editorial.dca.ulpgc.es

Departamento de Construcción Arq.  |  Escuela de Arquitectura
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria   |   Redacción

www.ulpgc.es www.cda.ulpgc.es

Colecciones

Mapa IU

  Boletín dCA

Descarga / FTP


IHA54

 IHA36 Prevención
IHA Rama Instalaciones Hidráulicas avanzadas
IHA3 Drenaje
IHA31 Relieve
IHA32 Defensa
IHA33 Avenidas
IHA34 Informes
IHA35 Urbanizaciones
IHA36 Prevención
IHA37 Actuaciones
IHA38 SWMM5

 

La presente página se desglosa en los apartados de INTRODUCCIÓN, RIESGOS, AMENAZAS, DESASTRES,  ESTADOS DE EMERGENCIA, CATÁSTROFES, PREVENCIÓN, ZONAS DE RIESGO, PLANEAMIENTO, FENÓMENOS, DOMINIO PUBLICO HIDRÁULICO, DIAPOSITIVAS, VIDEOS y ENLACES.


INTRODUCCIÓN.

La Defensa Civil ante los Desastres Naturales se organiza en torno a estudios de Peligro, de Riesgo y de Vulnerabilidad, donde la confección de Mapas en los que se señalen las áreas conflictivas adquiere una especial significación, sobre todo, cuando se redactan los Planes para mitigar las Catástrofes o Desastres Naturales.

La Vulnerabilidad infraestructural o estructural de las urbanizaciones, debe de ser analizada, de un modo riguroso, cuando se confeccionan estos planesConsultar: Cuba. Desastres naturales analizados en la rama de la construccion. Eduardo Leal Acosta..Consultar: François de Pierrefeu. La casa del hombre. Editorial Poseidon. Barcelona. 1979. La ciudad verde de Le Corbusier.Consultar: François de Pierrefeu. La casa del Hombre. Editorial Poseidon. Barcelona. 1979. La ciudad verde de Le Corbusier.

Es incuestionable la capacidad que tiene el diseño infraestructural urbano para potenciar la aplicación de una serie de medidas encaminadas a encauzar situaciones difíciles, antes, durante y después que se haya producido una CatástrofeConsultar: Cuba. Desastres naturales analizados en la rama de la construccion. Eduardo Leal Acosta..

Las medidas a adoptar vienen determinadas por factores asociados a Criterios Generales de Planeamiento como pueden ser:

  • La Accesibilidad en los asentamientos (organización de la red viaria).
  • Los Estudios de Impacto Ambiental que se hayan efectuado.
  • El diseño de elementos infraestructurales lo suficientemente versátiles como para que ofrezcan un multiuso en caso de necesidad.
  • Los análisis de Costos de las diferentes alternativas que se presenten, según los diferentes paquetes de medidas que se propongan.

Antes de continuar con la presente exposición, y a modo de introducción, conviene establecer una distinción entre los términos que se utilizan para hacer referencia a modos, situaciones, tiempos etc. cuyo uso son imprescindibles cuando tratamos de explicar el carácter, la naturaleza, la dimensión etc. de las Catástrofes Naturales.Consultar: François de Pierrefeu. La casa del hombre. Editorial Poseidon. Barcelona. 1979. La ciudad verde de Le Corbusier.Unidad habitacional de Berlín. Le Corbusier.

Alguno de los términos utilizados, al respecto, son los siguientesConsultar: Cuba. Desastres naturales analizados en la rama de la construccion. Eduardo Leal Acosta.Consultar: Evaluación de riesgos naturales y su relación al urbanismo. Mogens Gallardo Ehlers-Marcussen.:

  • Impactos Ambientales.

  • Vulnerabilidad.

  • Amenaza.

  • Riesgo.

  • Desastre.

  • Estado de Emergencia.

  • Catástrofes.

RIESGOS.

El comienzo de análisis teóricos de Riesgos se inicia cuando René Thom y Christopher Zeemna, aplican la "Teoría de Catástrofes", al ámbito geográfico.

Los fundamentos de dicha teoría fueron establecidos en los años 60 y en esta teoría se define a las Catástrofes como cambios rápidos entre dos estados estables (Anguita 1993).

La mencionada teoría, por lo tanto, permite optimizar el enfoque del análisis de las Catástrofes NaturalesConsultar: Evaluación de riesgos naturales y su relación al urbanismo. Mogens Gallardo Ehlers-Marcussen..

Todo proceso de urbanización sobre el territorio conlleva la aparición de una serie de Riesgos de diferente magnitud y naturaleza que propician una mayor o menor Vulnerabilidad de la población que reside en asentamientos urbanos, ya sean estos fruto de la planificación urbanística o del crecimiento espontáneo (modos y umbrales de la urbanización).

El Riesgo (R) de una comunidad a sufrir un Desastre se puede definir como una relación entre el potencial de una Amenaza (A) que puede suponer la producción de un determinado evento y la Vulnerabilidad (V) que puede tener una colectividad  amenazada por dicho evento. Unidad habitacional de Berlín. Le Corbusier.Cúpula del Edificio Sony. Berlín.

Una ciudad que disponga de un sistema de drenaje adecuado, sin puntos bajos para eludir el efecto bañera, y de un modelo de desarrollo urbano idóneo (como podría ser el modelo de ciudad verde propuesto por Le Corbusier), tiene un bajo riesgo de sufrir inundaciones, ya que ofrece una baja vulnerabilidad frente a precipitaciones de lluvias desmesuradas con Periodos de Retorno superiores a los 50 años, de elevada intensidad. 

