editorial.dca.ulpgc.es

Departamento de Construcción Arq.  |  Escuela de Arquitectura
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria   |   Redacción

www.ulpgc.es www.cda.ulpgc.es

Colecciones

Mapa IU

  Boletín dCA

Descarga / FTP


LAU52

 LAU32 Luminarias
AO Rama Asignaturas Optativas
LAU Luminotecnia arquitectónica y urbana
LAU3 Elementos
LAU31 Lámparas
LAU32 Luminarias
LAU33 Equipos
LAU34 Novedades

 

La presente ficha se desarrolla a través de los apartados de LUMINARIAS, CLASIFICACIÓN DE LUMINARIAS, LUMINARIAS INDIRECTAS, LUMINARIAS SEMI - INDIRECTAS, LUMINARIAS DIRECTAS - INDIRECTAS, LUMINARIAS SEMI - DIRECTAS, LUMINARIAS DIRECTAS, SELECCIÓN DE LUMINARIAS, MANTENIMIENTO Y LIMPIEZA, PROGRAMA DE MANTENIMIENTO, PERIODO DE RENOVACIÓN DE LÁMPARAS, INTERVALO DE LIMPIEZA DE LUMINARIAS, SUMINISTRO DE ENERGÍA ELÉCTRICA y BIBLIOGRAFÍA.


Fuente propia: Iluminaria Directa - Indirecta. Nueva medina de Agadir. Marruecos.Fuente propia: Luminaria Directa - Indirecta. Nueva medina de Agadir. Marruecos.LUMINARIAS

Las luminarias, una vez conectada la lámpara a la red para permitir el tránsito de energía eléctrica, propician la distribución del flujo luminoso emitido por las lámparas para dirigirlo hacia determinadas direcciones (reflectores) o para atenuar el deslumbramiento, ocultando parcial o totalmente la visión de la lámpara (difusores).

Las luminarias por lo tanto son dispositivos de alumbrado que deben verificar los siguientes requisitos:

  • Alimentar con energía eléctrica a las lámparas.

  • Soportar y conectar las lámparas a la rede eléctrica.

  • Controlar y distribuir el flujo luminoso emitido por las lámparas.

  • Mantener la temperatura de las lámparas dentro de los márgenes específicos que aseguran un buen funcionamiento de estas.

  • Tener fácil instalación y mantenimiento.

  • Ofrecer un diseño adecuado al proyecto de iluminación.

Fuente: Manuel Martín Monroy. Iluminación de interiores con proyectores.Fuente propia: Iluminación en centro comercial. Berlín.CLASIFICACIÓN DE LUMINARIAS.

Por el modo de distribuir el flujo luminoso las luminarias se pueden ser:

  • Luminarias difusoras para distribuir el flujo luminoso de un modo casi uniforme en todas direcciones.

Parte del flujo luminoso emitido por las lámparas en este tipo de luminarias es absorbido por el material empleado en la fabricación de dichas luminarias al utilizar como envolvente vidrio esmerilado u opalino. La reducción es del orden del 10 al 20%.

En los difusores de tipo lechoso, la absorción es del orden del 30 al 40%.

En este tipo de luminarias se suelen emplear lámparas de incandescencia de 40 a 200 W o lámparas fluorescentes tubulares normales (lineales, circulares o en U) o compactas.

  • Luminarias reflectoras que al disponer de superficies especulares (de aluminio pulido, vidrio plateado, etc.) tienen capacidad para reflejar el flujo luminoso en determinadas direcciones para conseguir un elevado rendimiento (lm/w).

Los proyectores, por ejemplo, son luminarias reflectoras que pueden concentrar la luz en una dirección bien definida.

  • Luminarias refractoras para modificar de un modo sustancioso la distribución del flujo luminoso gracias a que disponen de una cavidad profunda cuyo perfil y orientación han sido concebidos para esa misión.  

Fuente: Manuel Martín Monroy. Iluminación ambiental de canal. Venecia.Fuente: Manuel Martín Monroy. Iluminación ambiental de la plaza de San Marcos. Venecia.Es posible sin embargo, proponer otras clasificaciones de luminarias, de este modo la C.I.E. establece la siguiente clasificación de luminarias según la relación superficie iluminada / altura:

  • Luminarias muy concentradoras hasta 0.5.

  • Luminarias concentradoras de 0.5 a 0.7.

