INICIO de editorial.dca.ulpgc.es

Departamento de Construcción Arquitectónica  |  Escuela de Arquitectura
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria   |   Redacción

 Web Institucional www.ulpgc.es  ETS Arquitectura www.cda.ulpgc.es

Colecciones

Mapa web

  Boletín dCA

Descarga / FTP


Inicio Colecciones  C1137 El edificio público en la Grecia clásica.
C Rama Construcción
C1 Rama Historia de la construcción
C11 Rama Arquitectura Pre-romana
C113 Rama Arquitectura Griega
C1131 Rama Construcción Prehelénica
C1132 Rama Las Ciudades
C1133 Rama El Templo y su construcción
C1134 Rama El Templo y su evolución
C1135 Rama Evolución de los órdenes
C1136 Rama Acabados y decoración
C1137 Rama El edificio público
C1138 Rama El entorno social

 

La presente ficha se desglosa en el apartado de: EL EDIFICIO PUBLICO EN LA GRECIA CLÁSICA.

EL EDIFICIO PUBLICO EN LA GRECIA CLÁSICA.

El desarrollo de la arquitectura civil no fue, en absoluto, paralelo a la evolución y construcción del templo. La sociedad griega, que había evolucionado bajo otros parámetros, con la llegada de la etapa helénica generó la necesidad de una estructura jerarquizada mediante la cual encontró nuevas formas de vida. Aparte de las razones de confederalismo que pudieron originar la alta participación de la sociedad y la necesidad de un elemento común donde llevar a cabo sus debates y relaciones, el ágora, como espacio de función multiuso asumió la gran concentración de la actividad civil y comercial. Terminó siendo la plaza del mercado y finalmente el punto de encuentro y lugar para la discusión política.

 


Epidauro. Planta del Teatro.La vivienda llega hasta el siglo IV a.C., ofreciendo unas condiciones de vida durísimas y un tamaño mínimo, manteniéndose sin cambio desde la etapa arcaica, y es en esta fecha, coincidiendo con el nacimiento de notables edificios públicos, cuando surgen las primeras villas espaciosas, de la clase políticamente dominante, que hemos estudiado en el punto dedicado a la evolución de la vivienda.

La vida pública polarizó su actividad hacia la cultura y el deporte. En la primera quedaban comprendidas la ciencia y la filosofía, dentro de las cuales la política no era sino una consecuencia inmediata. Las construcciones podían entenderse de dos formas: como ámbitos o espacios a cielo abierto o como edificios arquitectónicos. De esta forma, el teatro, el estadio e incluso el gimnasio o palestra podrían componer el primer grupo, en tanto que la Casa de Cultura o biblioteca, el Hall de Oradores o senado y el hospital, pertenecerían al segundo. La palestra se componía de unas habitaciones en torno a un gran patio porticado en el que los atletas profesionales practicaban la lucha libre y el boxeo. Vitruvio definía como palestra a estos edificios cuando disponían de biblioteca y de una sala de reuniones para el encuentro de los filósofos y para discusiones de los científicos. No ha deEpidauro. Detalle de la grada. sorprendernos las coincidencias de estas actividades, pues eran tan de todo punto compatibles, que pertenecían al mismo Departamento del Senado (Ministerio de deporte y educación).

Con todo, los edificios públicos tomaron al templo, como modelo para su construcción. La columnata arquitrabada o pórtico antepuesto al edificio se convirtió en una constante propia, no sólo del edificio público sino de todo aquel que pretendiese hacerse notorio. Así, el ágora se conformaba como plaza, generalmente rectangular, y definida por la estoa o larga galería de dos plantas que, con frecuencia, superaba los 120 metros. Esta, de marcado carácter lineal, constituía la zona porticada de los edificios, no sólo del ágora sino de las calles principales de todas las ciudades.

El teatro se emplazaba próximo a los templos, pero atendiendo a la topografía, pues vuelto a la montaña se aprovechaba la pendiente de la ladera para, con un ligero desmonte, generar la grada y obtener el mejor control acústico. La grada dispuesta en semicírculo solía alojar a unos 20.000 espectadores sentados, que entrando por dos puertas situadas a ambos costados del escenario, accedían a sus asientos por calles o escaleras radiales. El conjunto disponía de un bajo podio circular donde se situaba la orquesta La orchestra u orquesta es el espacio que diferencia, fundamentalmente, al teatro griego del romano. En el primero era circular, en tanto que en el romano la orchesta era semicircular y quedaba desposeída del espacio de los actores para servir de localidades de los altos mandatarios y senadores. Muchos teatros de origen griego fueron posteriormente reformados por los romanos y hoy presentan a dicho espacio a la manera romana. . El escenario, en el que se colocaba el orador o los actores, se engalanaba dotandose de un conjunto escenográfico, que en ocasiones, tomaba carácter arquitectónico y de clara referencia al templo. Son conjuntos notables de estas construcciones, Pérgamo, Argos, Atenas y Epidauro entre otros, pues toda ciudad importante tenía su teatro y sorprende la magnífica acústica que todos ellos disponían.

El teatro evolucionó hacia el odeón, que conservó su grada semicircular pero que disminuyó sus dimensiones para dotarse de cubierta y servir para la música yHall Asambleario (Bouleuterion) Mileto. tribuna de oradores.

La etapa imperialista de Grecia se da con Alejandro Magno, rey de Macedonia (334-323 a.C.) que lleva sus fronteras hasta las puertas de la India, Babilonia, Persépolis, Egipto y Norte de Africa. Pero hacia el año 146 a.C. Grecia es absorbida como provincia romana. Roma que se había enamorado de la construcción griega en el sur de Italia, Pompeya, Paestum, Tarento y Crotona, y más aún, de las construcciones sicilianas de Selinonte, Agrigento, Segesta y Siracusa, llega al país ocupado a fortalecer la elegancia de las construcciones y a contribuir al desarrollo de la técnica constructiva, con la aportación del arco y el ladrillo, que habían aprendido de sus predecesores etruscos.

Priene (Prienne). Carpintería de armar.Los mandatarios romanos crearon en Atenas su propia ágora y arruinaron riquezas personales en donaciones para construir el edificio más refinado del momento Fueron muchos los emperadores romanos que empeñados en dejar una gran obra en Atenas, Éfeso y otras ciudades de las provincias romanas de Oriente, arruinaron sus presupuestos y fortunas personales.. Así, se construye la Torre de los Vientos, como torre octagonal de reloj y sistema hidráulico de última tecnología, localizado cerca del Mercado del Aceite en el Agora Romana. Entre los muchos edificios de esta etapa, destacamos la Biblioteca de Adriano en Atenas (año 132 d.C.), la Fontana de Regilla en Olimpia (año 153 d.C.) y el Odeón de Herodes Atticus, levantado al pie de la acrópolis ateniense (año 170 d.C.). Estas dos últimas construcciones donadas por el citado emperador romano.

 


Actualizado 29/06/07

   © Contenido: Francisco Ortega Andrade|