Una ciudad desarrollada según el modelo tradicional, con elevados coeficientes de escorrentía, proliferación de puntos bajos, con un deficiente sistema de drenaje, corre un elevado riesgo, al tener una alta vulnerabilidad, frente a cualquier precipitación de escasa Intensidad y Periodo de Retorno de menos de 10 años.

Anguita (investigador español - 1993), en sus trabajos define los riesgos naturales y la intervención del hombre en el medio geográfico.

Anguita & Serrano (1993) y  Sanhueza & Vidal (1996) definen al Riesgo , “como la capacidad de daño (personal y material) de un fenómeno con respecto al tiempoConsultar: Evaluación de riesgos naturales y su relación al urbanismo. Mogens Gallardo Ehlers-Marcussen..  

El concepto de Riesgo sustentado por un hecho natural, continúa con su evolución cuando también se ha comenzado a tener en cuenta conjuntamente con los sistemas naturales, los sistemas sociopolíticos, tecnológicos, etc.Consultar: Evaluación de riesgos naturales y su relación al urbanismo. Mogens Gallardo Ehlers-Marcussen.

El Riesgo que tienen los países a sufrir Catástrofes pueden venir determinados por factores como:

  • La urbanización o proliferación de la edificación con ausencia de planificación y deficiencias constructivas. Fuente propia: Urbaniación residencial resuelta tallando el relieve. La Caldereta. Isla de La Palma.

  • La industrialización sin tener en cuenta los posibles Impactos Ambientales que se produzcan.

  • La desmesurada presión demográfica.

  • La expansión de la pobreza y de la marginalidad.

Estos y otros factores contribuyen a explicar porqué determinados países o sectores de población acumulan una desmesurada tendencia a sufrir Catástrofes.

AMENAZAS.

La Amenaza es la capacidad potencial que puede tener un determinado evento extraordinario o extremo para afectar, de un modo negativo, la existencia de un colectivo, sus propiedades y el desarrollo de sus actividades.

El término de Amenaza identifica siempre una fuente de peligro en función de la potencialidad que se le puede atribuir para producir dañoConsultar: Evaluación de riesgos naturales y su relación al urbanismo. Mogens Gallardo Ehlers-Marcussen..

Las Amenazas vienen definidas porConsultar: Evaluación de riesgos naturales y su relación al urbanismo. Mogens Gallardo Ehlers-Marcussen.: Urbanización de la isla de La Palma. Canarias.

  • Los Riesgos (probabilidad).

  • Los Impactos (magnitud).

  • Los elementos contextuales (convencionalismos sociopolíticos de cada colectivo).

DESASTRES.

El Desastre es la materialización de la Amenaza, es un hecho que por su naturaleza y magnitud, sobrepasa la capacidad que tiene una colectividad para hacerle frente con sus propios recursos.

Sanhauza y Vidal (1996), proponen la siguiente definición de Desastre, se trata según estos autores, de un suceso que causa alteraciones en las personas, los bienes, los servicios y el medioambiente, excediendo la capacidad de respuesta de la comunidad afectadaConsultar: Evaluación de riesgos naturales y su relación al urbanismo. Mogens Gallardo Ehlers-Marcussen..

Los Desastres admiten diversas clasificaciones, de este modo podemos encontrar: Modelo de ciudad tradicional. Las Palmas de Gran Canaria. 1990

  • Desastres silenciosos.

  • Desastres súbitos.

  • Desastres lentos.

  • Desastres producidos por causas naturales.

  • Desastres producidos por la intervención humana.

Los Desastres producidos por causas naturales son causados por fenómenos naturales, cuando en su desarrollo se superan ciertos niveles admisibles para determinados escenarios.

Una precipitación de desmesurada intensidad que se produce en el mar, a pocos kilómetros de una ciudad costera, no constituye una amenaza por carecer obviamente de la suficiente potencialidad para producir una gran inundación en dicha ciudad costera. En este supuesto, por lo tanto, no se puede hablar ni de amenaza ni de desastre. Sin embargo, esa misma precipitación sobre la aludida ciudad, si puede ser causa de un desastre que puede llegar a convertirse en una catástrofe.Fuente propia: Maqueta de la antigua primigenia linea de costas y el antiguo sistema hidrografico de S/C. de Tenerife.Modelo de ciudad tradicional. S/C. de Tenerife. 1960

ESTADOS DE EMERGENCIA.

Un Estado de Emergencia es un deterioro de la capacidad de dar respuestas válidas de una colectividad, durante un dilatado periodo de tiempo, a determinados fenómenos naturales.

En el ejemplo de nuestra ciudad costera, la incapacidad económica para construir redes de drenaje con las secciones adecuadas, la urbanización y ocupación de causes naturales (barrancos, vaguadas, etc,) puede ser causa de un Estado de Emergencia, frente al Riesgo de inundaciones.

CATÁSTROFES.

Martín Vide (experto español - 1993), aplica la teoría de las Catástrofes a las Catástrofes de origen climático. En sus trabajos, este investigador define una Catástrofe como la transición discontinua en un sistema con más de un estado estable, donde la Catástrofe, se corresponde con el salto que se produce entre dos estados estables. La Catástrofe se concibe entonces como una discontinuidad, producto de un fenómeno natural extremoConsultar: Evaluación de riesgos naturales y su relación al urbanismo. Mogens Gallardo Ehlers-Marcussen..

Las Catástrofes pueden ser concebidas como Riesgos específicos que acaban produciéndose y generando un profundo impacto en las poblaciones que las sufrenConsultar: Evaluación de riesgos naturales y su relación al urbanismo. Mogens Gallardo Ehlers-Marcussen.:

  • Muerte.

  • Lesiones.

  • Daños en propiedades.

  • Impactos Ambientales.