  • Luminarias de dispersión media de 0.7 a 1.

  • Luminarias de dispersión normal de 1.0 a 1.5.

  • Luminarias de gran dispersión, por encima de 1.5.

Fuente: Manuel Martín Monroy. Iluminación ambiental de Roma.Fuente: Manuel Martín Monroy. Iluminación ambiental en Roma.La British IES, establece una clasificación de luminarias en 10 grupos en función del modo en que se realiza la distribución del flujo luminoso respecto al plano horizontal que pasa por las lámparas.

La CEE establece una clasificación de luminarias de acuerdo con la protección que ofrezcan contra derivaciones eléctricas.

También es posible clasificar la luminarias atendiendo a su grado de protección óptica.

Si se considera la distribución vertical de la luz efectuada por las luminarias, a estas se les puede dar la siguiente clasificación:Fuente: Manuel Martín Monroy. Iluminación ambiental de Roma.Fuente: Manuel Martín Monroy. Iluminación ambiental en Roma.

  • Luminarias indirectas.

  • Luminarias semi – indirectas.

  • Luminarias directas – indirectas.

LUMINARIAS INDIRECTAS.

Son las luminarias que dirigen por encima del plano horizontal que pasa por las lámparas, del 90 al 100% del flujo luminoso hacia el techo.

Cuando se ilumina con este tipo de luminarias, toda la luz efectiva que incide en el plano de trabajo es la reflejada hacia abajo por el techo y en menor proporción por las paredes.

Utilizando este tipo de luminarias, el techo se convierte en una fuente de luz que emite flujo luminoso de un modo muy difuso.

La iluminación con luminarias indirectas permite:

  • Una distribución uniforme de la luz.

  • Ausencia de sobras y de brillos reflejados.

Fuente propia: Cúpula del Reichstag, 3º grupo expedicionario del Departamento de Construcción Arquitectónica de la Universidad de Las Palmas.Fuente propia: Cúpula del Reichstag. Berlín.Estas posibilidades de este tipo de luminarias hace que su uso sea especialmente recomendado en oficinas, escuelas y otras aplicaciones de índole semejante y afín.

Cuando se utiliza este tipo de luminarias, los acabados de techos y paredes deben supervisarse para garantizar que tengan colores claros mate con textura rugosa para mejorar el tránsito del flujo luminoso y evitar brillos causados por los puntos de luz.

Se debe cuidar sobre todo la luminancia de los techos para evitar superar los límites de los valores de luminancia recomendados para cada uso.

LUMINARIAS SEMI – INDIRECTAS.

Son luminarias que proyectan del 60 al 90% del flujo luminoso hacia el techo, por encima del plano horizontal que pasa por las lámparas de las luminarias. El resto de la fracción de flujo luminoso emitido, se distribuye hacia el plano de trabajo.

La iluminación producida por este tipo de luminarias, tiene las ventajas de la iluminación indirecta y mejora su eficacia.

Las luminarias Semi – Indirectas se utilizan, a veces, para mejorar la relación de brillo entre techo y luminaria, cuando el alumbrado tiene un alto nivel luminoso.

Para difundir la luz, con las luminarias Semi – Indirectas, se utiliza vidrio o plástico de densidad inferior al plástico empleado en la construcción de las luminarias Indirectas.

Fuente propia: Iluminación de la cúpula del Reichstag. Berlín. Iluminación nocturna.Fuente propia: Cúpula del Reichstag. Berlín.LUMINARIAS DIRECTAS – INDIRECTAS.

En este tipo de luminarias, el 40 a 60% de la luz se dirige hacia el plano de trabajo por lo que la mayor parte del flujo luminoso utilizado en la iluminación procede de las luminarias.

También estas luminarias emiten hacia el techo y paredes una fracción importante (del orden del 40 al 60%) del flujo luminoso producido.

Cuando las paredes son de color claro, la iluminación proporciona un fondo claro sobre el que resalta este tipo de luminarias, suministrando una importante componente indirecta que propicia una iluminación difusa con emisión muy reducida de flujo luminoso en el plano horizontal que pasa por las lámparas de este tipo de luminarias.

Dentro de las luminarias Directas – Indirectas, hay que mencionar a las luminarias difusas, que emiten una importante fracción de flujo luminoso en el plano horizontal que pasa por las lámparas de estas luminarias, como sucede con las luminarias de globo envolvente que distribuyen la luz de un modo uniforme en todas las direcciones del espacio.

