.(MIE-BT-011, MIE-BT-021)

  • Reglamento de Verificaciones y Regularidad en el suministro de energía (Decreto de 12 de Marzo de 1954. B.O.E. de 15 de Octubre de 1954).

  • Orden de 21 de Octubre de 1996, por la que se aprueba las Normas Particulares para las Instalaciones de Enlace de UNELCO. S.A.; B.O.C. nº 1 de 2/1/1998.

  • Especificaciones Técnicas de los Candelabros Metálicos. RD. 2642/1985 de 18 de Diciembre y modificaciones de acuerdo con RD. 401/1989 de 14 de Abril y Orden de 16 de Mayo de 1989, relativos a la adaptación al derecho comunitario.

  • Norma UNE-72-406-84/EN-40-6. Norma MV-103-1972. Norma-72-408-84 /EN 40-8.

  • Especificaciones Técnicas de los recubrimientos galvanizados RD. 2531/1985, de 18 de diciembre. Norma UNE-3705-71 y Norma UNE 72-404-84.

  • Norma UNE EN 60598, exigencias que deben verificar las luminarias.

  • Norma UNE-36-080-1978, exigencias que deben cumplir los soportes de acero.

  • Norma UNE-14-011-1974, características de las soldaduras.

  • Norma UNE-21.003.73, para apoyos de madera.

  • Ley 31/1988 y RD. 243/1992 sobre Protección de Calidad del Cielo.

  • RD. 243/1992, de 13 de Marzo, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 31/1988, de 31 de Octubre.

  • Ley 8/1995 de 6 de abril de Accesibilidad y Supresión de Barreras Físicas y de la Comunicación y su Reglamento.

  • Decreto 227/1997 de 18 de Septiembre, Reglamento de la Ley 8/1995. B.O.C. de 21/11/97.

  • RD. 1627/1997 de 24 de Octubre B.O.E. por el que se establecen las disposiciones mínimas de Seguridad y Salud en las Obras de Construcción.

  • Publicación del CIE (Comisión Internacional de Iluminación) CIE-115 de 1995.

DIRECCIONES DE INTERÉS.

BIBLIOGRAFÍA.

  • J.A. Taboada. Manual de Luminotecnia OSRAM. Editorial Dossat S.A. Madrid. 1983.

  • Manual del alumbrado Westinghouse. Editorial Dossat. S.A. Barcelona. 1980.

  • Victorio Re. Iluminación externa. Marcombo Boixareu Editores. Barcelona. 1979.

  • R.G. Weigel. Luminotecnia, sus principios y aplicaciones. Editorial Gustavo Gili. S.A. Barcelona. 1973.

  • Alumbrado Urbano. Normas MV e Instrucciones. Ministerio de la Vivienda. Madrid. 1965.

  • Pedro María Rubio Requena. Luminotecnia. E.T.S.A. Madrid. 1967.

  • R.G Weigel. Luminotecnia, sus principios y aplicaciones. Editorial Gustavo Gili. S.A. Barcelona. 1973.

  • Manual del alumbrado Philips. Editorial Paraninfo. Madrid. 1976.

  • Manual del alumbrado Westinghouse. Editorial Dossat. S.A. Barcelona. 1980.

  • Catálogo General de alumbrado exterior de Philips (95 - 96).

  • Alumbrado Urbano. Normas MV. Ministerio de la Vivienda. Madrid. 1965.

  • Luminotecnia. Pedro María Rubio Requena. ETSA. Madrid. 1967.

  • Alumbrado. Manuales de Arquitectura 6. F. Labastida. V. Sifre y V. Serra. Editorial Blume. Barcelona. 1975.

  • Sistemas de iluminación. Proyectos de alumbrado. Monografías CEAC. de electricidad. Barcelona 1974.

  • Instalaciones Urbanas. Pedro María Rubio Requena. Instalaciones Urbanas. Tecnología e Infraestructura Territorial. Control Ambiental. Madrid.1979.

  • Pedro María Rubio Requena. Instalaciones Urbanas. Tecnología e Infraestructura Territorial. Control Ambiental. Madrid. 1979.
  • Luís Jesús Arizmendi Barnes. Instalaciones Urbanas. Librería Editorial Bellisco. Madrid. 1991.
  • Manual del alumbrado Philips. Editorial Paraninfo. Madrid. 1976.

  • Recomendaciones para la iluminación de carreteras y túneles. Ministerio de Fomento. Madrid. 1999.

  • Sistemas de iluminación. Proyectos de alumbrado. Monografía CEAC. de electricidad. Barcelona. 1974.

  • Alumbrado Urbano. Normas MV. Ministerio de la Vivienda. Madrid. 1965.

  • Pliego de Condiciones Técnicas para obras de urbanización. C.S.C.A.E. Del pozo & Ediciones. S.L. Madrid. 1998.

  • Ingeniería Industrial de complejos urbanos. Manuel de Cós Castillo. E.T.S.I.I. Madrid.

  • Lámparas eléctricas. Monografías CEAC de Electricidad. Ediciones CEAC Barcelona. 1974.

  • Luminotecnia. Enciclopedia de Electricidad. Ediciones CEAC. Barcelona. 1977.

 


Actualizado 03/12/06

 ©  Contenido: webmaster@betzenuya.com