editorial.dca.ulpgc.es

Departamento de Construcción Arq.  |  Escuela de Arquitectura
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria   |   Redacción

www.ulpgc.es www.cda.ulpgc.es

Colecciones

Mapa IU

  Boletín dCA

Descarga / FTP


IU15168

  I031 Consideraciones previas
I Rama Instalaciones Urbanas
I0 Rama Tecnología Medioambiental
I03 Rama Infraestructuras Técnicas Urbanas
I031 Consideraciones previas
I032 Servicios urbanos pre-industriales
I033 Servicios urbanos post-industriales
I034 Coordinación de servicios
I035 GSP

 

La presente ficha se desarrolla a través de los apartados de MEDIO FÍSICO, INFRAESTRUCTURAS TÉCNICAS, DEFINICIÓN, HISTORIA, DIRECCIONES  BIBLIOGRAFÍA.

 


MEDIO FÍSICO.

El medio físico es el soporte primero de todo asentamiento. Toda nueva construcción, cualquiera que sea ésta y el tipo de suelo en el que se asienta, supone un impacto sobre el medio físico, cuya magnitud y alcance deben determinarse a través del empleo.

de la ciencia urbana, sobre todo, mediante un prudente uso de las estrategias que se definen desde los planteamientos tecnológicos provenientes del campo de las Infraestructuras TécnicasConsultar: Luís Jesús Arizmendi Barnes. Instalaciones Urbanas. Librería Editorial Bellisco. Madrid. 1991.

INFRAESTRUCTURAS TÉCNICAS.

A la hora de promover cualquier tipo de intervención hay que recurrir a la utilización de una serie de técnicas ensayadas para atenuar el posible impacto ambiental que pueda producirse, como pueden ser por ejemplo, el desarrollo de las redes de drenaje y dentro de este contexto, la selección de los puntos de vertido, de los sistemas de depuración, etc.

Como se insiste, mediante un inteligente desarrollo del planeamiento y un imaginativo uso de las Infraestructuras Técnicas, es posible atenuar los impactos medioambientales, asegurando al mismo tiempo el bienestar de los ciudadanos.

La gestión y organización de las redes de suministro presentan una constatable carencia de datos en cuanto a su integración en el conjunto del planeamiento. Consultar: Luís Jesús Arizmendi Barnes. Instalaciones Urbana. Librería Editorial Bellisco. Madrid. 1991

Esta carencia de datos es debida a :

  • El complejo conocimiento que se debe tener de las Infraestructuras Técnicas.

  • El notorio desinterés que algunos planificadores tienen por el planeamiento del subsuelo urbano, donde es preciso alojar las infraestructuras técnicas.

Esta situación, a su vez, propicia la aparición de problemas como; la falta de coherencia entre el urbanismo superficial y subterráneo, la generación de un subsuelo comprimido por el exhaustivo aprovechamiento que de él se hace para sótanos, aparcamientos, etc.Consultar: Luís Jesús Arizmendi Barnes. Instalaciones Urbana. Librería Editorial Bellisco. Madrid. 1991

Sin embargo, hoy en día, se detecta que desde ciertos sectores del urbanismo se defiende la necesidad de introducir los parámetros definidos desde las Infraestructuras Técnicas (Instalaciones Urbanas), en el complejo proceso del planeamiento urbanístico, con el objeto de alcanzar evidentes mejoras en los espacios urbanos y en el medio ambiente en general.

DEFINICIÓN.

Antes de continuar haciendo referencia al término de Infraestructuras Técnicas, conviene establecer una precisa definición del mismo.

Pedro María Rubio Requena, Consultar: Pedro María Rubio Requena. Instalaciones Urbana. Control Ambiental. Madrid. 1979 cuando trata de establecer la idea más común que se tiene de las Instalaciones Urbanas, nos señala que: son todas aquellas instalaciones materiales, que constituyen los elementos funcionales, previos y fundamentales de los servicios y obras técnicas de relación.

Según esta definición, las infraestructuras y sistemas que a continuación se relacionan pueden ser considerados como Instalaciones Urbanas: 

  • Las Redes Hidrosanitarias. 

  • Los Sistemas de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos. 

  • Las Redes de Alumbrado Público y de Electrificación Urbana. 

  • Las Redes de Gas. 

  • Las Redes de Telefonía y de Telemática. 

Por lo que se viene exponiendo, se puede entonces concluir asegurando que "Instalaciones Urbanas" es la disciplina, a través de la cual sería posible, entre otros cometidos, sistematizar los conocimientos que se tienen sobre las infraestructuras técnicas de servicios reseñadas. 