En las luminarias difusas, para proteger a las lámparas, se utilizan cierres de vidrio, plásticos o de rejillas.

LUMINARIAS SEMI – DIRECTAS.

Se da el nombre de luminarias Semi – Directas, a las luminarias que emiten del 60% al 90% del flujo luminoso hacia el plano de trabajo, por lo que la fracción de iluminación eficaz que recibe dicho plano de trabajo es la emitida directamente por este tipo de luminarias.

La fracción de luz dirigida hacia el techo por este tipo de luminarias hace que las zonas de techo que rodea a estas luminarias resulte más brillante que el resto del techo, propiciando una disminución de los valores en la relación entre valores de iluminancia en el techo.

Fuente propia: Cúpula del Reichstag. Berlín. Iluminación diurna.Fuente propia: Iluminación del Reichstag. Berlín. Iluminación nocturna.LUMINARIAS DIRECTAS.

Las luminarias Directas, son luminarias que emiten del 90 al 100% del flujo luminoso hacia el plano de trabajo.

Las luminarias directas se utilizan para producir la máxima iluminación eficaz en las áreas de trabajo.

La mejora de la eficacia en la iluminación que se consigue con este tipo de luminarias, produce:

  • Sombras molestas.

  • Deslumbramientos directos y reflejados inconvenientes.

Las sombras molestas en alumbrado directo se corrige ubicando las luminarias directas muy próximas entre si o desarrollando un iluminación de gran área, por ejemplo, iluminando el techo de pared a pared como forma de alumbrado directo.

Para evitar el deslumbramiento, muchas luminarias directas se ubican en cavidades en el techo y se dispone también para ellas de rejillas o de difusores traslúcidos.

Cuando las luminarias directas se ocultan dentro del campo de visión, las características de la iluminación, en lo referente al deslumbramiento directo, son muy similares al obtenido con luminarias indirectas.

En lo concerniente al deslumbramiento reflejado, conviene no separar excesivamente las luminarias directas del plano de trabajo, ya que cuando mayor sea esta separación, mayor será las posibilidades de que se produzca este tipo de deslumbramientos.

SELECCIÓN DE LUMINARIAS.Fuente propia: Iluminación de la cúpula del Reichstag. Berlín.Fuente propia: Iluminación de la cúpula del Reichstag. Berlín.

Cuando se procede a seleccionar luminarias hay que tener en cuenta cuestiones como:

  • La distribución, apropiada a cada proyecto, de la intensidad luminosa.

  • La eficacia luminosa de las luminarias. De que modo el diseño y los materiales de las luminarias restringen la emisión luminosa de las lámparas desnudas. Cuanto mayor sea el grado de control que se efectúa sobre la emisión de luz mayor será la pérdida de flujo luminoso emitido por las luminarias. El uso de luminarias de baja eficacia se puede justificar cuando se pretende alcanzar un determinado efecto arquitectónico, pero conviene siempre comparar entre si luminarias que tengan el mismo control luminoso con el objeto de seleccionar la luminaria que tenga mayor eficacia luminosa.

  • Las conexiones eléctricas de las luminarias.

  • La construcción mecánica de las luminarias. Dicha construcción debe orientarse a ofrecer elementos metálicos robustos con capacidad de mantener alineados los diferentes componentes y también con capacidad para soportar con seguridad los accesorios que se precisan para hacer funcionar las lámparas. La construcción de las luminarias, así mismo, debe facilitar la accesibilidad a las lámparas, las conexiones eléctricas y los accesorios con el objeto de facilitar las labores de mantenimiento y limpieza de equipos.

  • La apariencia externa de las luminarias. Las soluciones proyectuales arquitectónicas demandan ciertos diseños de luminarias con motivos decorativos afines a los escenarios arquitectónicos donde se pretende instalar dichas luminarias.

MANTENIMIENTO Y LIMPIEZA.

El flujo luminoso emitido por las luminarias tiende a disminuir con el transcurso del tiempo a causa del envejecimiento y del ensuciamiento sufrido por las lámparas.

La mayor merma del flujo luminoso se puede atribuir a la acumulación de polvo sobre las propias lámparas y en las superficies de las luminarias encargadas del control del flujo luminoso por reflexión, refracción o difusión.Fuente propia: Iluminación de la Filarmónica de Berlín.Fuente propia: Iluminación de la Filarmónica de Berlín.