  • Trastornos de actividades. Fuente propia: Ejemplo de ciudad tradicional. S/C. de Tenerife.

Para reducir las Catástrofes Naturales, se están promoviendo políticas que pueden operar a nivel internacional como pude ser las del Decenio Internacional para la Reducción de Catástrofes Naturales (IDNDR, International Decade of Natural Disaster Reduction), instituida por la Asamblea General de las Naciones Unidas (01-01-1990).

El IDNDR se puede considerar como un esfuerzo internacional destinado a planificar la preparación y prevención de CatástrofesConsultar: Evaluación de riesgos naturales y su relación al urbanismo. Mogens Gallardo Ehlers-Marcussen..

El IDNDR promueve, por lo tanto, el empleo de Sistemas de Alarma, de Vigilancia Local y de preparación para hacer frente a Catástrofes locales o nacionales.

Existe una tendencia constatable al incremento de la frecuencia y la magnitud de las Catástrofes en los últimos 30 añosConsultar: Evaluación de riesgos naturales y su relación al urbanismo. Mogens Gallardo Ehlers-Marcussen..

También se puede constatar que las Catástrofes se producen con mayor frecuencia en los países menos desarrollados donde se está registrando una creciente urbanización aparejada a un manifiesto deterioro ambiental que potencia la Vulnerabilidad de estas áreas frente a las Catástrofes NaturalesConsultar: Evaluación de riesgos naturales y su relación al urbanismo. Mogens Gallardo Ehlers-Marcussen..

La Oficina de Coordinación de Naciones Unidas para el Socorro en caso de Desastre (UNDRO) desarrolla estudios de evaluación de Vulnerabilidad de los países.

Estos estudios han permitido establecer los umbrales que deben ser superados por las Catástrofes, para ser consideradas como tales (más de 30 fallecidos y daños materiales por valor 1% del PNB del país afectado).

Los estudios que se mencionan han permitido establecer una clasificación de países en función de la Propensión o Riesgo que tienen a sufrir Catástrofes.

Existen países como Etiopía, Mauritania, Bangladesh, etc. que tienen una alta Propensión o Riesgo a que se produzcan Catástrofes en ellos.

En Canarias, la creciente urbanización de los territorios insulares, está introduciendo Riesgos muy importantes en materia de inundaciones.

Por ello se ha considerado de interés, dedicar el presente trabajo, a analizar una serie de cuestiones relacionadas con la Morfología Urbana y con los Desastres Hidrometereológicos. 

Dentro de la evolución del concepto de Riesgo, la realización de tipologías referidas a la etiología de los hechos no tienen ya una interpretación meramente funcional.

Lo mismo está sucediendo en lo referente a las posibles Respuestas Infraestructurales que se puedan dar.

Estas Respuestas Infraestructurales, en la actualidad,  se pueden considerar inscritas en medios sociales y ambientales de gran amplitud, donde se hace muy difícil establecer una distinción entre Riesgos Específicos y la interpretación que de los mismos se hace dentro de un determinado contexto sociopolítico.

Por ello, dentro de este marco de actuación de creciente complejidad, a medida que los Riesgos y las Amenazas incidan más en el ámbito de la política, de las modas intelectuales, etc. las decisiones y los tratamientos adoptados, es decir, las Respuestas dadas, tendrán más en cuenta el estado de la opinión pública que las proezas tecnológicas que puedan ponerse en prácticaConsultar: Evaluación de riesgos naturales y su relación al urbanismo. Mogens Gallardo Ehlers-Marcussen..

Las Infraestructura Técnicas Urbanas, tienden a organizarse según una sistemática que nace de la propia naturaleza de dichas Infraestructuras.

Dicha sistemática puede ser concebida, en principio, como respuesta organizativa para resolver de un modo satisfactorio la coordinación de los diferentes Servicios Infraestructurales, con respecto a si mismos y con respecto al escenario urbanístico en el que se desarrollan.

Las inundaciones catastróficas en España, siguen causando un número elevado de víctimas a pesar de las medidas de todo orden que se vienen adoptando.

Eventos extremos como los de Besós (Barcelona, septiembre de 1962 - casi 800 fallecidos), Granada - Almería - Murcia (octubre de 1973 - 300 fallecidos), Yebra y Almoguera (Guadalajara, agosto de 1995 - 10 fallecidos), Biescas (Huesca, agosto de 1996 - 87 fallecidos), Cerro de Reyes (Badajoz, noviembre de 1997 - 22 fallecidos), Caldera de Taburiente (Isla de La Palma, 22 de noviembre del 2001 - 3 fallecidos), S/C. de Tenerife (marzo del 2002 - 7 fallecidos), nos indican que a pesar del esfuerzo organizativo, normativo, infraestructural, etc., realizado, la población española sigue siendo muy vulnerable a los eventos hidrometeorológicos extremos (20 fallecidos anuales, a causa de las inundaciones)Consultar: Francisco J. Ayala-Carcedo. El sofisma de la imprevisibilidad de las inundaciones y la responsabilidad social de los expertos. Un análisis del caso español y sus alternativas..

Las pérdidas económicas producidas por eventos extremos, son importantes (35.000 millones de pts, 210 millones de €), al rededor del 0.03% del P.I.B españolConsultar: Francisco J. Ayala-Carcedo. El sofisma de la imprevisibilidad de las inundaciones y la responsabilidad social de los expertos. Un análisis del caso español y sus alternativas..

No obstante lo señalado, parece ser que, gracias a las políticas adoptadas, desde la década de los 70, el número de fallecidos no ha dejado de disminuir.

PREVENCIÓN.