Si intentásemos profundizar aún más, y nos planteásemos cual es la definición científica que debemos dar a la disciplina de "Instalaciones Urbanas", constaríamos que "Instalaciones Urbanas", como toda disciplina, plantea una serie de problemas de concepto, por lo que habría que analizar la cuestión de su identidad desde diferentes ámbitos de definición. 

En un principio, lo más indicado sería determinar en qué situación se encuentra la disciplina respecto al marco normativo definido por la legislación urbanística. 

A continuación habría que intentar establecer cual es, o cuales son los principales problemas epistemológicos que se plantean en la disciplina. En este apartado sería de interés, buscar referencias en las ciencias de las que depende la disciplina, para su adecuado desarrollo, así mismo, sería también de interés, buscar apoyatura en los conocimientos que se tienen sobre infraestructuras hidrosanitarias, ya que estos conocimientos pueden ser considerados como el origen de la disciplina. Del mismo modo habría que recabar información sobre los conocimientos que se están adquiriendo sobre infraestructuras (T.V. por cable, Telefonía celular, Telemática, etc.). Finalmente habría que poner en marcha un plan, que permitiese de un modo sencillo evidenciar la identidad de la disciplina. Al respecto, lo más interesante sería realizar un recorrido por la historia de las infraestructuras técnicas. 

HISTORIA.

Desde la más remota antigüedad las redes infraestructurales hidrosanitarias, han mantenido un carácter geometrizador del paisaje urbano, no del todo bien conocido. En el transcurso de la revolución urbana, a la par que se producía el hecho urbano, como objeto de Arquitectura, surgió la geometría consciente o inconsciente de la parcelación, de las redes viales agrícolas, de las redes de regadío, de las redes de drenaje, etc. constituyéndose en parte activa, también, de esa Arquitectura. 

Establecer la geometría de una ciudad sobre un territorio dado era, es y será, ante todo, un proceso que se inicia, en bastantes supuestos, cuando de acuerdo con una determinada estructuración de la propiedad, se organiza el regadío y los callejones agrícolas en los solares donde se asentará esa ciudad con posterioridad.

Evidentemente, en algunos casos, estas primeras alienaciones no son más que geometrizaciones efímeras; en otros, todo un programa de actuaciones asegurará la definitiva consolidación de esa geometrización a través del hecho urbano. 

Dentro de esta primera geometrización del territorio, existieron y existen una serie de elementos esenciales (redes infraestructurales técnicas) que, en unos casos, son generados por el trazado y en otros son capaces de generarse a sí mismos; pero que en ambos supuestos, son productos de las especificidades ambientales y del paisaje. 

El conocimiento que se tiene sobre las Infraestructuras Técnicas Urbanas, como todo conocimiento empírico, se ha ido adquiriendo a lo largo de la historia mediante la construcción de elementos con los que el hombre ha venido poco a poco controlando el medio físico. 

No existe pues, una extensa tratadística, donde un numerosísimo ejército de consagrados hubiese venido escribiendo sobre todo aquello que fuese digno de ser conocido en el campo de las instalaciones urbanas. 

Existen, eso sí, desde el comienzo mismo de la revolución urbana, abundantes noticias y vestigios, que permiten determinar con cierta exactitud que a partir del sexto milenio antes de Jesucristo, las primeras civilizaciones agrícolas captaban las aguas y la distribuían mediante redes de canales. Así mismo, estas civilizaciones también drenaban zonas lacustres, para hacerlas aptas al cultivo o para convertirlas en idóneas para la construcción de asentamientos urbanos.  

Todos estos trabajos perseguían, en definitiva, posibilitar e independizar a los asentamientos urbanos de su aprovisionamiento de agua a fin de emplazarlos donde pudieran desarrollarse tanto económica como organizativamente. 

Como se insiste, lo más indicado, a fin de poder establecer la identidad de la disciplina, es realizar una reseña histórica de los avances tecnológicos alcanzados en los principales servicios urbanos.

La reseña propuesta, se divide en dos grandes apartados dedicados a estudiar, la situación de los servicios antes de la Revolución Industrial, y la situación de las redes con posterioridad a dicho hito histórico. En el primero de los apartados se analiza la historia de las redes de abastecimiento y saneamiento. En el segundo, se estudian también los servicios que se desarrollaron posteriormente, como son las redes de electrificación, alumbrado, etc. 

DIRECCIONES.

BIBLIOGRAFÍA.

  • Luís Jesús Arizmendi Barnes. Instalaciones Urbanas. Librería Editorial Bellisco. Madrid. 1991.

  • Pedro María Rubio Requena. Instalaciones Urbana. Control Ambiental. Madrid. 1979.


Actualizado 25/02/06

©  Contenido: Pablo Adelto Hernández Ortega