La merma del flujo luminoso a causa del polvo acumulado en las luminarias depende del ángulo de inclinación de las superficies que conforman las luminarias, de su acabado y temperaturas y del nivel de ventilación de las luminarias y de si su diseño se ha efectuado a prueba de polvo y polución atmosférica.

Las luminarias abiertas por abajo y cerradas por encima, tienden a acumular más polvo que las que disponen de ventilación.Fuente propia: Museo de la cultura judia. Berlín.Luminarias directas. Museo de la cultura judia. Berlín.

Cuando las luminarias están ventiladas, las corrientes de convección que se forman expulsan el polvo a través de las aperturas practicadas en las carcasas de las luminarias, consiguiendo con ello, que el polvo se no acumule sobre las superficies de reflexión.

Cuando la atmósfera circundante se encuentra excesivamente polucionada, puede ser recomendable instalar luminarias estancas al polvo que pueden estar dotadas de filtros que facilitan la respiración necesaria para el correcto funcionamiento de los equipos.

Los equipos de las luminarias deben ser de fácil conservación.

PROGRAMA DE MANTENIMIENTO.

Siempre hay que tener en cuenta que el cálculo de una instalación de alumbrado depende de los planteamientos que se efectúen desde el Programa de Mantenimiento.

Dicho Programa de Mantenimiento se debe verificar para poder mantener los niveles de iluminación predeterminados.

En el Programa de Mantenimiento hay que tener muy en cuenta, el Periodo de Renovación de las lámparas y el Intervalo de Limpieza de las luminarias.

PERIODO DE RENOVACIÓN DE LÁMPARAS.

Las lámparas de larga vida, como son las lámparas fluorescentes o las lámparas de vapor de mercurio de alta presión, tienden a sufrir importantes mermas en la emisión de flujo luminoso, del orden del 75% de su valor inicial.

Por ello siempre es conveniente establecer en la memoria del proyecto de alumbrado, un programa de sustituciones antes de que las lámparas agoten su vida.

Por lo general las sustituciones de lámparas se hacen en grupos, una vez que estas llevan un determinando número de horas funcionando.

El periodo de renovación de las lámparas debe ser algo menor que el tiempo de vida media de las mismas.

INTERVALO DE LIMPIEZA DE LUMINARIAS.Fuente: Manuel Martín Monroy. Luminación ambiental del Panteon de Agripa. Roma.

Cuando se intenta establecer el interesado de tiempo propicio para limpiar las luminarias hay que tener en cuenta:

  • El tipo de luminaria.

  • El nivel de acumulación de polvo.

  • El coste de las labores de limpieza.

Lo más económico es hacer coincidir el Intervalo de Limpieza con el Periodo de Renovación de las lámparas.

La ausencia de limpieza limita el funcionamiento eficaz de las luminarias.

El flujo luminoso mengua cuando tiene que atravesar capas de polvo de cierto grosor y determinadas superficies reflectoras como las especulares, dichas superficies cuando están sucias se transforman en superficies con escasa capacidad difusora de la luz.

Por lo que se viene señalando, en las labores de limpieza es aconsejable disponer de luminarias en las que sea posible retirar con rapidez las lámparas y los equipos reflectores.

Es siempre conveniente definir de que modo se va a efectuar la limpieza:

  • Con escaleras ordinarias para limpiar luminarias situadas a altura estándar.

  • Con escaleras especiales (telescópicas) y otros dispositivos cuando las luminarias se encuentran en techos altos o en ubicaciones de difícil acceso.Fuente propia: Luminarias empotradas y proyectores. Aeropuerto de Los Rodeos. Tenerife.Fuente propia: Luminarias empotradas. Aeropuerto de Los Rodeos. Tenerife.

  • Con pasarelas suspendidas a elementos estructurales o desde el techo, cuando las luminarias se encuentran situadas a una gran altura. En este último supuesto, en los techos se dispone de espacio suficiente para poder efectuar operaciones de recambio y limpieza.

  • Utilizando cables de los que se suspende las luminarias. Dichos cables se dotan de mecanismos específicos con los cuales es posible bajar las luminarias para efectuar recambios de lámparas y proceder a la limpieza de luminarias.