Dentro del marco establecido para las actuaciones preventivas, cabe señalar que, las tasas de cobertura aseguradora en nuestro país son unas de las más altas del mundo (más del 50% de viviendas y más del 65% de comercios e industrias asegurados)Consultar: Francisco J. Ayala-Carcedo. El sofisma de la imprevisibilidad de las inundaciones y la responsabilidad social de los expertos. Un análisis del caso español y sus alternativas..

Todas las inundaciones aludidas, han sido "inundaciones relámpago", producidas en cauces torrenciales ubicados en cuencas hidrográficas pequeñas (con superficies inferiores a los 50 Km2 ), con escorrentías con muchos arrastre (más del 20% de arrastres de material sobre el total del caudal punta de crecida) y con tiempos de concentración muy cortos (menos de 6 horas).

Las mencionadas características son, precisamente, las que definen la mayor parte de las cuencas canarias. Por todo ello, se está en el entendimiento que se hace muy necesario reflexionar, dentro del ámbito del urbanismo preventivo, sobre el problema de las inundaciones en las islas, con enfoques que contemplen la propia dinámica de los sistemas hidrográficos, de drenaje urbano y  la conflictiva casuística generada por la actividad turística canaria, sobre todo, si se tiene en cuenta, tal como se viene insistiendo que, las catástrofes producidas por las inundaciones en lo referente a pérdidas de vidas humanas, con carácter preferente, no son atribuibles a medianas y grandes cuencas sino a pequeñas cuencas.

ZONAS DE RIESGO.

Las inundaciones suelen producirse, de forma recurrente, en determinados parajes que tienen unas características geohidrológicas muy bien conocidas.

Las áreas inundables peligrosas son  suelos con poca pendiente (conos de deyección, llanuras aluviales, rampas  de origen volcánico con suelos nuevos, etc.), que se suelen localizar en las desembocaduras de los cauces. En estas áreas, las avenidas acarrean volúmenes importantes de sedimentos. Dicho acarreo depende de la velocidad que tenga el agua, cuanto mayor sea esta, más grandes serán los elementos transportados, un canto rodado de 1 m3 , en determinadas circunstancias puede ser arrastrado por aguas que tengan velocidades superiores a los 6 m/seg.. que son velocidades propias de las inundaciones relámpago.

Por lo que se viene exponiendo, cabe señalar que, en Canarias, las áreas costeras con riesgo de inundación pueden constituirse en áreas de alta peligrosidad ya que en ellas, pueden estar concurriendo circunstancias, como las que a continuación se reseñan:

  • Alta densidad poblacional, como consecuencia de la actividad turística.

  • Carácter torrencial de las escorrentíasPrecipitaciones convectivas con alta intensidad, como consecuencia de la componente marítima de los climas insulares. como consecuencia de las fuertes intensidades de las lluvias y del pronunciado relieve de gran parte de las islasRelieve pronunciado condicionado por las estructuras geológicas derivadas de la actividad volcánica..

En la actualidad, por circunstancias que se analizarán en los próximos apartados,  solo es posible adoptar medidas preventivas realmente eficaces en cuencas con superficies superiores a los 500 Km2 . En cuencas pequeñas, con superficies inferiores a los 50 Km2 , con tiempos de concentración muy cortos, con asentamientos costeros ubicados en sus desembocaduras (por ejemplo), de elevada densidad poblacional (como sucede en Canarias), no sería factible la evacuación ya que en esta operación se consumiría más tiempo del que se dispone. En esas circunstancias, las puntas de escorrentía se presentarían en plena operación de evacuación con el consiguiente incremento del riesgo para la población.  

Se podría recurrir en el supuesto enunciado, a la localizar zonas de riesgo, asociando su demarcación a los perímetros determinados por la legislación vigente, en materia de deslindes del dominio público de los  cauces, pero siempre hay que tener en cuenta que los mencionados deslindes se realizan, ante todo, para señalar el estatus jurídico de dichos cauces, no para señalar áreas de riesgo de inundación y niveles de peligrosidad de las mismasConsultar: Francisco J. Ayala-Carcedo. El sofisma de la imprevisibilidad de las inundaciones y la responsabilidad social de los expertos. Un análisis del caso español y sus alternativas..

En el estudio del riesgo, sería necesario no solo contemplar los rasgos físicos de las catástrofes por inundación, sino también otros aspectos, como bien puede ser el componente socioeconómico de la cuestión.

Solo es posible definir la vulnerabilidad de la población a través de la dimensión humana de las catástrofes naturales. En esta definición hay que considerar aspectos comoConsultar: ALGUNAS CUESTIONES SOBRE GEOGRAFÍA DE LOS RIESGOS. Francisco Calvo García-Tornel. Scripta Nova. Revista Electrónica de Geografía y Ciencias Sociales. Universidad de Barcelona. [ISSN 1138-9788] Nº 10, 15 de noviembre de 1997.:

  • Las circunstancias económicas de la población. En el apartado "I6231 Prevención de contingencias" , se hará referencia a las actuales circunstancias económicas de Canarias.

  • La cohesión social.

  • El marco jurídico. En los apartados "I6231 Prevención de contingencias", "I6232 Erosión y Relieve Artificial", "I6233 Drenaje Urbano" e "I6234 Informe Técnico de daños a edificación por inundación. San Bartolomé de Tirajana", se hacen referencias a la actual normativa en vigor, tanto a nivel Comunitario, como Nacional y Autonómico.

  • Medios técnicos seleccionados. En los apartados "I6232 Erosión y Relieve Artificial", "I6233 Drenaje Urbano" e "I6234 Informe Técnico de daños a edificación por inundación. San Bartolmé de Tirajana", se hace referencia a la cuestión técnica.

  • Factor cultural y educativo.

  • Medios de comunicación y coyuntura política.