También hay que tener en cuenta que la eficacia luminosa varía en función del factor de reflexión. Las superficies sucias de los recintos iluminados, deben ser limpiadas o pintadas (incluso una o dos veces al año), cuando se pretende recuperar las condiciones iniciales de iluminación establecidas en el proyecto, ya que el polvo acumulado en techos y paredes reduce la reflexión de la luz en estas superficies.

Para determinar que influencia tiene en los cálculo de alumbrado esta merma en los valores de la reflexión hay que tener en cuenta las dimensiones de las habitaciones y la distribución fotométrica de las luminarias.

Por ejemplo, en habitaciones pequeñas con iluminación indirecta la influencia de la acumulación de polvo en paredes y techo será mayor que si concurriesen otras circunstancias.

SUMINISTRO DE ENERGÍA ELÉCTRICA.

Para que las lámparas funcionen con eficacia el suministro de energía eléctrica se debe efectuar a las tensiones señaladas por el fabricante (tensión nominal) dentro de los límites prescritos para el sistema de alumbrado.

Cuando se incrementa la potencia eléctrica en las instalaciones es muy conveniente verificar la capacidad que tiene el sistema para mantener las tensiones adecuadas.

El flujo luminoso emitido por las lámparas varía en función de la modificación de los valores de la tensión eléctrica de suministro.Fuente propia: Luminaria colgada. Aeropuerto de Los Rodeos. Tenerife.

Cuando la tensión desciende por debajo de ciertos límites, lámparas como las fluorescentes o las de vapor de mercurio de alta presión pueden dejar de emitir luz.

Cuando se hace funcionar a las lámparas a tensiones más altas que su tensión nominal, se consume mayor potencia eléctrica, se mejora la eficacia luminosa ya que se eleva la emisión de luz, pero se acorta la vida de las lámparas.

Cuando las lámparas funcionan con tensiones inferiores a su tensión nominal, se incrementa la vida útil de las misma, pero como se reduce el consumo de potencia, el flujo luminoso emitido es menor y la eficacia luminosa disminuye.

Una reducción inferior al 5% por debajo del valor de la tensión nominal de una lámpara puede suponer la disminución de flujo luminoso del orden del 16% y un ahorro de potencia luminosa del 8% (watios).

Por lo general el coste de las lámparas suele ser muy bajo si se compara dicho coste con el valor de la energía eléctrica que se precisa para hacer que funcionen, de este modo, el incremento de la vida útil de las lámparas al hacerlas funcionar a tensiones inferiores a la nominal no compensa económicamente el ahorro de energía eléctrica con perdida de calidad de la iluminación, por lo que se hace recomendable para obtener un alumbrado de calidad hacer que las lámparas funcionen a tensión nominal.

Existen supuestos, incluso, en los que para obtener una iluminación de calidad, sería recomendable hacer que las lámparas funcionaran a tensiones superiores a la nominal. En estos supuestos, el coste de la energía, el de la instalación, etc., deben ser, evidentemente, tomados en cuenta así como el incremento en la emisión de flujo luminoso con el objeto de evaluar las ventajas e inconvenientes de adoptar decisiones semejante índole.

BIBLIOGRAFÍA.

  • Manual del Alumbrado Westinghouse. 3º Edición. Editorial Dossat, S.A. Madrid.1980.

 

Fuente propia: Proyectores. Aeropuerto de Los Rodeos. Tenerife. Fuente propia: Iluminación con proyector. Aeropuerto de Los Rodeos. Tenerife.  

Fuente propia: Iluminación con proyectores. Aeropuerto de Los Rodeos. Tenerife.

 

 

Fuente propia: Proyectores. Aeropuerto de Los Rodeos. Tenerife.

 

Fuente propia: Iluminación con luminarias empotradas. Aeropuerto de Los Rodeos. Tenerife. Fuente propia: Iluminación con luminarias colgadas. Aeropuerto de Los Rodeos. Tenerife.
 

Fuente propia: Iluminación de cornisa. Aeropuerto de Los Rodeos. Tenerife.

 

Fuente propia: Iluminación con luminarias colgadas. Aeropuerto de Los Rodeos. Tenerife. Fuente propia: Iluminación con luminarias empotradas. Aeropuerto de Los Rodeos. Tenerife.

Actualizado 19/09/12

 ©  Contenido: Departamento de Acondicionamientos y Servicios