PLANEAMIENTO.

Toda labor de Planeamiento Urbanístico, por propia definición, tiene el carácter de actuación preventiva, ya que a partir de la constatación de la existencia de un conjunto de problemas vinculados a la salubridad, higiene, confort, etc., de la ciudadanía, se pretende dar respuestas urbanísticas que no supongan una agresión intolerable hacia el medio ambienteConsultar: Dieter Prinz. Planificación y configuración urbana. Ediciones G. Gili S.A. México D.F. 1984.  Bloques de apartamentos turísticos. Sur de Gran Canaria.Urbanización turística. Sur de Gran Canaria.Las urbanizaciones turísticas que en la actualidad se construyen en Canarias, representan una gran oportunidad de desarrollo económico para las islas, pero también pueden ocasionar un lamentable deterioro del medio ambiente, y si además, en su construcción no se tienen en cuenta ciertos aspectos de la urbanización ligados con la seguridad, difícilmente dichas urbanizaciones podrían hacer  frente, de modo exitoso, a eventos naturales (episodios hidrometereológicos, sismos, huracanes, etc.).

La creciente actividad turística en la que se basa, el actual funcionamiento del sistema económico que rige en Canarias, está comenzando a ser una seria amenaza para un medio natural tan privilegiado, limitado y frágil como puede ser el medio natural de las islas.

Desde la década de los 60, el número de turistas se ha venido duplicando cada década hasta alcanzar en 1999 los 12 millones. El número de plazas alojativas legales supera actualmente las 350.000, sin contar las que se encuentran pendientes de regularización o en construcción. También hay que tener en cuenta que el planeamiento vigente ha calificado suelo turístico con opciones de construir unas 850.000 plazas.

La actividad turística a propiciado un notable incremento de la densidad poblacional de las islas (264 hab./Km2), dicha densidad alcanza un valor punta en la isla de Gran Canaria de 542 hab./Km2 .Puerto de S/C. de La Palma.Urbanización de la Isla de La Palma. Canarias.

En las islas, si se excluye el suelo ocupado por espacios naturales, zonas altas (de cota elevada) y con fuertes pendiente, la densidad media poblacional sobre suelo útil es de 685 hab./Km2 .

Como se puede constatar por lo expuesto, el ritmo de crecimiento poblacional impuesto por la actividad turística es muy importante (por ejemplo, solo el 28% del crecimiento poblacional ha sido crecimiento vegetativo, durante el años 2000).

En las islas orientales, por ejemplo, una cuarta parte de la población en el año 1996, procedía del exterior. Dentro de este contexto poblacional, se puede asegurar que, las poblaciones autóctonas de algunas de las islas se han constituido en grupos minoritarios dentro de su propio marco insular.

Como se insiste, el crecimiento poblacional se ha disparado como consecuencia de la actividad turística, entre 1991 y 2001 la población de las islas ha sufrido un incremento del 19%, siendo la tasa de crecimiento anual de un 1.29% entre 1986 y 2001. Entre 2000 y 2001, la tasa de crecimiento ha sido de 3.7%.

No obstante lo señalado, se puede constatar que el crecimiento poblacional se ha estancado en algunas islas mientras que en otras como Fuerteventura y Lanzarote, dicho crecimiento resulta desmesurado.

En Fuerteventura entre 1991 y 2001, el crecimiento fue de un 79%. En Lanzarote, en ese mismo intervalo de tiempo, el crecimiento fue de un 60%.

En general y por municipios cabe destacar los crecimientos de Mogán (Gran Canaria, con un 64.8% y el de Pájara (Fuerteventura) con un 179%.Urbanización turística, resuelta tallando el relieve. Sur de Gran Canaria.Urbanizaciones turísticas del Sur de Gran Canaria.

En la actualidad, el sector primario, severamente lastrado por problemas endémicos (orografía, escasez de agua y minifundismo) muestra una evidente tendencia a perder competitividad frente a la actividad turística. La sustancial reducción de superficies cultivables (de 2.800 Ha entre 1995 y 2000), no solo se puede atribuir a la tecnificación de la agricultura sino también al abandono sistemático de superficies cultivables, susceptibles de conocer un mejor rendimiento económico en el ámbito de la actividad turística.

La actividad turística, como es lógico suponer, se encuentra íntimamente ligada al sector de la construcción y al mercado del suelo. El incremento generalizado de las construcciones ha generado, a su vez, el desarrollo de una importante actividad extractiva que, está planteando problemas como la destrucción de suelos, con el consiguiente incremento de los efectos de los procesos erosivos, sobre todo, en barrancos y conos volcánicos.

La actividad constructiva ha pasado de representar en 1994 el casi 8% del valor añadido bruto del archipiélago a algo menos del 10% en 2001.

La actividad turística, por lo que se viene exponiendo, está significando un notable incremento en la demanda de viviendas, infraestructuras, dotaciones y servicios, tanto para la nueva población turística como para la población de las islas en general, ligada de un modo u otro a dicha actividad. La demanda de agua y energía y la producción de residuos, se está incrementando, como se insiste.Actividad agrícola en el Sureste de Gran Canaria.

FENÓMENOS.

En Canarias, gran parte de sus cauces, no son muy extensos y por las características orográficas de casi todas las islas, se pueden considerar como cauces torrenciales.

Interesa por lo tanto, estudiar lo sucedido en Biescas, por entenderse que en las islas se pueden reproducir eventos extremos con características semejantes, basta tan solo recordar lo acaecido en S/C. de Tenerife, en marzo del presente año, para concluir estimando que, incluso el desastre de S/C. de Tenerife, parece más una advertencia que un desastre tal, si se considera el número de fallecidos que se habrían producido en dicha ciudad, en el transcurso de un día laboral y no en un día festivo, final de puente, tal como ocurrió.Deslizamiento de tierras por riada. Islas Canarias.

El 23 de junio de 1997, se produjo una sesión informativa, de enorme interés para el tema que nos ocupa, en el Senado, de la Comisión Especial sobre al Prevención y Asistencia en situaciones de Catástrofe.

Aunque el Profesor D. José María García Ruiz, fue el encargado de informar sobre dicho fenómeno, otros participantes también lo aludieron en dicha sesión informativa.

Como se puede recordar, la Catástrofe de Biescas, se produjo el 7 de agosto de 1996, en la cuenca de Arás próxima a la localidad de Biescas.

La cuenca de Arás, es una cuenca de montaña que tiene una superficie de unos 18 Km y pendientes muy importantes (20%) que propician tiempos de escorrentía muy pequeños y la circulación del agua con mucha rapidez.

Estas características que se acaban de reseñar, son también propias de la mayoría de nuestras cuencas insulares, por ello en la presente ficha dedicada a Eventos Extremos, se ha considerado de interés realizar un resumen de lo informado en la mencionada Sesión Informativa del Senado del 23 de junio de 1997.

Arrastre de tierras por riada. Islas Canarias.A continuación se presenta un resumen de la ponencia presentada por el Profesor D. José María García Ruiz, acompañado de extractos de otras intervenciones (D. Juan Manuel Varela Nieto, Doña. María González del Tanago) , que hicieron alusiones directas al tema.

La cuenca de Arás está integrada por 3 subcuencas, cuyas aguas se reúnen antes de dirigirse hacia el río Gallego por una pendiente del 20% (hay que señalar que los cursos fluviales suelen tener pendientes en torno al 1%).

El cono de deyección de la cuenca de Arás, se localiza en su desembocadura en el río Gallego. Dicho cono de deyección esta constituido por sedimentos originados en los procesos erosivos producidos en la cuenca.

Sobre el mencionado cono, se autorizó en 1987, la construcción de un camping de 1.000 plazas.

Por tratarse de un barranco torrencial, se procedió en su momento (años 40 - 50), a efectuar correcciones en la cuenca consistentes en al realización de obras estructurales (construcción de unas 20 presas de retención) y realización de reforestaciones.

También se modificó el trazado natural del barranco en sus últimos tramos, con la construcción de un canal rectilíneo de derivación en la desembocadura del río Galleto, donde se emplaza el ya mencionado cono de deyección, de este modo, la nueva canalización que recogía las aguas de la cuenca, se trazó por la bisectriz del cono de deyección.

La canalización tenía una capacidad de acogida de caudales de unos 100 m3 /seg.

Cuando se produjo la avenida catastrófica el arroyo de Arás, en los momentos críticos retomó su trazado original, porque la canalización de derivación no se adaptaba ni a ese trazado ni a su dinámica geomórfica. 

Para hacer frente a las elevadas pendientes de estos tramos, se construyeron escalones, en la mencionada canalización.

Dichos escalones, no tenían la altura suficiente como para afectar a la circulación de flujo que en algunos momentos llegó a alcanzar en ciertos puntos 4 m. de altura.

La altura de las presas de retención construidas era de unos 12 metros, y la anchura de unos 40 metros. La máxima altura de los muros de contención de las presas de retención para recarga natural de acuíferos es de 2.5 m, y su altura mínima de 1.5 m. Para optimizar el volumen disponible para recarga se profundiza y nivela la base del cauceConsultar: Recarga Artificial en el acuífero de Jávea mediante aprovechamiento de los excedentes hídricos procedentes del rio Jalón - Gorgos. J.L. Armayor, J.M. Murillo Díaz. L. Rodríguez Hernández..

Las presas de retención de Arás, tenían diques excesivamente esbeltos, con los umbrales de los aliviaderos muy estrechos y con unos mampuestos muy finos que al ser golpeados por los bloques de piedras acarreados por las aguas, fueron arrancados de su sitio.

Las presas de retención de Arás proporcionaban una gran sensación de seguridad, mientras se mantuvieron en pie.

Las presas y el canal de derivación representaron en su época una inversión económica importante sobre todo si se tiene en cuenta que el coste de este tipo de obras siempre se sitúa en 1/3, del valor de los daños que se puedan producir.

El 7 de agosto de 1996, se produjeron precipitaciones en la zona debido al encuentro de masas de aire frío procedentes del norte y del aire cliente y húmedo que se situaba esos días sobre el norte de la Península.

Se estima que en los momentos de máximo apogeo de la tormenta, el caudal circulante en el cauce de Arás rondaba los 500 m3/seg., como consecuencia de ello todas las presas de retención de Arás, menos 3, se derrumbaron (por efecto dominó), aportando de súbito un importante volumen de sedimento al golpe de agua, en los aproximadamente 2 minutos de tiempo que duró la punta del caudal de crecidas.

También se estima que, la fracción total de sedimentos acarreados por la masa de agua pudo ser de unos 350 m3 /seg.

Tal arrastre de material, hizo que por abrasión, la canalización de derivación perdiera parte de su escalera, para quedar después sepultada entre los sedimentos.

El golpe de agua descrito, cayó sobre el cono de deyección buscando su salida natural que era la explanada sobre la que se localizaba el camping.

En consecuencia de todo lo expuesto, dicho camping fue arrasado, produciéndose 86 fallecidos y 1 desaparecido.

Se hace preciso señalar que, el procedimiento penal abierto a raíz de catástrofe será probablemente archivado.

Lo acaecido en Arás, ha generado una cierta polémica entre expertos y especialistas en la materia ya que de una parte se sigue confiando en la adopción de medidas estructuralista (construcción de presas, diques, reforestación, etc.), para afrontar la corrección de cuencas y por otra parte, lo no estructuralistas insisten en la necesidad de adoptar medidas como la realización de mapas de riesgo, campañas de divulgación y concienciación, etc. y se cuestionan la propia realización de obras como las mencionadas, que otorgaban una sensación de falsa seguridad. Para estos expertos, lo indicado sería dictar normas que impidan la construcción y ocupación de áreas de riesgo.

También sostienen los no estructuralistas la opinión de que a la hora de delimitar dichas áreas de riesgo, es una imprudencia emplear, de un modo exclusivo, el enfoque probabilístico que se fundamenta en el establecimiento de valores de Máximas Intensidades de lluvia, para determinados Periodos de Retorno,  y en las fórmulas hidráulicas en uso. De este modo, antes de tomar decisiones precipitadas, se haría también preciso tener en cuenta indicadores geomorfológicos, geobotánicos, paleohidrográficos, etc. máxime cuando hay que tener en cuenta que:

  • El desarrollo urbano, precisa para su expansión de suelo llano y extenso, es decir, de suelo barato localizado en ciertas ocasiones sobre áreas de riesgo como son los conos de derrubio total o parcialmente funcionales, llanuras aluviales. etc.

  • En España, las lluvias extremas, tienen tiempos de concentración muy cortos (menos de 6 horas) y se suelen concentrar en zonas de reducidas dimensiones (unos 50 Km2 ), en cuencas torrenciales. Es decir, apenas se tiene tiempo suficiente para iniciar actuaciones de salvamento, para afrontar desastres de gran magnitud.

  • En España, las cuencas torrenciales producen porcentajes elevados de víctimas en relación a las víctimas producidas en inundaciones de cuencas no torrenciales.

  • El número máximo esperable de víctimas de avenidas está en nuestro país por debajo de las 1.000 personas.

DOMINIO PUBLICO HIDRÁULICO.

En la determinación de áreas de riesgo de riada, se hace necesario, deslindar los cauces.

En Canarias, La Ley 12/1990, de 26 de julio, de Aguas, en su artículo 29, señala que la planificación hidrológica se realizará a través de:

  • El Plan Hidrológico de Canarias.

  • Los Planes Hidrológicos Insulares.

  • Los Planes Hidrológicos Parciales y Especiales.

  • Las Actuaciones hidrológicas.

El artículo 38 de la citada Ley 12/1990, indica que entre los cometidos de los Planes Hidráulicos Insulares, están:Contribución por desplome de estanque al golpe de agua en riada. Islas Canarias.

  • El establecimiento sobre estudios, actuaciones y obras a llevar a cabo para prevenir y evitar daños por inundaciones, avenidas y otros fenómenos hidráulicos.

  • El desarrollo de Planes Hidrológicos-forestales y de conservación de suelos que hayan de ser realizados por la Administración.

En el Decreto 152/1990, de 31 de julio, por el que se aprueba las Normas Provisionales reguladoras del Régimen de Explotación y Aprovechamiento del Dominio Público Hidráulico, para captaciones de aguas o para utilización de cauces se señala que serán objeto de deslinde los cauces por los que ocasional o permanentemente discurra agua de avenidas ordinarias.

Las citadas Normas Provisionales, consideran como caudal de Avenida Ordinaria, el que origine la precipitación máxima de las series más extensas disponibles en las estaciones meteorológicas más próximas a cada cuenca y que tengan la probabilidad de ocurrir una vez cada cien años.

En dichas Normas Provisionales se indica que, para delimitar el cauce de dominio público se tendrá en cuenta, además, los hechos acaecidos que puedan coadyuvar a la determinación de la avenida ordinaria, la observación del terreno y las alegaciones y manifestaciones de los ribereños interesados y de los prácticos y autoridades locales. Pérdida de base de sustentación de obra de hormigón ciclópeo por arrastre de materiales por riada. Islas Canarias.

También en las Normas Provisionales que se citan, se señala que, cualquier obra de ocupación o de canalización en un cauce, o de cruce de éste, deberá proyectarse de forma que permita desaguar la avenida que origine la precipitación máxima de las series más extensas disponibles en las estaciones meteorológicas más próximas a cada cuenca y que tenga la probabilidad de ocurrir una vez cada quinientos años, considerando además que el agua arrastra un 20% de aportes sólidos.

En todos los casos, se añade en las Normas Provisionales, deberá justificarse la velocidad de cálculo de las aguas y las medidas de protección que resulten precisas para evitar erosiones y socavamientos, no teniéndose en cuenta la existencia de embalses a los efectos de aminorar la cuantía de la avenida.

La Ley 29/1985, de 2 de agosto, de aguas, en su artículo 6º, determina que en cada margen de la zona de dominio público de los cauces habrá una zona de servidumbre de 5 metros de anchura para uso público, más otra de policía, de 100 metros, en la que se condicionará el uso del suelo y las actividades que sobre él se desarrollen.

Se sobreentiende que esta definición no obliga a Canarias ya que en la Disposición Adicional Tercera de la mencionada Ley 29/1985, se indica que las zonas de servidumbre y de policía que son anejas a dicho dominio público, estrictamente no son dominio y quedan, por tanto, fuera del ámbito de regulación estatal.Arrastre de sedimentos por riada. Islas Canarias.

En Canarias son los Planes Hidrológicos Insulares, los que tienen competencia para determinar la superficie ocupada por las áreas de policía y servidumbre, de este modo, por ejemplo, el Plan Hidrológico Insular de la Isla de La Palma, determina que para ajustar la norma a las especificidades del sistema hidrográfico insular que, la zona de policía debe tener en vez de un ancho de 100 metros, un ancho de 25 metros, con la particularidad de que con la delimitación de dicha zona no se puede superar la zona afectada por avenidas de 500 años, en cuyo supuesto el límite de ésta constituiría el extremo exterior de la zona de policía.

Para finalizar, también cabe señalar al respecto que, la directriz 113 de Las Directrices de Ordenación General de Canarias, en su apartado 6, indica que el planeamiento urbanístico prestará especial atención a la ordenación en situaciones paisajísticas y topográficas inadecuadas, en cualquier clase de suelo y, en particular:

  • Se evitará la ocupación por la edificación y la urbanización de terrenos con pendiente superior al 50%, así como aquellos que afecten a líneas de horizonte o a perfiles destacados del terreno, como lomos, conos, montañas, etc.

  • Se evitará igualmente la canalización y ocupación de cauces de barrancos con rellenos para instalaciones deportivas, jardines, dotaciones y otros.

  • Como criterio general, se prohibirá la construcción en el borde exterior de los viales que den a ladera, dejándolos abiertos y sin edificación. Lavado de suelo por riada. Islas Canarias.

DIAPOSITIVAS.

VIDEOS.

ENLACES.

1.- Página de EIRD - Cuba: Desastres naturales analizados en ramas de la construcción. Eduardo Leal Acosta.

2.- Respuestas Sociales a los Riesgos Ambientales. Dra. Susan L. Cutter. Departamento de Geografía de la Universidad de Columbia.  email: scutter@sc. http://lorax.geog.sc.

3.- Evaluación de riesgos naturales y su relación al urbanismo. Mogens Gallardo Ehlers-Marcussen.

4.- Geomorfología. Formas erosivas de La Palma.

5.- ALGUNAS CUESTIONES SOBRE GEOGRAFÍA DE LOS RIESGOS. Francisco Calvo García-Tornel. Scripta Nova. Revista Electrónica de Geografía y Ciencias Sociales. Universidad de Barcelona. [ISSN 1138-9788] Nº 10, 15 de noviembre de 1997.

6.- El Sofisma de la imprevisibilidad de las inundaciones y la responsabilidad social de los expertos. Un análisis del caso español y sus alternativas. Trabajo de alto interés.

7.- Recarga artificial en el acuífero de Jávea mediante aprovechamiento de los excedentes hídricos procedentes del río Jalón - Gorgos. J.L. Armayor Cachero. J.M. Murillo Díaz. L. Rodríguez Hernández. Instituto Tecnológico Geominero de España (ITGE). Madrid. Trabajo de interés.

8.- Contribución e interacción entre fenómenos meteorológicas a diferente escala en el episodio de Biescas (7 Agosto 1996)R. Riosalido S.T.A.P. Instituto Nacional de Meteorología. Informe de interés.

9.- Las lluvias y sus incidencias sobre el territorio.

10.- ALGUNAS CUESTIONES SOBRE GEOGRAFÍA DE LOS RIESGOS. Francisco Calvo García-Tornel

11.- Trabajo sobre Mapas de Riesgo de Avenida en pequeñas cuencas hidrográficas. Tamara Horcajada Herrera. Moises R. Simancas Cruz. Pedro Dorta Antequera.

12.- Información geográfica sobre el barranco de Arás.

13.- UN DESASTRE GEOMORFOLÓGICO: BIESCAS.

14.- Dominio Público Hidráulico.

15.- BIESCAS. Informe de interés, con cartográfico, foto del barranco de Arás y extenso Informe Meteorológico.

16.-  Estudio técnico preliminar de la situación de lluvias torrenciales del 31 de marzo de 2002 en Santa Cruz de Tenerife. De alto interés.

17.-  DIRECTRICES DE ORDENACIÓN GENERAL DE CANARIAS. NORMATIVA. DE INTERÉS.

18.- EFECTOS DE LAS LLUVIAS CAÍDAS EN VENEZUELA EN DICIEMBRE DE 1999 INFORME FINAL. De alto interés.

19.- Seguridad Pública y Protección Civil. Inundaciones 31M, Santa Cruz de Tenerife: reflexiones en directo de la gestión de la catástrofe. Jesús Rodríguez. Jefe de Proyectos de Protección Civil de BELT IBÉRICA, S.A. De alto interés.

20.- Reducción de vulnerabilidades a los desastres naturales en el ámbito local.

21.- Seguridad Pública y Protección Civil.  Seguridad Medioambiental y Protección del Entorno Las inundaciones amenazan a diez millones de personas en China.

22.- COMUNIDADES URBANAS, VULNERABILIDAD A DESASTRES Y OPCIONES DE PREVENCIÓN Y MITIGACIÓN: UNA PROPUESTA DE INVESTIGACIÓN-ACCIÓN PARA CENTROAMÉRICA. Allan Lavell

23.- EVALUACIÓN DE LA AMENAZA, LA VULNERABILIDAD Y EL RIESGO. "Elementos para el Ordenamiento y la Planeación del Desarrollo" Omar Darío Cardona A.

24.-  Lluvias e inundaciones. José Antonio Florido. Febrero del 2002. Trabajo de gran interés informativo.

25.- Manual Sobre el Manejo de Peligros Naturales en la Planificación para el Desarrollo Regional Integrado. Trabajo de gran interés informativo.

26.- Saneamiento en desastres. Manual de vigilancia sanitaria / OPS; Fundación W.K. Kellogg. Washington, D.C., 1996. Trabajo de interés informativo.

 


Actualizado 07/03/12

 ©  Contenido: Juan Carratalá Fuentes y Pablo Adelto Hernández Ortega